SalvadorLeal.com

La vida irreal de Salvador Leal

Archive for 2004

Favor

without comments

Háganse un favor y lean el blog 1400 centímetros cúbicos. Les juro que no se arrepentirán.

Written by Salvador Leal

diciembre 29th, 2004 at 1:43 pm

Un año

with one comment

El año pasado también me quería ir de vacaciones. Y me quería ir a alguna de esas playas que la juventud mexicana ha tomado como suyas… no recuerdo si era Maruata, Chacahua o Mazunte.
El asunto es que hice alguna búsqueda en Google y por ahí de la página no. 32 de resultados, me apareció un blog. Este, para ser más preciso.

Y ahí comenzó todo. Leí y leí y leí. Y por ahí de las 2 de la mañana, decidí que eso era lo mío, que tenía que apartar la dirección ‘salvadorleal’ y que tenía que ponerme a escribir en ese instante. Y así fue.
Nomás que no me pude poner a escribir en ese instante porque justo cuando ya tenía todo listo, me bloqueé. Nada me salía. Básicamente, no sabía qué decir.

Hoy, un año después, ya existe SalvadorLeal.com, el Blog de SalvadorLeal.com y hasta una estación de radio que, por exceso de egolatría ya no se llamó SalvadorLeal.FM, sino que tuvo otro mejor nombre (je!). Aprendí un poco de lenguaje html y también fui parte de Big Blogger; publiqué un ensayo acerca del impacto de los blogs en la comunicación política y dí una conferencia al respecto (oh por dios!)

Pero por sobre todas las cosas, he conocido a mucha gente a través del blog. Personas que viven en otros lados, con otras realidades y otros pensamientos y sentimientos diferentes a los míos. Y muchos de ellos ejerciendo una creatividad e inteligencia que hasta da gusto!

Así ha sido este año en el blog. Lo que comenzó casi como si fuera una broma del Día de los Inocentes, hoy es -creo- un buen lugar al que llego día a día (o menos, si son vacaciones) a platicarme y platicarles. De donde han surgido varias ideas y proyectos y en donde se han conjuntado muchas personas que para mí son de gran valía y que se encuentran listadas a la derecha. Espero que durante este 2005, las cosas que se hicieron/lograron/surgieron de este blog, sean todavía mejores y mayores.

Un abrazo (a ustedes y a mi blog que hoy cumple su primer año) y por aquí nos estaremos leyendo. Ajúa!

Written by Salvador Leal

diciembre 28th, 2004 at 1:40 pm

Navidad

without comments

Por alguna extraña razón que desconozco, no puedo visualizar mi blog desde la computadora de mi cuarto. Y lo raro es que tampoco puedo ver SalvadorLeal.com, lo que me pone a pensar si están mal mis páginas o si mi computadora está haciéndome un compló debido a mi exagerada egolatría.

Pero en fin, este post es para decirles que el Espíritu Navideño™ finalmente me ha cautivado. La gente en verdad se pone de mejor humor en esta temporada y, por alguna razón, todos te dejan pasar en la calle, te sonríen y te dicen ‘Felicidades’ a la menor provocación. Y yo, a pesar de ser un gruñón consumado, no puedo más que contagiarme por el sentimiento que se vive por lo menos en las calles de mi colonia. Es raro. Pero ojalá y aunque sea un pequeño porcentaje de las personas que van más felices por las calles en estas fechas, estén conscientes de lo que celebra la Navidad. Y espero que ustedes, que se gastaron hasta el último centavo de sus bolsillos, también lo recuerden. En el frenesí consumista (y miren que no tengo nada en contra de consumir) se nos puede olvidar porqué hacemos las cosas que hacemos… hagámoslo pensando y disfrutando.

Es por eso que, a riesgo de caer en el más común de los lugares, les quiero desear una muy Feliz Navidad a todos los que leen este blog. El ‘Feliz Año Nuevo’ se los desearé más adelante… no se olviden que no me voy de vacaciones y por aquí me van a tener que soportar.

Written by Salvador Leal

diciembre 23rd, 2004 at 4:08 pm

Road Trip

without comments

Les juro que lo intenté. Tengo a Dios por testigo!
ajajajajajaja, okey, y después de esta declaración más propia de un caballero de la España del siglo XVII, les confieso que este año tampoco me iré de vacaciones.

En serio busqué la oportunidad, pero resulta que o a nadie de mis amigos le van a dar vacaciones, o no tienen varo, o no se quieren ir de viaje conmigo y les da pena decirlo así que me ponen cualquiera de las dos primeras excusas.
Porque he de decirles que yo, sin Vacation Buddy™ nomás no viajo. No, no me da miedo ni necesito que me apapachen cuando estoy solito, nononono. Nomás que creo que un viaje es algo para disfrutarse con, al menos, una persona más. Evitas socializar con más personas (total, tú ya vienes acompañado), tienes a alguien que cuida de tí lo mismo que tú cuidas de él, sabes qué esperar de la persona con la que viajas evitándote las sorpresas de la gente que llegas a conocer en lugares que no son tu hogar y tienes plática segura durante todo el viaje, con la garantía de que no te vas a aburrir a las dos horas del trayecto.

Pero si no hay Vacation Buddy™ pues nomás no hay vacation. Y así fue. Aquí me quedaré en la muy Leal y muy Noble Ciudad de México. Lo que se les ofrezca, aquí voy a andar. Yo ya tenía hasta preparado mi compilación (cortesía de Selección Adversa) para el viaje a la playa.
Me imaginaba saliendo a toda velocidad rumbo a la carretera del Sol… al ritmo de una rola de No Use For A Name.

Y nomás porque es Navidad, se las regalo.

Written by Salvador Leal

diciembre 22nd, 2004 at 1:18 pm

Vacaciones

without comments

Trabajar en vacaciones es uno de mis placeres culpables. Es como trabajar los domingos o estar en la escuela los sábados por la tarde; resulta deliciosamente ñoño. No sé si pueda expresar bien esa sensación pues obviamente me gusta descansar y también me gusta disfrutar de los fines de semana como días en los que no tienes otra cosa que hacer más que sentir cómo los minutos se te van como un puñado de arena entre los dedos.

Sin embargo, el estar en la escuela a las 11 de la noche de un viernes o en la oficina a las 12 del día de un domingo, tiene un sabor especial. Así estoy ahorita… no debería de estar aquí y sin embargo, aquí ando.
Ayer platicaba con un amigo de cómo esta situación da perfectamente para el argumento de una película: qué haces cuando debes estar en la oficina pero no hay nada qué hacer.
La película comenzaría con cosas leves, como guerra de pistolas de agua y carreras de sillas ejecutivas por el pasillo principal de la oficina. Pero para ponerle sabor al asunto, la pecera del CEO terminaría negra debido a las 14 cajas de tóner de impresora que le cayeron “accidentalmente”, justo unas horas antes de que llegue el Jefe a atender un asunto de último minuto.
Sería como ‘Ferris Bueller’s Day Off‘ pero oficinista y en Navidad.

Así pues, estos días han sido de meditar qué es lo que haces en la oficina cuando no hay mucho qué hacer. Una de esas cosas ha sido releer cosas escritas en mi blog durante el año… y curiosamente hay una reflexión navideña que creo que viene perfectamente al caso. Ahí les va:

(…) En su post, mi cuate habla de lo devaluada que se encuentra la Navidad tanto en forma como -especialmente- en fondo. ¿Qué celebramos y por qué?
¿Qué tan conscientes estamos de nuestros actos y qué tanto actuamos porque así nos dicen que debemos actuar? ¿Qué tanta diferencia tenemos con las gallinas que ponen huevos cuando les encienden repentinamente las luces y nuestro comportamiento en cuanto comenzamos a ver arbolitos adornados y escuchar música navideña?

La Navidad está tan devaluada globalmente que en China, un lugar en donde actualmente se tolera más al capitalismo que a la religión, los oficiales del gobierno chino han decidido aprobar la Navidad por ser más un fenómeno consumista que una expresión religiosa (The Economist, December 20th 2003, p. 56)
¿No me digan que no resulta curioso que durante un análisis de instauración de política no haya generado preocupación el que la segunda fiesta más importante de una de las religiones con más adeptos en el planeta sea instaurada dentro de la ateísima y cerradísima sociedad china?

Quizás se vuelva un tema repetitivo en este blog, pero el núcleo del problema consiste en preguntarnos por qué hacemos lo que hacemos. Cuáles son las razones por las que tenemos el trabajo que tenemos o estudiamos la carrera que estudiamos, por qué tomamos/comemos/bebemos/esnifamos los productos que compramos, por qué celebramos las fiestas que celebramos.

No quiero verme ni ‘grinch’ ni mocho pues no me reconozco como ninguna de las dos cosas; sin embargo, resulta una lástima que podamos reducir una idea tan grande en un concepto tan vano. Digo, hasta para la persona menos interesada, la Navidad le podría resultar impactante tanto teológica como literariamente (un Dios que manda a su hijo a nacer entre las peores condiciones no suena al clásico cuento de hadas)… para que al final de cuentas todo se convierta en un pretexto para trabajar medio mes, comer mucho, beber más y gastar a todo lo que da.

Y si ustedes me dicen que uno de los propósitos de la Navidad sí se cumple pues finalmente te da una oportunidad de convivir con tu familia y tus amigos… quizás tengan un poco de razón. Pero entonces estoy realmente ardido por no haber podido celebrar con ustedes tan importantes fechas.

Publicado originalmente el 5 de Enero de 2004.

Written by Salvador Leal

diciembre 21st, 2004 at 1:10 pm

Así es esto del Rock n’ Roll

without comments

… esa era la frase que escuchaba cada vez que, estando en un evento, conferencia de prensa o entrevista, algo salía inesperadamente mal. La frase en sí englobaba lo que significa trabajar en medios: desveladas, malos salarios, horarios matados, demoras, etc.

Y la frase se convertía en un mantra que uno repetía cuando, después de haberte dormido a las 5 de la mañana te despertaban a las 8 para que corrieras a hacerle una entrevista a Wayne Coyne, líder de los Flaming Lips. Y eso a pesar de que ya no estabas trabajando para la estación de radio en la que solías trabajar!!!

A nosotros nos enseñaron que todas las entrevistas, TODAS sin excepción, teníamos que prepararlas. Preparar una entrevista es buscar información de artista, leer otras entrevistas que le hayan hecho previamente, saber qué es lo que está haciendo actualmente pues es muy probable que la disquera esté interesada que se toquen ciertos temas, saber qué es lo que se supone que no le debes preguntar, conocer todo de el artista y, dependiendo de tu estilo, hacer la entrevista. Ese día tenías que llevar tus apuntes y estar listo con datos, fechas y lugares. Suena algo complicado y talachudo, pero después de algunas, la búsqueda de información se vuelve algo rutinario y lo verdaderamente divertido (o aburrido) lo obtienes del artista sin importar si te sabes su biografía de principio a fin.

Había casos en particular en los que todo resultaba bien y terminabas teniendo la mejor entrevista de tu vida. En el caso de los Flaming Lips, asi sucedió: llegué a las 9 de la mañana, crudo y sin bañar, a la dirección que me habían dado justo 15 minutos antes cuando pensé que sería una broma la llamada a mi celular.

Hay entrevistas que preparas y que salen terribles y entrevistas que no preparas y que salen perfectas. El caso de Wayne Coyne fue muy representativo pues nomás nos faltó sacar las chelas para relajarnos aún más. Sí hablamos de su disco (‘Yoshimi Battles the Pink Robot’), pero sobretodo hablamos de la vida y de la muerte, de las cosas que nos suceden, de cómo la vida de rockstar no es tan distinta que la vida de cualquier otra persona y de la música como gran consolidador de realidades. La entrevista estuvo tan buena que prefirió seguir platicando conmigo que darle chance a los de Órbita y Radioactivo que estaban esperando en el cuarto de hotel (nosotros nos fuimos a la terraza) y, cuando llegó el momento, dijo que se tenía que ir y que no daría más entrevistas ese día. Y así, poco a poco, vas viviendo y acumulando tachecitos y palomitas. Vas acumulando buenas entrevistas (Kinky, Safri Duo, Porfirio Muñoz Ledo, Francisco Labastida, Jamiroquai) y malas entrevistas (the Neptunes, Juanes).

Así sucedió el sábado. Básico tenía una entrevista exclusiva con Boy George (si no recuerdan quién era Boy George, era el tipo de los ochentas que cantaba Karma Chameleon y que ahora es DJ). Eso me lo dijeron a las 4 de la tarde del sábado que tenía comida navideña y ahí me tienen leyendo la información sacada de internet mientras servían el bacalao. El equipo de Básico llegó al lugar del evento a las 10 pues nos dijeron que entre esa hora las 11 sería la entrevista. Pues nos dieron las 10 y las 11 y las 12 y la 1 y las 2… y Boy George nomás no llegaba.

Junto a nosotros estuvieron esperando reporteros de TV Azteca y gente de Telehit que se sintieron algo extrañados cuando el gerente, en su cara, nos dijo que los de la exclusiva éramos nosotros y que si nosotros queríamos, ellos entrarían a entrevistar a Boy George y si no, pues no. Obvio, para las 2 de la mañana, Básico tenía la exclusiva por default: ningún otro medio se había quedado.
A las tres que llegó el señor, entró directo a mezclar y nos dijeron que igual y terminando nos daba la entrevista.

Nosotros los mandamos al cuerno y nos fuimos a dormir. Así es esto del Rock n’ Roll.

Written by Salvador Leal

diciembre 20th, 2004 at 11:00 am

Varias Cosas…

without comments

1. Ahora sí, la Navidad está invadiendo nuestras vidas. Debo recordarles que soy fan de la Navidad y de todo lo que tiene que ver con ella… pero no durante el mes de diciembre.
Así que me encantan las canciones navideñas (me considero poseedor de una envidiable colección de canciones raras que hacen referencia a la Navidad) y las películas que tienen lugar en estas épocas (mis favoritas son, desde luego, Home Alone [con el entonces excelente Macaulay Culkin], A Christmas Story [la de un chavito que se queda con la lengua pegada a un poste congelado] y Christmas Vacation [la de Chevy Chase!])

Sin embargo, cuando llega la Navidad, me vuelvo el Scrooge No. 1, y me identifico cañonamente con la canción esa de Blink 182, ‘I won’t be home for Christmas’:

It’s Christmas time again,
It’s time to be nice to the people you can’t stand all year,
I’m growing tired of all this Christmas cheer.
You people scare me,
Please stay away from my home,
If you don’t wanna get beat down,
Just leave the presents and let me be alone.

2. El asunto de la encuesta de mi amiga Claudia ha llegado a niveles insospechados. Un alma samaritana y proactiva ha decidido ponerle seso y bites a la encuesta y la subió a la red para que así cualquier persona, ya sin rollos de confidencialidad ni nada por el estilo, pueda contestarla tranquilamente con los fines editoriales que le dará mi amiga. Así pues, si ustedes (hombres) aún no contestan la encuesta, dénle click aquí. Y no se apuren, los resultados llegarán directamente al mail de Claudia.

3. En estos días estoy planeando mis vacaciones de invierno a alguna playa de nuestro querido país. En mi búsqueda de información, me encontré con unos ‘Facts of Mexico’ publicados en una página de internet que intenta promover el turismo a ciertos lugares de la República y que me gustaría resaltar. Esta sección se podría llamar “¿Cómo nos ve el Resto del Mundo™?”:

Macho Mexican society has a double standard about homosexuality: it is surprisingly tolerant of homosexuals if they are discreet, but full of prejudice if they come out into the open. Many gay men, especially those over-30, are married with children but see male lovers. Lesbians, meanwhile, are practically invisible.

Lunches can last for hours, though younger associates are liable to be more time-conscious. Allow 90 minutes, at least. Social drinking is also common, and you can expect a boozy lunch and a visit to a “table dance” (strip club) to celebrate closing a deal.

Mexicans prize good manners. It is considered proper to say “Buenos días” (Good morning/Good day), “Buenas tardes” (Good afternoon) and “Buenas noches” (Good evening/Good night) to perfect strangers. Say “Con permiso” (Excuse me) when pushing past someone, leaving a group of people or even leaving a lift. If someone says it to you, reply “Propio”.

Good manners also mean that a Mexican will sometimes be evasive to avoid disappointing. “Maybe”, “probably”, “I think so” and “I’ll have to check” often mean “no”. “I’ll call you at 6 o’clock” means what it says, but “I’ll call you” means “Don’t expect to hear from me.” It is wise to reconfirm business appointments the day before.

Female travellers to Mexico may feel as though they are being hurled back into the 1950s. The feminist movement didn’t have much effect on the machismo here (or on the notion of the “Latin lover”), so don’t be offended if doors are opened and meals paid for. Mexican men often have a hard time accepting a woman paying for her own meal, even if she is just a friend.

4. El próximo domingo 19 de diciembre se ha organizado otra reunión de bloggers (Beer & Blogs) en el Quetalcóatl de Coyoacán (Presidente Carranza, esq. Carrillo Puerto) a las 2 de la tarde. Al anterior no pude ir porque estaba convaleciente de mi operación de los ojos, pero creo que a esta reunión sí podré ir sin problema. Para los que quieran confirmar y/o saber más de la reunión, vayan acá.

Written by Salvador Leal

diciembre 16th, 2004 at 2:22 pm

…¿Qué hacer?

without comments

¿Qué haces cuando tu blog es revisado dos veces la misma mañana por el Departamento de Estado de los EE.UU.?

a) Huyes (aún a sabiendas de que you can run, but you can’t hide)
b) Comienzas a hablar bien de George W.
c) Finalmente confiesas que ‘Salvador Leal’ es un personaje creado por la imaginación de un loco con ínfulas de escritor.
d) Mandas un saludo a todo el amable personal del Departamento de Estado de los EE.UU. esperando que la próxima vez que visites aquel país no te recorten la visa en la aduana con tijeritas de punta chata.
e) Tomarlo con filosofía y promocionarte como “SalvadorLeal.com: material de lectura en las mejores Secretarías de Estado!”

(…)

1. 16 diciembre 10:14 Avantel, México
2. 16 diciembre 10:17 Department of State, Washington, D.C., Estados Unidos
3. 16 diciembre 10:17 U.S. Department of Labor, Washington, D.C., Estados Unidos
4. 16 diciembre 10:19 Grupo IRSA, Mexico City, México
5. 16 diciembre 10:22 Uninet Mexico, México
6. 16 diciembre 10:25 Uninet Mexico, México
7. 16 diciembre 10:26 Department of State, Washington, D.C., Estados Unidos
8. 16 diciembre 10:27 IPLan Networks, Argentina
9. 16 diciembre 10:34 Uruguay (prod-infinitum.com.mx)

Written by Salvador Leal

diciembre 16th, 2004 at 10:45 am

Encuesta (para discretos)

without comments

Okey, okey. En el post pasado dije que la encuesta tenía preguntas super íntimas pero realmente están algo lanzadas…
Así que un amigo que quiere ayudar a mi amiga y que es tremendamente proactivo, ideó la solución. Ya hay una dirección de correo electrónico desde donde pueden mandar la respuesta a la encuesta que es:

encuestaparaclaudia@hotmail.com
y el password es: bigboy

… es más, la encuesta ya está en el inbox, lo único que tienen que hacer es contestarla y reenviársela! (recuerden que el mail es claudia.flores@gmail.com)

Ahora sí, échenle la mano a mi amiga para que pueda entrar a trabajar en la revista FHM, revelen sus más íntimos secretos sin el temor de ser balconeados o mirados feo. Eah! es una buena causa.

Written by Salvador Leal

diciembre 15th, 2004 at 10:09 am

Encuesta

without comments

Una amiga mía quiere entrar a trabajar en la revista FHM y le dejaron como prueba hacer un artículo de una encuesta que se hizo a nivel mundial. Lo que le agobia a mi amiga es que de esta encuesta no hay resultados para México y no considera que el artículo pueda estar completo sin que los resultados incluyan a nuestro país. Obvio, si el artículo sale cool, la contratan.

Es por eso que nos envío a sus amigos hombres el cuestionario con la esperanza de que lo contestáramos y se lo enviáramos. Pero, por supuesto, mientras más mejor. Así que si tú eres hombre y vives en México, por favor baja el cuestionario de aquí (ojo, hace preguntas super íntimas, nomás contéstenlo anónimamente y ya) y luego envíaselo a su mail: claudia.flores@gmail.com

Si les da demasiada pena, les consolará saber que mi amiga es de super amplio criterio, que no hará mayores investigaciones de ustedes en lo particular y que sus secretos seguirán a salvo.

Por su colaboración, miel gracias!

Written by Salvador Leal

diciembre 14th, 2004 at 6:55 pm