SalvadorLeal.com

La vida irreal de Salvador Leal

Archive for 2005

El último (buen) día del año…

without comments

1. Los miembros de BásicoFM vivimos una relación laboral virtual. Esto significa que la gran mayoría de nuestras juntas son vía messenger. Sin embargo, hay algunas ocasiones en las que vernos físicamente es necesario y hemos sufrido para poder acomodar nuestras agendas y horas libres y así poder reunirnos.
Una noche, dormido, soñé que resolvíamos el problema de nuestros horarios al reunirnos durante nuestros sueños. “El asunto está”, pensé durante mi sueño, “en que al irnos a dormir nos quedemos de ver en el sueño de alguno de los miembros de Básico, ahí nos juntamos todos y resolvemos lo que teníamos que resolver”.

Pues bien, [voz de locutor de los años 40] de los creadores de Nicks That Matter™ y Oniric Conference Call™, llega a ustedes: Oniric Product Placement™.

¿Es usted dueño de una agencia de automóviles? ¿Sabe cuántas personas sueñan con tener un automóvil? Pues ahora es su oportunidad para entrar en los sueños de sus clientes potenciales y posicionar su marca como la marca con la que ellos sueñan. ¿Está usted en el mercado inmobiliario? ¿Se da cuenta que existen miles de personas que, literalmente, sueñan con tener casa propia? ¡No busque más! Con Oniric Product Placement™ usted logra que la marca de su desarrolladora inmobiliaria quede fija en el inconciente de sus clientes al soñar con ella noche a noche.

¡No pierda esta oportunidad y llame ya!
En la compra del paquete completo de Oniric Product Placement™, reciba absolutamente gratis nuestro servicio Competitive Nightmare™, en donde usted podrá generar las más espantosas pesadillas relacionadas con el producto de su competencia. ¡Llame ya!

… je, y sí, la idea del Oniric Product Placement™ se me ocurrió cuando soñé TODA la noche con una misma marca que aparecía en tooooodos lados durante mis sueños.

2. Sin pena ni gloria, sobretodo porque se celebró en un blog catatónico, hace dos días se cumplieron dos años de que abrí este changarro.
Y aunque todavía no sé bien a bien qué es lo que voy a hacer con el blog, me compraré un Gansito en festejo de estos dos años. (Si tú nos visitas de otros países y crees que compraré un ganso, lo rellenaré y prepararé para cocinarlo y comérmelo, da click aquí o aquí)

3. B3co me mandó un batón literario que procedo a responder.

1.- ¿Cuáles son los últimos tres libros que has leido?
WRIGHT, Robert, “The Moral Animal. Why we are the way we are: the new science of Evolutionary Psychology”, Vintage Books : New York, 1994.

COUPLAND, Douglas, “Miss Wyoming”, Vintage Contemporaries : 2001.

JOHNSON, Steven, “Everything Bad is Good for You: How Today’s Popular Culture Is Actually Making Us Smarter”, Riverhead : 2005.

Y también el último de Harry Potter.

2.- ¿Prestados, comprados, robados y/o fotocopiados?
Uno comprado y los otros regalados (sí, me encanta que me regalen libros). Bueh, y el de Potter también lo fui a comprar.

3.- ¿Cuál estás leyendo ahora?
No he podido terminar “La Rebelión de Atlas” de Ayn Rand, pero no por falta de ganas sino por falta de tiempo. El libro está realmente maravilloso, es todo lo que dicen de él y más… Sin exagerar, es uno de los libros que más ha cambiado mi forma de ver el mundo y la vida. Ya llevo 800 páginas, ahí la llevo, ahí la llevo.

Adicionalmente a ese (porque resulta que me gusta leer varios libros al mismo tiempo) estoy leyendo “La Historiadora” de Elizabeth Kostova, “La Conspiración de la Fortuna” de Héctor Aguilar Camín y un libro de Enrique Jardiel Poncela que me regaló Ruy Feben y al que apenas le estoy hincando el diente.

4.- ¿Algún libro en particular que quieres leer y hasta ahora no has podido por cualquier motivo?
Al igual que B3co, “Rayuela” de Cortázar. Ya lo tengo, lo comencé y por razones difíciles de explicar, nomás no puedo continuar después del capítulo 7.

5.- ¿Lees e-books? ¿Los imprimes para leerlos?
Acabo de enterarme de la existencia de libros *gratis* en PDF rolando por la red. Tengo dos que pienso imprimir para leer. Y a pesar de lo mucho que me gusta la tecnología, no me veo como fan de los e-books.

6.- ¿Cuál fue el mejor libro que has leído en tu vida? ¿Y el peor?
En otra ocasión ya he hablado de él. Y si bien no ha sido *el mejor*, sí ha sido de los más importantes en mi vida. Hablo de “Las Buenas Conciencias” de Carlos Fuentes. Y si todo sale bien durante las últimas páginas que me faltan, es muy posible que “La Rebelión de Atlas” se convierta en *el mejor* dentro de mi lista.

¿El peor libro? Uf. Ni idea, eh!
Probablemente alguno que me hicieron leer a fuerzas en la secundaria, como “La Celestina” o “Fortunata y Jacinta”… y no por los libros, sino por los incentivos a leerlos.

Extra
7.- ¿Qué libro es el que sigue en tu lista de espera?
A parte de terminar los que estoy leyendo, pienso releer “El Manantial” de Ayn Rand y quiero leer un poco de Teoría de la Comunicación, así que me tendré que dar una vuelta por mi librería de cabecera para ver qué encuentro.

4. En estos días, me regalaron un libro llamado “Radiomanías: Apuntes, Ideas y Recuerdos” de Ramiro Garza. Son los recuerdos y las anécdotas de un viejo y reconocido locutor de radio que comenzó su carrera en Monterrey para después emigrar a la ciudad de México y crear Radio Variedades (¿aún existe?). Está… mmmm… entretenido, no más. Sin embargo tiene un párrafo que realmente me encantó. Dice así:

“Me pidieron un día mi opinión acerca de los programas de chismes, rumores y enredos artísticos, afirmándome que eran sólo basura al aire. Me permito aclarar que parte del entretenimiento es aparentemente basura. Lo que necesitamos es ser mejores oyentes, para extraer de esa aparente ‘basura’ un razonamiento sobre la condición humana. En todo lo bueno hay algo de malo y en todo lo malo debe haber algo de bueno”

Con ese párrafo, me ganó. Soy fiel creyente y practicante de esa forma de pensar.

5. Este es el último post de este agonizante 2005. Los fines de año no representan para mí una fecha tan importante… pero aún así, tengo un pequeño ritual que repito año con año desde que la conocí. El último día del año, escucho “Last Good Day of the Year” de Cousteau. La canción simplemente me encanta y creo que refleja el mood que muchas veces traigo. Y nomás porque se han portado muy bien durante este año, bájenla de aquí.

Mientras la escuchan, reciban un abrazo y por aquí nos seguimos viendo. ¡Abur!

Written by Salvador Leal

diciembre 30th, 2005 at 6:12 am

¿Y ahora?

without comments

Ayer terminó Big Blogger. Con el fin de temporada termina también la oportunidad que tenía de seguir escribiendo sin necesariamente utilizar un blog. Supongo que ahora que está cerrado este lugar (“cerrado”) y sin la opción de Big Blogger, la voz gráfica de este wey que les escribe ahora sí enmudece.

¡Y miren que tengo tantas cosas que contarles! Las historias van y fluyen una tras otra. Les podría contar de las peripecias de mi nuevo celular (el anterior era más feo que las perspectivas políticas mexicanas), de las razones que me quitaron tiempo para escribir un blog pero que me han dado material para escribir un libro, de la Navidad, de los amigos. De la vida, vaya.

Además de que, releyendo este blog, ¡me di cuenta que varias de mis mejores historias ni siquiera se las mencioné!

En fin, leo con cierta envidia a todos aquellos bloggers que siguen escribiendo y veo que ni siquiera me he convertido en un lector de blogs profesional (Agustín me ha ganado una idea buenísima), aunque las recomendaciones de jóvenes bloggeros que se encuentran en los New Kids on the Blog de la columna de la derecha, me dieron el sobrenombre de ‘el Raúl Velasco de la Blogósfera’. Damn.

¿Y ahora? Y ahora que se acabó mi excusa para seguir escribiendo, qué? Mis últimos posts en BB eran, literalmente, cosas que habría puesto aquí de no haber cerrado el blog (“cerrado”). Quizás ahora me dedique a aprender a hacer páginas de internet bonitas y le de una remodelada a mi página personal. O no.

Written by Salvador Leal

diciembre 14th, 2005 at 1:14 pm

Idea para Proyecto Editorial

without comments

Si yo hubiera estudiado la carrera de comunicaciones, seguramente podría darle una justificación más certera al proyecto editorial que se me ocurrió hoy por la mañana mientras viajaba en el Periférico y hasta podría presentarlo como una tesis locochona con todo y su marco teórico mafufo.

Resulta que en la Ciudad de México, cuando uno pone las luces direccionales para cambiar de carril (los flashers), la gente no te da al paso… muy por el contrario, acelera para evitar que pases. Lo que he encontrado mucho más eficiente durante mi experiencia como conductor, es sacar el brazo e indicar de manera física que quiero cambiar de carril. La técnica funciona pues parece ser que las personas se espantan con un brazo, frenan y te dejan pasar involuntariamente.

Pues bien, hoy me encontré con una vieja que nomás nada. Ni me dejó pasar, se aceleró y hasta medio se me cerró en un claro mensaje de “…y un sustito pa’ que se te quiten las ganas de quitarme mi lugar”

Traía mi cámara digital a la mano y pensé en tomarle una foto. Y luego pensé en tomarle una foto a todos los conductores que no me dejen pasar, que me avienten el coche en el tráfico o que simplemente sean tan gandallas como para meterse al inicio de las largas colas que se forman cuando uno quiere entrar o salir del Periférico.

Tomarle una foto a los malos conductores no sólo cumpliría con el objetivo editorial final, sino que también los sacaría de onda y les provocaría algún tipo de *preocupación*. Es decir, el conductor afectado (o sea yo) obtendría no sólo material para mi libro sino que también tendría una (algo enfermiza) venganza.

El libro (obvio de gran formato, con fotos a color y papel couché) se llamaría “Civismo Periférico: Imágenes de Odio, Frustración e Inmadurez Vial en la Ciudad de México” y tendría en la portada un brazo femenino que sale de la ventanilla de una Windstar y que claramente le está mentando la madre al fotógrafo.

Written by Salvador Leal

diciembre 2nd, 2005 at 11:04 am

Otra duda

without comments

¿En qué momento de la historia del idioma inglés, se perdieron el signo de interrogación inicial [¿] y el signo de admiración inicial [¡]?

Me queda claro que en el español lo estamos perdiendo paulatinamente con el uso diario (¿a poco ustedes ponen signos de admiración o interrogación iniciales durante sus conversaciones en el messenger?), pero me gustaría saber si en algún momento el idioma inglés los tuvo y cómo los perdió…

Igual y un día que tenga tiempo me pongo a escribir el libro “Extinción de Signos Ortográficos, Un Recuento Histórico”

Written by Salvador Leal

noviembre 22nd, 2005 at 4:57 pm

Posted in pointless a secas

De Puntitas

with 15 comments

La mayor preocupación que yo tenía a los 6 años, era poderme levantar lo suficientemente temprano como para que el camión de la escuela (el glorioso Instituto México) no me fuera a dejar. Dicho camión (el número 8, por cierto) pasaba entre 7 y 7.10 de la mañana, lo que significaba que para ese entonces yo tenía que estar vestido, peinado y desayunado desde hacía rato.

Por razones que desconozco, pero que fueron tremendamente útiles y que conservo hasta el día de hoy, mi papá solía despertarme con música. Así pues, a eso de las seis y cuarto, encendía el radio de mi cuarto y ponía alguna estación que no tuviera noticias. Un día, no mucho tiempo después de haber entrado a primero de primaria (ca. 1985) mi papá sintonizó el 1060 de AM que transmitía un programa diseñado específicamente para ayudarle a los niños a despertar. El programa se llamaba ‘De Puntitas’.

‘De Puntitas’ tenía música, cuentos (la mayoría de ellos, prehispánicos), entrevistas, tips y detalles curiosos pensados para atraer la atención de un chamaco de seis años. Desde aquél primer día, quedé cautivado con el programa.

Una de las características más interesantes de tal programa era que sólo tenía un conductor que llevaba el programa durante su media hora de duración. Dicho conductor hacía todas las voces: las de conejo y las del coyote en las leyendas mexicanas, las de los entrevistados y las de los animales en las fábulas y la de básicamente cualquier otro participante en los chistes, tips y anécdotas que se contaran durante el programa.
La música también era una parte muy importante, pues no crean que pasaban los ‘éxitos del momento’ ni mucho menos. Las canciones eran verdadera música para niños cuando a este género aún no habían llegado ni Tatiana ni Ivonne e Ivette. Más que música para niños era música bien hecha que podía ser disfrutada por niños. Y además era hasta subersiva! Recuerdo una canción (con ritmos folclóricos latinoamericanos) que hablaba de un ratoncito (chiquito, chiquito) que se metía a las computadoras del Banco Central y provocaba la parálisis de la economía nacional. La canción terminaba con un verso que decía algo así como “imagínate qué no haríamos tú y yo!”

El conductor de ‘De Puntitas’ era un locutor de nombre Emilio Ebergenyi que, descubrí después, se dedicaba con particular éxito a ser la voz institucional no sólo de la estación en donde se transmitía ese programa (Radio Educación) sino en general del ambiente cultural en México. Fue debido a Emilio, y particularmente a la magia radiofónica desplegada con ‘De Puntitas’, que mucho tiempo después quise dedicarme a la radio, a sacudir la imaginación de las personas como me tocó vivirlo durante las mañanas antes de tomar el camión que me llevaba a la primaria.

Nunca conocí a Emilio Ebergenyi, pero como suele suceder con los personajes de radio, lo considero un compañero entrañable y alguien *importante* no sólo como parte de mi infancia sino como punto de referencia en las decisiones radiofónicas/profesionales que he tomado. Si en algún momento quise parecerme a alguien estando al aire, mi ejemplo siempre fue él, tratando de lograr un punto medio entre el entretenimiento y la cultura y reflejando lo que sucede en el mundo del ciudadano común y corriente.

Emilio murió la semana pasada. Suena extraño pues, aunque nunca lo traté, la noticia me puso realmente triste… y no encuentro otra manera de quitármelo de la cabeza más que escribiendo y compartiendo lo importante que fue este cuate para mí.

Si quieren, pueden escuchar algunas de las repeticiones de ‘De Puntitas’ los sábados a las 9.30am o estar pendientes al homenaje que le rendirá la estación de radio en la que trabajó por más de 30 años.

Written by Salvador Leal

noviembre 16th, 2005 at 12:22 pm

El Turibús™

without comments

Empujados por la inercia de un blog, un grupo de cuates logramos sin querer, un muy interesante experimento sociológico-blogguero-literario del que apenas me voy dando cuenta.

Si ustedes han hecho caso de la recomendación implícita de blogs que se encuentran al lado derecho de este catártico blog, se habrán enterado que hubo una abierta pero discreta convocatoria para darnos una vuelta en el Turibús de la Ciudad de México el sábado pasado.
De las personas que asistieron, la gran mayoría son recién llegados a la blogósfera e incluso hubo quien no está interesado en abrir su propia bitácora personal. Eso nos hacía un grupo heterogéneo, unido por la confianza que puedes tener al leer periódicamente a alguien o por conocerlo desde tiempo atrás en la vida real.
El tour lo dimos el sábado y para el lunes ya había varias reseñas del mismo en los distintos blogs de los respectivos invitados.

¿A qué me refiero con que logramos un experimento sin querer?
A que tuvimos un mismo hecho que fue vivido por distintas personas (distintos ojos, distintas maneras de pensar, distintos gustos y/o manías) y que fue reseñado de acuerdo a las características narrativas de cada quién.

Pareciera que La Verdad® como tal no existe. La meta de objetividad que tienen los medios de comunicación convencionales es negada por el principal activo de las bitácoras electrónicas: la subjetividad. En este pequeño experimento (que, insisto, se dio sin querer) cada quién le dio mayor importancia a ciertas cosas y minimizó u omitió otras que para él (o ella) no tenían tanta relevancia. ¿Qué fue lo que realmente ocurrió? Viéndonos filosóficos podría contestar que quizás ni siquiera nosotros que estuvimos ahí y lo vivimos, podríamos saberlo.

Sin embargo, si ustedes quieren leer un mismo hecho visto por distintos ojos y procesado por distintas mentes, léanlo aquí:

Ruy Feben: Quiúbole Chilangia Tour 2005: la minuta
Lulú Marina: ¡¡Desde el Turibú, para el mundo!!
YoSola: Turibús Chilango
Conde de Almaviva: The “Quiúbole Chilangia Tour 2005” Review
Terrible Funk: Aventura bloggera en un segundo piso móvil o Como sobrevivir a un beso sin ser golpeado por una rama
Quack: Mi primer reunion de bloggers
Lillith Galactik: Paseo “offline”

Y ahora sí, después de echarme esta reflexión, este blog regresa a dormir.

Written by Salvador Leal

noviembre 9th, 2005 at 11:10 am

Posted in amigos,blogosfera

Duda

without comments

¿Por qué durante las películas cómicas que tienen subtítulos, las personas se ríen hasta que el actor termina de decir la línea graciosa en inglés y no cuando terminan de leer el subtítulo que está en español?

Written by Salvador Leal

octubre 26th, 2005 at 12:31 pm

Descubrimiento

without comments

Hoy descubrí que cuando en los anuncios de venta de coches dice ‘único dueño’, no significa que existen personas que compran entre varios un coche, lo comparten y que por lo tanto tendría ‘muchos dueños’.

‘Único dueño’ significa que sólo ha sido vendido una vez, es decir, que la agencia se lo vendió a él. ‘Segundo dueño’ significa que es la segunda vez que el auto cambia de manos.

… me siento como cuando descubrí (hace muchos, muchísimos años) que cuando una dirección decía ‘No. 34’ no significaba que la dirección podía ser tooooooodos los números MENOS el 34 (no 34).

No cabe duda que sigo descubriendo este mundo en el que vivimos…

Written by Salvador Leal

octubre 18th, 2005 at 1:21 pm

Arrooooooz!

without comments

Lo siento. Lo siento de verdad… pero es que esta noticia simplemente no la podía dejar pasar. Vean nomás qué chulada!!

La nota del periódico Reforma dice:
En posesión de una metralleta hechiza, alrededor de 2 kilos de mariguana y 100 gramos de cocaína y balas expansivas, fueron detenidos tres hombres en el Barrio de Tepito, durante un operativo de la Policía capitalina.
(…) Además les encontraron 16 mil 500 pesos en billetes falsos, incluído un billete de 500 pesos con la efigie del actor Mauricio Garcés, en lugar de la imagen del General Ignacio Zaragoza.¿Saben qué es lo peor? Que a mí me ENCANTARÍA traer billetes de 500 con la imagen de Mauricio Garcés.

Bueh, ahora sí, ahí la ven… regreso a mis vacaciones (jejeje).

Written by Salvador Leal

septiembre 29th, 2005 at 8:45 am

Apagando la luz

with one comment

Pues si el post de ayer no fue lo suficientemente clarificador, sí, éste es mi último post.

Durante el tiempo en que estuve escribiendo me tocó ver varios nacimientos, ocasos y muertes de blogs y quiero decirles que las razones que han expuesto los demás para dejar de blogear no se parecen a las mías. No, no me voy porque esté pasando por una crisis existencial y mi vida me obligue a hacer un alto en el camino. No, tampoco me voy porque haya visto que el mundo de la blogósfera se haya corrompido con los vicios y egos de la vida real. Nah!

La razón por la que me voy es, simplemente, falta de tiempo.

Desde hace tiempo (y por eso quería ponerlos en perspectiva con el post de P&G), creo que hay muchas cosas por hacer y muchas situaciones que cambiar. Y es por eso que me he involucrado en varios proyectos que, creo, son por el momento más importantes que escribirles si odio a los lápices o mi opinión de tal o cual película. Dejar de escribir, no lo niego, me cuesta. Como me costó dejar los micrófonos en algún momento. Finalmente tengo la necesidad de pensar y expresar lo que pienso… pero mi necesidad por actuar es todavía mayor.

Una vez me dijo una persona a la que yo respeto mucho que existen tres tipos de personas: los que hacen que las cosas sucedan, los que esperan que las cosas sucedan y a quienes les suceden las cosas. Por razones que no alcanzo a entender del todo, los mexicanos cada vez nos movemos más hacia el último tipo de personas… aquellas que no son dueñas de su futuro sino que son víctimas de las circunstancias. Y no sólo hablo de situaciones políticas (que claramente son las que hoy ocupan las primeras planas de los periódicos) sino en muchos otros aspectos que me son de interés y que a lo largo de la vida de este blog ustedes han visto que me fascinan (i.e. radio y medios de comunicación). Cada vez nos sentamos más a ver cómo pasa el mundo frente a nosotros sin atrevernos a modificarlo.

Pues bien, el tiempo ha llegado. Es hora de meterse de lleno y comenzar hacer que las cosas sucedan. Y para eso necesito el mayor tiempo posible adicional… por lo que el blog tendrá que ser sacrificado por el momento. Si todo sale bien, en algunos meses nos volveremos a ver y leer, con nuevas experiencias y en otro contexto. Si los planes no se desarrollan como quisiera, pues también nos volveremos a ver pero con la satisfacción de haber luchado una buena batalla.

Por supuesto que BásicoFM sigue. Y seguiré posteando periódicamente en Big Blogger como hasta ahora. Además de que sigo teniendo una pequeña sección semanal en Reporte en Polvo (sábados 10pm, 98.5fm) y escribiré en los medios que se dejen (como la revista Sputnik de septiembre, por ejemplo).

Pero ésto. ÉSTO de nombre salvadorleal.blogspot.com, se acaba el día de hoy. Muchas gracias a quienes me han leído durante todos estos meses (ja! si tú eres de los recién llegados… ¿qué crees? llegaste tarde!!) y a quienes han opinado y criticado este espacio.

Y ahora sí, el último en salir… que apague la luz!

Written by Salvador Leal

septiembre 15th, 2005 at 10:32 am