SalvadorLeal.com

La vida irreal de Salvador Leal

Archive for the ‘vida diaria’ Category

Soy Papá Novato

with one comment

Es una frase sencilla pero muy exacta…
Primero pido perdón por ni siquiera haberme dado una vuelta por aquí en casi un año pero de verdad que mi vida ya no da para más. Escribir en este espacio se ha convertido en un lujo que ya no me puedo dar.

Así que vengo rápidamente a ver este blog polvoso y olvidado, escribirles rápidamente que fui papá, que nunca pensé que mi cuota de felicidad pudiera aumentar tan exponencialmente y que me invitaron a contar mis anécdotas en un nuevo blog: Soy Papá Novato.

Seguiremos reportando…

Written by Salvador Leal

abril 19th, 2012 at 10:44 am

Posted in vida diaria

Redes Sociales vs. Funcionarios Públicos

with 3 comments

Desde hace algún tiempo he traído en la cabeza el tema de la vida on-line versus la vida off-line (ver aquí, aquí y aquí). Es un tema que me ha tenido obsesionado no sólo por sus repercusiones en el futuro (ay sí, bájale dos rayitas a tu intensidad) sino porque me está afectando directamente. La delgada línea entre lo que hago on-line (estatus de Facebook, actualizaciones de Twitter, escribir en este blog) y lo que hago off-line, cada vez se difumina más mientras más personas comienzan a tener también una variante on-line de su vida.

Cuando “¿tienes twitter?” se convierte en la nueva frase para romper el hielo en una reunión laboral significa que tus tuits, sean sobre el tema que sean, podrán ser leídos por esa persona que te acaba de agregar a su lista a seguir. Y significa que tus vidas on-line y off-line están a punto de colisionar.

Una de las variantes en las que me afecta está, justamente, en el título de este post. Y eso es porque…

(Salvador se levanta de una de las sillas que están acomodadas de forma circular y dice con voz clara y firme) “Soy Salvador Leal, y soy funcionario público del Gobierno Federal mexicano”.
(se sienta)
(el resto de las personas sentadas dicen) “¡HOOOOLA, SALVADOR!”

La revelación, que se encuentra plasmada en el Aviso Legal de este blog (ver la columna de la derecha) busca armonizar tres figuras que “ostento” desde hace algunos años: ser humano, usuario de internet y funcionario público. ¿Cómo sostener en un ambiente off-line todo lo que digo o pongo en un blog que tiene mi nombre real? ¿Y cómo lograrlo sin que eso entre en conflicto con mi trabajo en el gobierno? Y si eso me genera conflictos a mí, ¿quién dice que no hay otras personas por ahí que, a parte de ser tuiteros o facebookeros o bloggeros consumados, también son funcionarios públicos con las responsabilidades que eso conlleva?

Decidí entonces presentar, como parte de mi maestría, un ensayo acerca de esta condición y de cómo podría ser abordada por parte del Gobierno Mexicano. Hoy lo publico aquí con una sincera petición: échenle un ojo y mándenme su opinión a exlocutor [arroba] gmail [punto] com. Lo que ustedes digan ya sea como usuarios de internet o hasta como funcionarios públicos me será de gran utilidad pues es un ensayo que quisiera crecer para presentarlo como mi tesis de titulación de la maestría. ¿Va? ¿Les late? Si todo sale bien, prometo invitarlos al examen profesional. Neto.

El ensayo se llama “Participación de servidores públicos en redes sociales” y lo encuentran en la sección de “Publicaciones” de este blog (ver, de nuevo, columna de la derecha) o dando clic aquí.

Written by Salvador Leal

diciembre 23rd, 2010 at 6:10 pm

Poema

with one comment

Se me hizo la cosa más maravillosa (y política-mercadológicamente bien pensado) que el evento de Toma de Protesta de Barack Obama tuviera una parte musical y la lectura de un poema. Aplausos al mastermind detrás de la Ceremonia. Y aplausos, también, al poema que transcribo aquí, nomás porque me gustó mucho mucho. Y este es un lugar justamente en donde me gusta guartar ese tipo de cosas.

“Praise Song for the Day”
Elizabeth Alexander

Each day we go about our business,
walking past each other, catching each other’s
eyes or not, about to speak or speaking.

All about us is noise. All about us is
noise and bramble, thorn and din, each
one of our ancestors on our tongues.

Someone is stitching up a hem, darning
a hole in a uniform, patching a tire,
repairing the things in need of repair.

Someone is trying to make music somewhere,
with a pair of wooden spoons on an oil drum,
with cello, boom box, harmonica, voice.

A woman and her son wait for the bus.
A farmer considers the changing sky.
A teacher says, Take out your pencils. Begin.

We encounter each other in words, words
spiny or smooth, whispered or declaimed,
words to consider, reconsider.

We cross dirt roads and highways that mark
the will of some one and then others, who said
I need to see what’s on the other side.

I know there’s something better down the road.
We need to find a place where we are safe.
We walk into that which we cannot yet see.

Say it plain: that many have died for this day.
Sing the names of the dead who brought us here,
who laid the train tracks, raised the bridges,

picked the cotton and the lettuce, built
brick by brick the glittering edifices
they would then keep clean and work inside of.

Praise song for struggle, praise song for the day.
Praise song for every hand-lettered sign,
the figuring-it-out at kitchen tables.

Some live by love thy neighbor as thyself,
others by first do no harm or take no more
than you need. What if the mightiest word is love?

Love beyond marital, filial, national,
love that casts a widening pool of light,
love with no need to pre-empt grievance.

In today’s sharp sparkle, this winter air,
any thing can be made, any sentence begun.
On the brink, on the brim, on the cusp,

praise song for walking forward in that light.

Written by Salvador Leal

enero 26th, 2009 at 3:09 pm

Mucho

with 5 comments

Como debe ser.
Mucho estrés. Mucha tensión. Mucha incertidumbre. Y al final, pues final feliz.
Yastá, ya pasé mi examen profesional.

Les debo los detalles para la próxima.
Mientras, vayan pensando cómo me van a festejar los cinco años de este blog que se cumplen el próximo 28 de diciembre.

(WTF!! 5 fucking años!!)

Written by Salvador Leal

diciembre 19th, 2008 at 6:53 pm

Posted in blog,vida diaria

¿Qué pasa…

with 3 comments

… cuándo la última semana laboral del año tienes el inicio de una maestría, tu examen profesional de la licenciatura y la presentación del guión de tu primer sitcom?

Bueno, pues tienes un Final de Temporada en el sitcom de tu vida.

Nos vemos del otro lado…

Written by Salvador Leal

diciembre 16th, 2008 at 12:07 pm

Posted in vida diaria

Recomendación

with 10 comments

Querido Dios:

Te lo he dicho varias veces, unas más fuerte, otras más quedito… pero te faltaron ganitas. Lo que este mundo realmente necesita no es más amor, una montaña más o bebés felices y rozagantes. No. Lo que a esta vida le hace falta es tener un buen soundtrack, efectos de sonido y poco más.

¿Qué no te has dado cuenta que todos quisiéramos vivir en una serie de televisión? ¿No crees que sería mucho mejor que todos nuestros problemas surgieran, se desarrollaran y terminaran en menos de una hora? ¿No consideras que los seres humanos seríamos más felices si nuestros amigos nos acompañaran a lo largo de varias temporadas en lugar de que te los fueras llevando uno a uno como si furan malos actores de vodevil? Creo, mi estimado, que como productor nomás no la haces.

¿A poco no crees que los tragos amargos que nos haces pasar no serían más agradables con unos pequeñitos efectos de sonido? Imagínate, después de meses de desempleo, finalmente le consigues al protagonista de su vida, una entrevista de trabajo. El tipo se pone su mejor traje, se peina y sube a su coche. A la mitad de Insurgentes, al coche se le poncha una llanta, el tipo se baja y comienza a llover. Abre la cajuela y no encuentra ningún tipo de herramienta que lo pueda ayudar. Llueve más fuerte y el tipo se empapa. Finalmente, un alma caritativa se detiene. Es una Windstar. El tipo está salvado! Se abre la ventana, una guapa joven lo ve desde adentro y le pregunta: “Disculpa, sabes cómo llego a Plaza Loreto?
De la nada, se escucha:

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

O, mejor aún, un:

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

¿No crees, querido Dios, que por lo menos nos daría la esperanza de que las cosas no están tan mal? Sería una manera perfecta de decirnos que realmente somos dueños de nuestra propia vida… de que las cosas malas nos suceden sólo a nosotros pero que por lo menos el efecto de sonido correcto nos acompaña en nuestras desgracias. Y en nuestras alegrías también. ¿O no crees que la humanidad sería más feliz si uno llegara al set principal de su vida (el cubículo de su oficina, el salón de clases, la sala de su casa) y que, como buen protagonista de serie de televisión, se nos diera un buen recibimiento?

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

A mí en lo personal me gusta pensar en mi vida como en una enorme serie de televisión. Sí, seguramente ya has leído de ella. A falta de mejor nombre, la he titulado “La Vida Irreal de Salvador Leal”. Porque, seamos honestos, me das bastante material que me hace pensar que te quedaste con ganas de ser guionista de televisión. Y con todas las cosas que me pasan pues la verdad es que el asunto del acompañamiento musical sale solito.

Por ejemplo, el inicio de la serie ya tiene su ‘canción oficial’.
Todo comienza con un reloj despertador que cambia de las 05:44 a las 05:45…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


(collage de imágenes de un tipo saltando de la cama, entrando a la regadera, amarrándose las agujetas, ajustándose la corbata, tomando una taza de café y saliendo a la calle; y ahí entra la presentación de los actores de la serie: el protagonista, sus amigos, el antagonista, el Jefe™, sus cuates de Básico, su psicoanalista, los amiguis del blog, y finalmente, el señor que le bolea los zapatos que al final de cada capítulo termina dándole un buen consejo al estilo de Wilson en Home Improvement)

Para música incidental, esa que sucede cuando voy caminando por los pasillos de la oficina y me pasa algo. O cuando voy en el coche pensando en Anna Nicole Smith y su relación con el futuro de la humanidad, algo pegador y bonito como…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

¿A poco no crees que mejoraría la vida de las personas con un poco de producción integrada? Creo firmemente que habría menos gente frustrada y más personas que realmente se sentirían los protagonistas de su vida y no actores secundarios que ni siquiera salen en los créditos de la vida de otras personas. ¡Así con música, hasta un cajero del súper tiene una vida interesante!

¿Cuántas veces no me ha sucedido que tengo que quedarme a chambear hasta tarde? Mis amigos me llaman desde la fiesta, la cámara toma un departamento de la Condesa con música a todo volumen, alcohol y gente que se está divirtiendo. Dos de mis mejores amigos se terminan de reir de un chiste y uno de ellos dice: “wey… a qué hora va a llegar este tipo??”

Una voz en off dice: “y mientras tanto… en la Oficina de Salvador…”

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

No importa que en ese momento te estén esclavizando en la chamba, el sonidito te hace la noche.

Written by Salvador Leal

mayo 18th, 2007 at 1:09 am

Quickie

with 12 comments

1. Se me hace chafísima escribir en un blog lo muy ocupado que has estado y cómo no has tenido tiempo para escribir… pero prometo que en esta ocasión es cierto. Estoy escribiendo ahorita porque le estoy robando tiempo a los 10 minutos que tuve para comer el día de hoy. No me la creo… estoy trabajando como nunca. Espero que crecer no implique aumentar la cantidad de horas trabajadas. Si eso fuera así, para cuando cumpla cuarenta años voy a quedar debiéndole tiempo a la vida.

2. Pedí de comer en Sushi Itto. Pedí ahí porque no me quedó de otra y porque soy tan nuevo en mi chamba y me tiene tan absorbido el mundo laboral que no he tenido tiempo de saber qué diablos hay de comer por aquí cerca. El folleto de Sushi Itto lo encontré abandonado en un cajón de mi escritorio (de alguien que lo dejó como símbolo de buena fe) y ya van varias veces que lo utilizo cuando el tiempo no me da para comer.

3. Me sorprende lo caro y lo miserables que son en Sushi Itto. De impactarse. Un Pollo Itto y un Baby Squid, ka-ching, $106.00 MX. Y ni siquiera me lleno del todo. ¡Ah! y no son $106.00, son $106.05. Resulta que en realidad la orden es de $101.00 pero le agregan el 5% por el envío ($5.05). ¿Cómo me sentiría si la señorita del Sushi Itto me dijera que son “ciento seis pesos con cinco centavos”?

4. Ahondando más en el tema, creo que tengo un issue con las propinas. Hace un par de días escuché en una de esas pláticas que se dan antes de una junta, a alguien disertando acerca de cuánto dar de propinas. Fue una lástima que parte de mi chamba consistiera en no socializar. Me cae que él y yo podríamos ser los mejores amigos.
Cuando voy a un restaurante y el servicio fue magnífico (remárquese la palabra “magnífico”), doy el 15%. Si el servicio fue entre bueno y normal, el 10%. Si el servicio fue francamente malo (me ha sucedido), me paro sin dar propina. En muchas cosas me considero alguien ‘espléndido’… pero en lo que se refiere a la propina soy un Perro del Mal®. Mis amigos me tachan de miserable, amargado y tacaño. Según yo, le hago saber a otra persona mi opinión acerca de su labor de la única manera que realmente cuenta: quitándole o agregándole pesos a su ingreso.

5. En las gasolineras, me molesta que todos consideren como aceptable una propina fija de entre 5 y 10 pesos por carga. ¿Se han fijado? Uno llega, le ponen la gasolina, pagas y le das cinco pesos al monín que hizo el enoooorme esfuerzo de sacar la bomba, abrir el tanque y apretarle a la palanquita para que salga la gasolina. Ka-ching, cinco pesos.
Cuando el fulanito me agarra de buenas, le doy dos pesos. Si me limpió el parabrisas y checó el aire de las llantas, cinco. No doy diez pesos de propina en la gasolinera ni en drogas.

6. Una vez mi papá me dijo que esa propina que yo daba era el único medio de supervivencia de los cuates que trabajan en la gasolinera y que por lo tanto no debía ser tan marro con ellos. Aún sigo esperando la explicación de por qué yo tengo que resolver el problema laboral de las gasolineras pagando un precio muy inflado por una labor que podría hacer, ya no digan un robot, sino probablemente hasta un mono amaestrado. Es más, ver a un mono cargando gasolina, a parte de todo, sería divertido. Por eso sí pagaría cinco pesos. Hasta diez.

7. Creo que ya sé la razón del sobreprecio de Sushi Itto. Para la orden de una sola persona, me mandaron cuatro salsas distintas. ¡CUATRO! La normal de soya, una de soya con chiles toreados, una que es como miel negra y otra que es más cremosa, tiene mayonesa hasta arriba y que es la única que realmente utilizo. ¿Cuánto ahorraría Sushi Itto si le preguntara a la gente qué salsa quiere en lugar de gastar a lo wey en salsas? ¿Cuánto de ese ahorro se podría pasar al consumidor?

8. Ya me voy. Me da gusto no haber posteado acerca de mis posts pendientes, de mis recomendaciones musicales o de cómo no he podido subir archivos a mi servidor y eso ha provocado que tenga varios post en cola de publicación. Maldito Sushi Itto. Todavía tengo hambre.

Written by Salvador Leal

abril 24th, 2007 at 4:17 pm

Nota de la Semana

with 4 comments

O del mes. O, por lo menos, de lo que va del año. Sacada de aquí. Las cursivas son mías.

Eligen palabra chocolate como la más querida del español
Celebran en “congresito” de niños, realizado en el marco del XIII Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española, la proclamación del manifiesto

EFE
Medellín
Jueves 22 de marzo de 2007

La palabra “chocolate” -de origen mexicano; xocoatl, de xoco, amargo, y atl, agua- fue escogida como la más querida del idioma español por un “congresito” de niños escolares que deliberó en Medellín, en coincidencia con el XIII Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española.

El resultado de la tarea de estos pequeños académicos aparece en un manifiesto que fue divulgado hoy en acto público en el Palacio de exposiciones de esta ciudad del noroeste colombiano.

Unos mil 500 menores concurrieron a la proclamación del documento, en medio de un espectáculo artístico de música, teatro y danza, a cargo de nueve músicos y ochenta vocalistas del coro de la Corporación Cantoalegre, en ambos casos conformados por pequeños.

Después de chocolate, los niños y niñas acordaron que, en su orden, las otras nueve palabras que más quieren de la lengua española son música, crispeta -lo que nosotros conocemos como “palomitas de maíz”-, carcajada, soñar, fútbol, mágico, amigo, montaña y mamá.

La selección fue realizada por 52 escolares de 9 a 13 años de edad, todos ellos de las zonas urbana o rural de esta ciudad del noroeste colombiano, tras cinco días de sesiones en La Montaña Mágica, reserva forestal en una aldea campesina al este de Medellín.

Los menores alcanzaron el consenso “después de comer y beber palabras, de pensar y discutir”, según el llamado Manifiesto Los Niños y las Niñas Tienen la Palabra.

En el documento, los pequeños académicos también llegaron al acuerdo de que las diez palabras que deben ser “desempolvadas” , por haber entrado en desuso, son, en orden de importancia, ágape, cántaro, chéchere, embeleco, embrollo, menjurge, modorra, pipiolo, pañolón y güete.

Asimismo, el manifiesto recoge las diez mejores palabras inventadas por los miembros del “congresito” para incorporarlas al lenguaje.

La primera de ellas es “flapigozo” , que estos menores definieron como “expresión de felicidad, explosión de gozo” , seguida de “murmulencio” , que para ellos es “murmullo que se oye en el silencio”.

Luego están “tristesinra”, que es la “tristeza que se siente como un huequito en la barriga y que no tiene razón definida” ; “pionilla”, que significa “peinilla que se usa para sacar piojos” , y “lunor”, cuya única acepción es la de “luz de la luna”.-Borges ya había sacado algo parecido, creo que en Tlön, Uqbar, Orbis Tertius donde hablaba del verbo “lunecer”-

La selección la completan “hormonado”, que es el “muchacho que come mucho” -chafísima… “hormonado” debería ser aquél que está chipil sin razón alguna-; “fruspiro”, que significa “suspiro ahogado y repetido que se produce al bañarse con agua helada” -¡genial acepción!-; “pinochada”, que es la “mentira que va creciendo cada vez más” -magnífica también-; “japisteza”, cuyo significado es el de “cuando se siente tristeza y alegría a la vez” -y demostrando que los niños pueden conjuntar perfectamente dos idiomas sin problemas-, y “lumpereza”, que es la “pereza que da los lunes de ir al colegio o a trabajar”.

El manifiesto fue entregado al ex gobernante colombiano Belisario Betancur (1982-1986) , presidente del Comité de Honor de los congresos de la Asociación de Academias e Internacional de la Lengua Española.

El primero reúne en Medellín desde el miércoles y hasta el sábado próximo a 160 miembros de las 22 academias de la lengua española que existen en igual número de países, convocados para aprobar una nueva gramática.

El otro, al que asistirán unos mil 200 expertos, será acogido entre los próximos días 26 y 29 por Cartagena.

La portavoz del “congresito” de los escolares, Diana Marcela Mosquera, dijo a Efe que la iniciativa se correspondió con la necesidad de darles voz a los niños y niñas, desatar su imaginación y sensibilizar a la población sobre la importancia de la lectura.

¿Y nosotros? ¿Cuándo?
¿Cuáles serían nuestras mejores palabras? ¿Cuáles las que deberíamos desempolvar? ¿Cuáles las nuevas palabras que definieran esas cosas que sólo nosotros sentimos?

Maldita sea… necesito organizar ese congreso!!

Written by Salvador Leal

marzo 22nd, 2007 at 8:27 pm

Usted está aquí

with 11 comments

No sé si resulte demasiado ñoño mi comentario, pero yo adoro los mapas. Lugar al que voy, lugar en donde lo primero que hago es conseguir un mapa para saber cómo moverme, qué hay cerca, qué ruta es más corta o cuál es la manera más rápida de salir en caso de tsunami. Londres es una de las ciudades que más amamos quienes gustamos de los mapas; es una ciudad con calles, callejones y avenidas interesantemente trazadas (no como las gringas que son a-bu-rri-dí-si-mas) pero que consiguen tener cierto orden y armonía en lo general. En contraste, las ciudades mexicanas son, generalmente, la pesadilla de cualquier urbanista. Algunos lugares son perfectos para perderse (Guanajuato y Zacatecas, por ejemplo) pero hay otras en donde es un verdadero milagro encontrar la salida, la entrada y los pasos intermedios entre esas dos. Yo, por ejemplo, a pesar de mi amplia experiencia como chilango, no consigo entenderle a la colonia Roma o a los ‘circuitos’ de Ciudad Satélite.

Como podrán imaginarse, los Google Maps y el Google Earth son los juguetitos más disfrutables de este ñoño insufrible. Pero bueh, el asunto es que con eso de que me gustan los mapas, pues la verdad es que soy un asiduo usuario de la conocidísima Guía Roji.

Uno sabe que un extranjero comienza a mexicanizarse en el momento en el que sabe conjugar el verbo ‘chingar’ correctamente, cuando sabe distinguir entre ‘ahora’, ‘ahorita’ y ‘al rato’, y cuando sabe usar y querer como a su mejor amiga a la Guía Roji. Pues bien, este dato no lo he encontrado en ninguno de los denominados blogs de [comillas]tecnología[comillas], la cosa es que la versión en línea de la Guía Roji acaba de sacar su nueva versión que verdaderamente está para ponerse de pie y aplaudir.

Aquellos que consultamos la Guía Roji en línea, sabíamos que a lo más que aspirábamos era a los conocidos mapas y cuadrantes de toda la vida, acompañados de un pequeño buscador de calles y colonias. Al final, nos terminábamos enfrentando al clásico error de las publicaciones ‘tradicionales’: creer que la versión en línea de su producto es lo mismo pero con hipertexto incluido.

A lo que la Guía Roji nos tenía acostumbrados era a esto:

O sea, una versión digitalizada del mapa que toooodos conocemos. De hecho, creo que en algún momento nos salió con algo así que, por supuesto, a nadie le gustó:

Pero el asunto es que desde hace un par de semanas, tienen un impactante sistema de calles y avenidas que te dice hasta dónde hay gasolineras, agencias automotrices y si la calle va para un lado o para el otro. Con la nueva página puedes hacer zoom, irte al cuadro anterior, medir distancias entre dos puntos y, por supuesto, buscar calles y colonias… y no sólo de la Ciudad de México sino también de Guadalajara y Monterrey (hasta donde he investigado). De hecho, el sistema es tan novedoso que ya incluye varias de las carreteras más importantes del país (!) y no dudo que en algún momento llegue a tener un buen mapeo de todo México. Yo, la verdad, estoy encantado. Así se ve más o menos la nueva página de la Guía Roji:

Corran hacia allá. Dénle una visitada. El link está aquí.

P.D. Mientras realizaba este post, me di cuenta que el servicio de la página oficial de Guía Roji es bastante más chafa que el de su versión hosteada en el periódico Reforma. No lo duden, usen este último.

Written by Salvador Leal

marzo 15th, 2007 at 1:06 am

Recuento

with 3 comments

Llevo una semana sin postear. Y vieran que ni lo he extrañado…
¿No les ha pasado que de repente están trabajando en algo que les apasiona tanto que ni siquiera se acuerdan que tienen que comer o que dormir? A mí me ha pasado en varias ocasiones y creo que es de las sensaciones más satisfactorias. Hacer cosas que te gustan, que tienen sentido y que tienen repercusiones más allá de lo que se podría pensar.

Duermo poco, trabajo mucho y me divierto. Sobra decir, por supuesto, que me acabo de cambiar de chamba.
Eso significa que han sido días de ajustes, cambios y personas nuevas. Tengo nuevos compañeritos de trabajo y una compu a la que lo primero que le hice fue tratar de descargarle Firefox y el Messenger. Y digo tratar porque el super firewall de mi nueva oficina nomás no me lo permitió y estuve tres días incomunicado del resto del planeta messengero.
Ante los infructuosos intentos de instalación tuve que hacer uso de mis superpoderes para convencer al mero-mero de Sistemas diciéndole que dichos programas eran un booster de productividad. No sé si compró del todo mi argumento pero me enorgullece decirles que ya estoy de regreso en la blogosfera y el mundo virtual.

En mis días de silencio descubrí que muchas de mis amistades se han afianzado y reafirmado gracias al Messenger. Gente que hace varios meses (y hasta años) que no veo pero con la que sigo teniendo contacto gracias a tan útil aplicación. Ahora resulta que Bill Gates une amistades y corazones.

Pero en fin, el caso es que no estoy muerto ni he olvidado el blog -yet-. Nomás me estoy acostumbrando mi nuevo tren de vida. Les prometo que me haré algún tiempito para escribirles los desvaríos a los que están acostumbrados. Mientras, les dejo la rolita que pongo todas las mañanas cuando voy a mi nueva chamba. Ellos son The Getaway People y la canción es, por supuesto, Change.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

¿Mi parte favorita? Esa que al 1’22” dice:

Overtaking in the fast-lane odissey, always craving for more, more more
But through the shallow waters of your superficial mind
life becomes a joy ride!
Though you think the world’s smiling at you everyday, day, daaaaayyyyy

(aquí viene partecita en la que todos bailamos)

Got to change your life, got to change your ride, got to change your car
Got to change your ways, got to change the days, change who you are

Written by Salvador Leal

febrero 12th, 2007 at 1:14 am

Posted in vida diaria