SalvadorLeal.com

La vida irreal de Salvador Leal

Archive for abril, 2006

Birrias & Blogs

without comments

Son todos ustedes invitados y convocados al próximo magno evento de la blogosfera (pft!) al que se le ha denominado con el sabroso nombre de Birrias & Blogs.

Y ustedes se preguntarán, ¿por qué vamos a organizar una ida a comer birria?
La respuesta es muy sencilla. Don Semidios visitará en fechas próximas la Ciudad de México y si ustedes han seguido a tan reconocido bloguero, sabrán que la birria es considerada como la columna vertebral de su dieta diaria.

Es por eso que, celebrando su estancia en tierras aztecas, se les invita a los numerosos (y numerosas, pa’ que le hacemos al cuento) fans de don Semidios al Birrias & Blogs. Dicha tertulia será el próximo jueves 4 de mayo a partir de las 6 de la tarde en ‘La Polar’, restaurante reconocido mundialmente por su sabrosa birria.

Sí, es entre semana, pero tomemos en cuenta que el 5 es cuasi-feriado, por lo que la tarde del 4 estará relajada. No escogimos la hora de la comida pues sabemos que muchos trabajan y les sería muy complicado llegar para tener que regresar a sus compromisos laborales muy poco tiempo después. Así que nos vemos a las 6pm en lo que puede ser considerado un late lunch o early supper, como lo quieran ver.

Porfas confirmen su asistencia en los comments! Si piensan llegar, pero llegan más tarde, manden un mail a exlocutor@gmail.com para que me pasen su celular.

Update: A petición popular, los mapas para llegar al lugar, ya sea vía transporte público o en auto propio, están aquí y aquí.

Written by Salvador Leal

abril 26th, 2006 at 2:10 pm

Posted in blogosfera

De pasada

without comments

Escuchado en una mesa de conocido restaurante de la zona de Polanco:

Ay no, eso de cortarse las venas con galletas de animalitos está super out!
Lo de hoy es cortarse las venas con barritas de granola!

Adoro los cambios de referencias culturales en las conversaciones juveniles…

Written by Salvador Leal

abril 24th, 2006 at 9:46 am

Censura

without comments

Me había prometido a mí mismo no hablar de las elecciones, sobretodo porque la persona por la que yo hubiera votado para Presidente, no tuvo el visto bueno de su partido.

Sin embargo, la postura del IFE de censurar comerciales políticos va mucho más allá de una simple contienda electoral. Soy fiel creyente de la libertad; creo que mientras más grandes son los gobiernos, más pequeños son los campos de acción de los ciudadanos. Creo que el gobierno debe limitarse a su vocación de velar por la seguridad de sus gobernados, hacer cumplir el Estado de Derecho y, después, hacerse a un lado en todo el resto de los santitos que se ha (y le hemos) colgado a lo largo de los años.

Es por eso que la actitud del árbitro electoral de mi país me ha molestado mucho. Si alguien calumnia a la otra persona, existen caminos legales (que debieran funcionar, claro) para resolver el problema. Si alguien no está de acuerdo con los mensajes emitidos por los actores políticos, ejerza su libertad y no los escuche. El gobierno y sus ramas (porque el IFE, aunque es un organismo público y autónomo, depende en su integración del Poder Legislativo y los partidos políticos nacionales) deberían dejar la censura a un lado y respetar el derecho de los ciudadanos a escuchar lo que quieran, ver lo que quieran y decir lo que quieran. Insisto, si eso que los ciudadanos ven, escuchan o dicen va en contra de los derechos de un tercero, los medios legales establecidos debieran ser los caminos para la resolución del conflicto.

Y justo porque creo en la libertad y quiero hacerme a la idea de que mediante los blogs podríamos hacer la diferencia, aquí está uno de los spots que el IFE censuró. La liga original está aquí y me encantaría que lo compartieran; si ellos no nos dejan verlo, nosotros no tenemos por qué quedarnos con las manos cruzadas

P.D. El hecho de que el spot sea del PAN no significa, repito, NO SIGNIFICA que apoye a ese candidato a la Presidencia de la República. Fanáticos de Andrés Manuel, absténganse de comentarios que no vienen al caso.

Written by Salvador Leal

abril 20th, 2006 at 12:02 pm

Posted in méxico,política

El Efecto Paquita

without comments

Los últimos cambios en Básico.FM han provocado que el equipo básico (El Niño®, Elagus®, Salvador y Pablo) nos veamos con mayor frecuencia, al menos dos veces a la semana (antes podían pasar meses sin vernos las caras, todo era vía messenger).
Y esto ha sido para la realización del primer programa original de la estación, se llama Sonar y ya lo pueden escuchar al aire en dos estaciones de radio distintas. En Guadalajara estamos en el 100.3 FM todos los martes y jueves a las 20.30hrs, mientras que en Toluca ocupamos el espacio del 102.1 FM los sábados al mediodía.

Durante la grabación de Sonar nos divertimos horrores. Aún no sé si sea la buena vibra del estudio de grabación (nuestro estudio de grabación) o alguna sustancia impregnada en las paredes del estudio, reminiscencia de su pasado como hoyo funky. O las dos. La cosa es que las mejores ideas y los mejores comentarios de la semana se alcanzan ahí; mi peak creativo, por lo menos, se da ahí.

Uno de esos días, llegué realmente emocionado después de haber visto la película ‘Con V de Venganza’ (o ‘V for Vendetta’, en su título en inglés). Hacía muchísimo tiempo que una muvi no me movía las cosas que me movió ésa; fue tanto así, que el primer día que la vi no pude resistir y la vi de nuevo saliendo de la función. Llegué y platicando con Elagus® me desarrolló una muy bonita teoría a la que denominó ‘El Efecto Paquita’ y que me dispongo a contarles aquí a ustedes.

Elagus® compartía conmigo la sensación que tuvo al terminar la cinta. Esa sensación entre liberadora y empujándote a pensar nuevas cosas, encontrar nuevos caminos y lograr nuevas mentalidades. El tema de la película (la libertad) es uno de los temas que más me han apasionado en los últimos tiempos y te lo plasman de una manera tan apasionada que te contagia (bueh, excepto si eres fan-from-hell de la novela gráfica y un amarguetas, situación que no vamos a tomar en cuenta para este post).
El caso es que Elagus® a todo ese entusiasmo compartido, a todos esos impactos visuales, respondía con la clásica pregunta de aquel que creció en la década de los 90: ¿Y?

Seguramente ustedes conocen a Paquita la del Barrio, esta cantante de música vernácula (ranchera/romántica, vaya) que alcanzó la fama despotricando contra los hombres y cuyo grito de guerra es un “¿Me estás oyendo, inútil?”. Pues bien, la teoría de mi cuate es que las mujeres van a los conciertos de Paquita, gritan y maldicen contra aquellos hombres que las golpean o que las han dejado por otra. Se identifican con las letras y las tomas como propias. Utilizando la terminología de moda, se sienten empoderadas (de empowered).

¿Y qué es lo que sucede al día siguiente del concierto? ¿Para qué les sirvió gritar contra aquella (and I quote) rata de dos patas (end of quote)? Pues para trapear más tupido, para aguantar más golpes y para cocinar más… no para romper las cadenas de la opresión hogareña y mandar al fulanito de regreso con su mamá. El Efecto Paquita at its best.

Así pareciera que ocurre con otras expresiones artísticas. ‘Con V de Venganza’ llega profundamente, pero al día siguiente seguimos sin cuestionar el tamaño de nuestro gobierno y su incursión en nuestras vidas, seguimos creyendo que los periódicos son verdaderamente imparciales ante discusiones como las de la Ley Televisa, seguimos aguantando que nuestros gobernantes nos compren con promesas de dinero gratis para todos. Trapeamos más duro, nos agachamos más abajo, nos ponemos más a sus órdenes.

El Efecto Paquita.

Written by Salvador Leal

abril 18th, 2006 at 9:27 am

Varias

with one comment

1. Hace un par de días fui a comer con algunos viejos amigos de la escuela. Al más antiguo lo conozco desde 1987 y al más reciente desde el 92; y como buena reunión de exalumnos de escuelas para hombres, la conversación llegó al tema de las mujeres. De repente, uno de ellos dijo algo así como “… era una chava como de 30 años”.

¡Una chava de 30 años! ¿Cuándo comenzamos a ver a las treintonas como chavas?

Esa línea de la conversación me dejó con una sensación muy ambigua que de repente identifico con juventud (para mí, alguien de treinta NO es una chava) pero en otras cae en vejez (mi generación ya está más hacia los ‘tas’ que cerca de los ‘tes’ [trein’tas’ vs. vein’tes’, por si alguien no entendío la referencia]).

Para como son mis cuates, poquito falta para que comiencen a ir a ligar al Gymboree.

2. Sólo hay una cosa que me desespera más que lavar mi coche. Ah! Porque han de saber que me molesta muchísimo ir a lavar mi coche (lavarlo yo mismo me disgusta muchísimo más, así que ni siquiera es opción). Pero como iba diciendo, sólo hay algo que me desespera más que lavar mi coche, y eso es ir a bolearme (lustrarme) los zapatos.

Me desespera -al igual que el coche- porque toma una cantidad de tiempo que me hace sentir como si estuviera tirando minutos valiosísimos a la basura. Mientras lavan el auto o lustran mis cacles puedo pensar en al menos 12 cosas más importantes y/o urgentes y/o divertidas que hacer.

Lo que es verdaderamente para el diván, es que en vez de sentirme bien viendo el reflejo de mi cara en los zapatos, siento que la impecabilidad de los zapatos, en lugar de dar el mensaje de limpieza y pulcritud, creo que gritan “mira a este tipejo que se puede dar el lujo de perder el tiempo esperando que le lustren los zapatos”. Me acordé de este justo porque mis zapatos ya estaban hechos una lástima y decidí que los lustraran. Paso a paso siento que mis cacles gritan.

Weird.

3. Hoy leía una nota que no sé si es liberadora o perturbadora. Supongo que depende de quién la lea.
Resulta que la escuela de Medicina de Harvard hizo un estudio acerca de la influencia del rezo en la recuperación de las personas después de una cirugía. Sí, así como lo leen. ¿Rezar por alguien a quien están operando funciona o no?
Los del estudio formaron tres grupos de personas sometidas a una cirugía cardiaca. El Grupo 1 estaba conformado por gente a la que le decían que a lo mejor rezaban por ella (o a lo mejor no) y rezaban por ellos; el Grupo 2 era de personas a las que también les decían que igual y rezaban por ellos pero en la realidad nadie rezaba; y el Grupo 3 era de personas que se les decía que iban a rezar por ellos y por quienes sí rezaban.
Los que rezaban eran dos grupos católicos y uno protestante (por separado, obvio) y los rezos comenzaban en la víspera de la operación y terminaban dos semanas después.

Los resultados, insisto, son o liberadores o perturbadores. El estudio concluyó que rezar o no rezar por alguien que entra a cirugía de corazón da enteramente lo mismo para efectos de la recuperación del paciente. El 52% del Grupo 1 tuvo complicaciones y en el Grupo 2, las complicaciones fueron del 51%. Entre el Grupo 3, es decir, a quienes se les dijo que iban a rezar por ellos y que sí se rezaba, las complicaciones ocurrieron en el 59% de los casos.

Un mes después de la operación, la incidencia de muertes y/o complicaciones post-operatorias, fueron exactamente las mismas para los tres grupos.

Ante un estudio de este tipo, ya salieron las primeras reacciones. El Instituto Ayn Rand (creado en homenaje a una de los seres humanos que más admiro en el planeta, gracias a su “Rebelión de Atlas“) escribió algunos comentarios acerca de dicho reporte:

Dear Editor:

The Harvard medical study showing that prayer has no effect on recovery from heart surgery is shocking. It is not shocking that prayer has no medical effects–what’s shocking is that scientists at Harvard Medical School are wasting their time studying the medical effects of prayer.

Science is a method of gaining knowledge by systematically studying things that actually exist and have real effects. The notion that someone’s health can be affected by the prayers or wishes of strangers is based on nothing but imagination and faith. Such blind belief represents the rejection of reason and science, and is not worthy of serious, rational consideration. What’s next? A study of the medical effects of blowing out birthday candles?

Every minute these doctors spend conducting this sort of faith-based study is one minute less spent on reality-based research–research that actually has hope of leading to real medical cures.

Dr. Yaron Brook
Ayn Rand Institute Executive Director
Irvine, CA

Una verdadera joya.

4. Finalmente y después de muchos trabajos, este sábado se transmitirá el primer programa de Básico FM (llamado Sonar) en el 102.1 de Toluca a partir del mediodía. Les recuerdo que también en Super RMX 100.3 de Guadalajara pueden escuchar los desvaríos del equipo Básico todos los martes y jueves a las 20.30hrs. Ojalá los puedan escuchar y darnos retroalimentación.

P.D. Si quieren leer el estudio del rezo, click aquí.

Written by Salvador Leal

abril 6th, 2006 at 4:46 pm

Dato

without comments

El próximo 4 de mayo, un poquitín después de la una de la mañana, habrá un instante en el que se dará la siguiente alineación numérica en nuestro calendario:

01:02:03 04/05/06

Y eso nunca se volverá a dar Y esto volverá a suceder hasta el año 3006 Y esto no volverá a suceder sino hasta el año 2106. (damn! ya no suena taaaaaa impactante)
(voz de Jack Palance) “Aunque usted… no lo crea”

Written by Salvador Leal

abril 3rd, 2006 at 5:56 pm

Posted in pointless a secas

Tanka

without comments

Agustín me hizo el “favor” de ponerme a prueba con un meme muy particular. Consiste en hacer un Tanka, un tipo de poesía tradicional japonesa que ha resultado más difícil de resolver que una planilla de Sudoku. Por si no quieren seguir los links, un tanka es un poema corto cuyo mayor chiste está en la existencia de una línea pivote, es decir, un punto en la tercera línea que relaciona las dos primeras líneas con las dos últimas.

Advertencia: La poesía no se me da. No escribo poesía porque soy malísimo para escribirla. Existen comunidades en donde “es tan malo como un poema de Salvador” es frase corriente y de uso generalizado. Salvador Leal™ no se responsabiliza de daños irreversibles, mentales y/o estéticos, provocados por la lectura del siguiente tanka.

son mis pies
palas, burda herramienta
lejanos siempre
de una bailarina
y sus bisturíes

Ahí lo dejo para su análisis literario posterior (a.k.a. destrócenlo). Gracias, Agustín! 😛

Written by Salvador Leal

abril 1st, 2006 at 11:28 am