SalvadorLeal.com

La vida irreal de Salvador Leal

Archive for 2006

Tres

with 13 comments

A los tres años, un niño ya no usa pañal. Habla bastante bien, come (casi) solito y está justo en la edad de entrar a preescolar. Conoce los colores, sabe contar lo suficiente como para decirte cuantos años tiene y maneja su triciclo con maestría.

Hoy, este blog cumple tres años. Un día como hoy pero de 2003, justo a las tres con cuarenta y cinco minutos de la tarde, nació este blog. Desde la noche anterior y durante toda la mañana de ese 28 de diciembre, había estado leyendo varias bitácoras y supe que –oh! sorpresa– yo podía hacer la mía con cierta facilidad. Ese día por la tarde fui a Gandhi y compré un libro para conocer ciertos trucos del html que continúo utilizando hasta el momento en el que escribo este post. En aquél entonces comencé en Blogger pero poco después decidí comprar este dominio (SalvadorLeal.com) por lo que durante mucho tiempo tuve por un lado el blog (snif, mi extrañado salvadorleal.blogspot.com) y por el otro, mi página de internet personal. Hoy, las dos están fusionadas y me gusta que así sea.

Dato de trivia: En un inicio, SalvadorLeal.com tenía como slogan “Menos Crest y Más Zubrowka”, haciendo referencia a mi reciente salida de Procter & Gamble y a mi afición con el conocido vodka polaco.

En el transcurso de estos tres años han sucedido muchas cosas en mi vida bloggera. Lo principal es que, gracias al blog, conocí a un enorme grupo de personas tremendamente interesantes que han tenido la amabilidad de obsequiarme su amistad desde entonces. A muchos aún no los conozco personalmente pero, en una sensación que cualquier bloggero podrá reconocer, cuando me he encontrado por primera vez cara a cara con esa persona a la que lees diariamente, me pareciera estar platicando con un viejo conocido de muchos años.

Han sido 565 posts (566 con éste) en donde he platicado de muchas cosas y de nada, de lecturas, películas, ideas, personajes, política, música y hasta de economía! Como cualquier persona que se precie de ser un bloggero hecho y derecho, dejé de postear un rato y terminé regresando. Lo que se mantiene como el primer día,es el hecho de que este lugar es un espacio para poner una mezcla de las cosas que me llaman la atención y las cosas que suceden en mi vida irreal.

No dudo que un día dejaré de escribir y el blog será un bonito recuerdo. A partir de eso, muchos de los posts serán una buena referencia para cuando quiera redactar mis memorias. Pero mientras eso sucede… ¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS, QUERIDO BLOG!!

Written by Salvador Leal

diciembre 28th, 2006 at 2:59 am

Posted in blog

Stress

with 2 comments

Uno se aleja de la oficina creyendo que es la fuente de todo lo malo en la vida. Creyendo que sin leer correos durante dos semanas el ritmo de tu respiración se va a tranquilizar y los latidos de tu corazón dejarán de asemejarse al electrocardiograma de un colibrí. Pero no. La vida, toda ella que se encuentra a tu alrededor, se encarga de generarte el estrés necesario para que no puedas dormir en paz.

Cada canción nueva que bajo, pienso si será la última que podré meterle al iPod; ya dejé de comprar una serie de televisión pues siento que si le meto un capítulo más, se comenzarán a escurrir los MP3s por el hoyito de los audífonos. Y eso me estresa sobremanera. Si alguien tiene un iPod de 80 GB que le sobre, aquí es bienvenido.

Written by Salvador Leal

diciembre 27th, 2006 at 1:41 pm

Mes Vacances III

with 6 comments

Pues ya regresé de mi break vacacional. Algunos detalles que ví y viví:

– Me confundieron con un animador del hotel en cuatro ocasiones. No supe qué contestarle a las tipas (tres de las cuatro eran señoras cincuentonas, la otra era una niñita de 8 años) y me quedé con las ganas atoradas en la garganta.

– Mis primos se fueron de excursión un día rumbo al pueblo más cercano. Luego me enteré que fue para buscar un café internet y revisar sus correos. Cuando les dije que en el hotel había compus las 24 horas, me contestaron: “pero es que aquí cuesta 40 pesos la hora”. Ahí fue cuando me di cuenta que el precio de mercado de una hora de internet es de diez pesos y que el hotel me había estado estafando. Aunque después lo pensé de nuevo, recordé mis épocas de estudianteen y me dio gusto poder “darme el lujo” de pagar una tarifa cuatro veces más alta que la del pueblito más cercano y que no me doliera.

–  El hotel en donde nos hospedamos está sufriendo un duro cambio en el perfil económico de sus huéspedes. Uno se da cuenta de eso cuando las canchas de tenis (ocho canchas) estuvieron vacías durante toda nuestra estancia. Ah! y cuando a pesar del iPod a todo volumen, uno escucha cosas como: “vente Yoselín, vamos a subirnos juntos al tobogán de la alberca grande!”

– Estuve leyendo ‘El Manantial’ de Ayn Rand. No le llega a ‘La Rebelión de Atlas‘ pero a pesar de eso, la obra es magnífica. La próxima vez que me pregunten qué quiero ser de grande, contestaré con firmeza: ‘personaje de una novela de Ayn Rand’.

– A mi regreso, el precio de los productos en un aeropuerto siguió siendo escandaloso. El colmo ocurrió cuando me quisieron vender unos chicles a veinte pesos (chicles nacionales, normalitos, de esos que valen 5 en la calle).

–  En todas mis vacaciones, no pise la playa.

Written by Salvador Leal

diciembre 26th, 2006 at 10:14 pm

Posted in vacaciones

Mes Vacances II

with 7 comments

Pues sí. Estoy de vacaciones.

Uno piensa tanto en las vacaciones que cuando llegan me estresa que no estén al nivel con el que he estado fantaseando que sean. Un caso más para el diván.

Este año, la familia (la famiglia) decidió reunirse toda ella en una de las playas del bello Pacífico Mexicano®. La mayoría llegaron desde el lunes y sólo unos pequeños rezagados (y trabajadores) pudimos escaparnos para hoy. En el transcurso de este viaje he descubierto o confirmado varias cosas, a saber:

– No me dejan de sorprender los precios en las tiendas de los aeropuertos. Sigo en shock por haber pagado 50 del águila en algo que en el mundo real me hubiera salido en 15. También continúo trabajando en mi teoría acerca de ‘hacer colas’ y su papel como piedra fundacional de la civilización humana.

– Odio a los bebés en los aviones. Los odio de verdad. Debería haber algún tipo de regulación que evitara que los bebés salieran a la calle hasta que no fueran capaces de repetir el número telefónico de su casa y su tipo de sangre. Y el problema no se acaba con los bebés; los papás de los bebés chillones son el peor tipo de persona que existe. Hacen como si no estuviera pasando nada mientras finjen que el resto del avión no los está viendo. Hoy estuve a punto de pararme y decirle algo a la mamá del niño, pero no se me ocurrió algo digno y pegador… se aceptan sugerencias.

– El fenómeno bloggero realmente es impactante. Para ocupar una de las computadoras en la sala de internet del hotel tuve que esperar varios minutos. Esos minutos fueron porque la inspiración nomás no le llegaba a la fulanita que estaba sentada frente a la pantalla escribiendo su post. Todos (TODOS) en la sala estaban leyendo y/o actualizando sus blogs. Estuve a punto de salir gritando. Me aguanté y ahora estoy posteando esto. Go figure.

– El hotel tiene mil y un actividades que hacer en todos y cada uno de los milímetros cuadrados del terreno. Veo desde windsurfing y arquería hasta alfarería y repostería; no me sorprendería que mañana mi día terminara tomando un curso rápido de historia del arte rumano. Los hoteles con tantas actividades me parecen algo peligroso para la salud mental de sus huéspedes. Como si en su actitud estuvieran gritándole al planeta: hay tantas cosas que hacer que no te acordarás que veniste a descansar. Como si fuera una constante por forzar a la gente a que se ocupe en algo que jamás pensó que quería hacer y que, ya aún haciéndolo, no está seguro de querer continuar.

– Hoy descubrí que necesitaba vacaciones cuando me encontré siendo tan grinch con todo a mi alrededor. La voz de a señorita que estaba en el sonido local del aeropuerto era tan asquerosamente optimista que me daban ganas de ir a hablarle de cosas tristes nomás para que se pusiera a tono.

– Por cierto, odio con todas mis ganas y todas mis fuerzas a los animadores del hotel. Me molesta muchísimo llegar a un lugar y que me obligen a divertirme. “Venga, vamos a bailar!”, “¿Dónde quedaron esas palmas?”, “Al que no grite, no se le da postre”. Bueno, y si no quiero divertirme, ¿QUÉ?

– Además, lo último que necesita mi delirio de persecución es que tooooodos los animadores del hotel me sonrían y me traten bien. Como ya lo había dicho, siento que detrás de esa actitud buscan algo de mí, no sé si con buenas o malas intenciones. Me siento acosado a cada paso que doy.

– En todo este tiempo que he estado aquí, no he visto el mar. Parece que traigo un déficit tan grave de sueño que nomás me senté en uno de los camastros del solarium (un lugar en donde no dejan entrar a nadie menor de 21 años, wahoo!) y me quedé dormido 6 horas. Voy despertando. E, insisto, no he tocado la arena.

El tiempo se acaba, ya revisé mis correos y parece que el mundo sigue girando sin la necesidad de que yo esté conectado a internet las veinticuatro horas del día. Veremos qué tal le va en los siguientes días. Yo aquí seguiré.

A la sombra de palmeras borrachas de sol, reportó para ustedes, Salvador Leal.

Written by Salvador Leal

diciembre 22nd, 2006 at 12:34 am

Posted in vacaciones

Mes Vacances I

with 2 comments

Las principales teorías acerca del inicio de la civilización humana dicen que el hombre se volvió sedentario en el momento en el que descubrió la agricultura.

Otros estudiosos, establecen que no; que el comienzo de la humanidad como la conocemos dio inicio cuando el hombre desarrolla la alfarería. La lógica detrás de esta teoría es impecable: el hombre no podía ser nómada si traía cargando algo que se le podía romper fácilmente.

Sin embargo, creo que la civilización se da en el momento en el que un homo sapiens se pone detrás de otro homo sapiens con la finalidad de obtener algo. Hacer fila se convierte en el catalizador del desarrollo del hombre.

Estoy en la sala de espera del aeropuerto y acabo de hacer 30 minutos (30 minutos) de cola para comprar dos jugos, un paquete de galletas Oreo (8 galletas) y  unos chicles. Gran total: 50 pesos.

DAMN!

Written by Salvador Leal

diciembre 21st, 2006 at 7:47 am

Posted in vacaciones

Rodrigo y Gabriela

with 11 comments

¿Alguien había escuchado de Rodrigo y Gabriela? Yo sé que yo no.

Pero parece que este par de mexicanos se están comiendo el mundo y nosotros no nos hemos dado por enterados. Ayer se presentaron en el show de David Letterman y previamente ya han estado en programas italianos, españoles y hasta en el prestigiadísimo show de  Jools Holland
Eso no es todo, los tipos ya sacaron su segundo disco (disponible en Amazon, but of course) y sus conciertos en Philadelphia, Denver y Seattle están ‘sold out’. En Irlanda, su albún llegó al número uno en las listas de popularidad, ganándole a los Arctic Monkeys y a Johnny Cash (!)

No cabe duda que los mexicanos andamos por todo el mundo, somos como un virus y nomás nos sueltas tantito y armamos tremendo pachangón! La última vez que dejaron la puerta abierta, González Iñárritu, Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón se fueron a filmar películas dignas de pasar a la historia. ¡Y ahora estos dos “desconocidos” andan haciendo de las suyas!

Sea pues, aquí les dejo una rola de su último disco. Ni les digo qué tipo de música es porque está muy difícil de catalogar y en una de esas los termino poniendo en un cajón que no les corresponde. Esto es “Diablo Rojo” de Rodrigo y Gabriela:

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Si les gustó, la versión en vivo les va a encantar!

Written by Salvador Leal

diciembre 19th, 2006 at 6:26 pm

Opuesto

with 7 comments

Es de cuarta citar una serie de televisión. Y citar una que está suuuper quemada es muchísimo peor. Pero pues ni modo, el fin de semana estaba viendo el capítulo final de Dawson’s Creek (sí, soy súper fan de la serie, tengo las temporadas en DVD y me sé vida, obra y milagros de todos los personajes; supérenlo) y escuché uno de esos diálogos que me hicieron adicto a dicha telenovela:

Joey: Oh. Make it a happy one, please. I can’t take any more sad ones. Stay away from the life and death of it all.

Dawson: It’s interesting how people use that expresion– life and death. As if to imply that life is the opposite of death, but birth is the opposite of death. Life… has no opposite.

Joey: I never thought of it that way.

Dawson: Well, leave it to me to over think it.

Seh, ni modo, es “filosofía” barata (nótese el uso de las comillas), pero la línea que dice Dawson me gusta muchísimo.

Nota: Post para ser incluído en la categoría: “lo posteo porque tengo un blog para postearlo y ahí escribo lo que mejor me viene en gana”.

Written by Salvador Leal

diciembre 19th, 2006 at 10:44 am

Atardecer

with 2 comments

On May 19th, 2005, NASA’s Mars Exploration Rover Spirit captured this stunning view of the Sun sinking below the rim of Gusev crater on Mars. This Panoramic Camera (Pancam) mosaic was taken around 6:07 in the evening of the rover’s 489th Martian day, or sol. Spirit was commanded to stay awake briefly after sending that sol’s data to the Mars Odyssey orbiter just before sunset.

Wil Wheaton, un bloggero al que suelo leer de manera más o menos constante, hace un interesante comentario de lo increíble que resulta mandar un robot a Marte y ordenarle -a larga distancia- que haga lo que los seres humanos hemos decho desde los tiempos de la prehistoria: quedarnos despiertos para ver el atardecer.

Fuente: NASA (ahí pueden bajar la imagen para ponerla como fondo del escritorio de su compu)

Written by Salvador Leal

diciembre 17th, 2006 at 1:20 pm

Dos cosas

with 13 comments

1. En una muestra más de la ociosidad humana, Consulta Mitofsky, famosa casa encuestadora y de análisis de opinión pública, se dedicó a la tarea de develar el secreto más grande que nuestra cultura ha tenido desde su nacimiento: ¿cuál es el platillo más popular de la cocina mexicana?

El estudio lo pueden descargar de aquí en formato PDF para su mayor análisis, pero así de un vistazo yo le veo, sí, varios descubrimientos, pero también numerosas fallas. Primero un resumen de los importantes (!) resultados:

– De acuerdo con el estudio, prácticamente todos los mexicanos hemos probado alguna vez en nuestra vida el mole (99%) y casi todos el pozole (96%), siendo por tanto los platillos típicos de consumo más generalizados en el país.

– La cochinita pibil ha sido probada por 3 de cada 4 mexicanos, la carne machaca por el 56% y el chilorio sinaloense por 44%.

– La gente pobre consume en menores ocasiones alimentos como chilorio, machaca y cochinita pibil, lo que elimina la creencia de que son alimentos populares, sobre todo fuera de sus regiones de origen.

Pero… ¿¿quién diablos puede hacer un estudio de los platillos típicos mexicanos y ÚNICAMENTE considerar la cochinita pibil, el chilorio, el mole, la carne machaca y el pozole?? ¿Dónde quedaron las carnitas, los tacos al pastor, el cabrito, los tamales, las tlayudas, las rajas con crema y la barbacoa? ¿Quién determinó el universo encuestado? ¿De quién fue el criterio de selección de esos platillos y cómo se estableció que esos eran representativos de las distintas zonas del país? ¿Usaron la asesoría de Diana Kennedy o aunque sea de Chepina Peralta?

¡Protesto! ¡Exijo un recuento! Taco por taco, machaca por machaca.

2. No cabe duda que cuando cambia el gobierno, cambian muchas cosas. Ahorita, por ejemplo, en mi círculo cercano es época de envío de currícula de un lado para el otro, de networking y ver en dónde hay y de dónde se puede agarrar uno. Los cambios que trae un nuevo gobierno pueden ser imperceptibles (nuevos colores, nuevos valores) o realmente monumentales (como cuando se nos ocurrió votar por el PRD y en recompensa nos ganamos un segundo piso y muchos dolores de cabeza).

El nuevo gobierno de la ciudad de México ha comenzado con el pie derecho. Conociendo bien a la raza chilanga ha iniciado una campaña de concientización vial. Finalmente nuestras autoridades se dieron cuenta que, en un crucero, a los coches no los puedes parar ni con señales de ‘alto’, ni con semáforos intermitentes, ni con topes, ni con todo eso junto.

Es por eso que el flamante gobierno de nuestra Ciudad de la Esperanza® ha comenzado a utilizar nuevas tácticas.

Gracias Mono por la foto!!

Written by Salvador Leal

diciembre 14th, 2006 at 11:42 am

La Estrella

with 2 comments

Se los pongo aquí de una vez para que lo vayan imprimiendo y leyendo poco a poco. No es que esté largo, se lo echan en una sentada… pero no deja de ser muy extenso para los estándares de un post común y corriente.

Este cuento lo descubrí a finales de 1999 y desde entonces me gusta leerlo justo en estas épocas del año, no antes ni después. Se llama ‘La Estrella’ y es del escritor británico Arthur C. Clarke.

El link permanente está en www.salvadorleal.com/estrella

Ojalá lo disfruten tanto como yo.

Written by Salvador Leal

diciembre 13th, 2006 at 10:20 pm