SalvadorLeal.com

La vida irreal de Salvador Leal

Archive for septiembre, 2004

¿4 años más de Bush?

without comments

Desde 1980 hay una manera de conocer quién será el próximo presidente de los Estados Unidos. No, no es ninguna encuesta secreta. Tampoco es información de algún think tank exclusivo. Desde hace más de veinte años, el mejor y más exacto indicador de quién será el ganador de las elecciones presidenciales es el nivel de ventas de máscaras presidenciales para la fiesta de Halloween del año electoral.

(voz de académico) “Veamos el siguiente cuadro comparativo…”

Como podemos observar, las máscaras para Halloween han sido el indicador más certero (no por porcentajes sino por resultados) del ganador de las elecciones presidenciales.
Me pregunto si eso podría aplicar en México. Espero que no, porque entonces el ganador desde 1994… sería Carlos Salinas!!

Link a la nota de CNN, aquí.
Link a la fuente de la nota de CNN, aquí.

Written by Salvador Leal

septiembre 29th, 2004 at 5:27 pm

Por Tutatis!!

without comments

Como nuestros lectores ñoños ya lo han reconocido, el título de este post es una de las frases que proferían Asterix y Obelix, héroes de un cómic francés del mismo nombre.
Pero el título no sólo tiene esa referencia. Como muchos de ustedes ya saben (la noticia ha corrido como pólvora entre los blogs de todas las nacionalidades y todas los individuos amantes de conspiraciones, OVNIs y expedientes secretos X), el mundo se acaba mañana 29 de septiembre.
Bueh, eso es lo que dicen!

Según esto, un asteroide de nombre Toutatis se acercará ‘peligrosamente’ a la Tierra, esto es, pasará a un millón y medio de kilómetros de nuestro planeta. No soy astrónomo ni mucho menos (bueno, ni muchíiiisimo menos) pero un millón de kilómetros no me suena ni tantito convincente para comenzar una histeria colectiva, sin embargo, la idea de que un meteorito de 4,6km de largo por 2,4km de ancho caiga en nuestro planeta aniquilando la vida existente, no sólo se me hace cool sino que básicamente es lo que he esperado toda mi vida.

Creo que no lo he dicho en este blog, pero las personas que me conocen lo saben muy bien. ADORO el concepto del Fin del Mundo™. Soy fan de las películas apocalípticas en donde todos mueren o sólo sobreviven unos o donde un grupo de humanos lidereados por Bruce Willis o el actor de moda en ese momento salven a la Tierra. Mi colección de DVDs se enriquece constantemente (que significa “cada que mi sueldo me lo permite”) con películas acerca del fin del mundo.
Mi fin del mundo favorito es una guerra nuclear. Y es por eso que mi película favorita acerca de este tema es Miracle Mile y mi cuento favorito es 1999 del señorón Douglas Coupland (una de las razones por las que es de mis autores favoritos es precisamente por esa recurrencia al tema de una catástrofe mundial, y si no me creen, lean Girlfriend in a Coma)

Así pues, son fan del Fin del Mundo™ y me da mucho gusto que, de ser ciertas las probabilidades de colisión (más del 63% según algunas fuentes) me vaya a tocar estar en este planeta justo cuando llegue a su fin. Y no, no estoy bromeando. No me lamento por todo lo que no hice o por la vida que llevo… la verdad es que lo único que ha permeado en mi psique de la filosofía de los hippies es el ‘vive como si hoy fuera el último día de tu vida’. Claro, ellos lo toman como una excusa para freir su cerebro en mota y proclamar el amor y la paz. Argh!
Vivir como si hoy fuera el último día de tu vida significa trabajar en algo en lo que adoras trabajar, significa estar bien con tus amigos y con tu familia, no llevarte rencores ni peleas. Vivir así es saber con quién gastas tu tiempo y con quién no, saber que por mucho alcohol que consumas no podrás evadir la realidad que te aqueja todos los días y que si esa realidad no es acorde con la vida que en algún momento soñaste tener, entonces es hora de renunciar a tu vida y hacer lo que realmente te gusta. Y con esta última frase no quiero que se confundan y crean que deben renunciar a su trabajo de oficina para hacerse agricultores… más bien es renunciar a su MEDIOCRE trabajo de oficina para trabajar en algo que los haga locos de contento. (ahora que, si lo que te hace feliz es trabajar en la oficina, entonces olvida lo que dije, je!)

No sé si mañana el mundo se nos vaya a acabar o no. Si se acaba, sería un buen momento para reflexionar acerca de a dónde hemos llevado nuestras vidas en lo particular y nuestra civilización en lo general. Si no se acaba… por lo menos me dio un buen tema para postear después tener un bloqueo creativo severo.

Y a todo esto, ¿no saben si la colisión la van a pasar por Sky?

Para información de la NASA acerca de Toutatis, aquí.
Para información acerca de las expresiones culturales relacionadas con el Fin del Mundo™, ésta es mi referencia favorita.
Yo me enteré de Toutatis, aquí.

Written by Salvador Leal

septiembre 28th, 2004 at 10:02 am

SW’s Las Cinco del Viernes

without comments

En este blog lo disfrutamos desde hacía mucho (ver post, aquí) y hoy que se ha cumplido la fecha estoy orgulloso de decirles que finalmente cuento con mi Trilogía Original de Star Wars en DVD, en rutilante Stereo, Sensaround, THX, 5.1, M&M’s, 3.1416 y todos sus agregados.
A muchos eso les viene dando enteramente lo mismo, pero para alguien que es fan de las películas es todo un major event. No soy de esos fans que van caminando por la vida con un sable de luz colgando del cinturón o que se saben todos y cada uno de los modelos de naves espaciales que salen en cada toma… pero la historia, los personajes y en general el concepto detrás de ‘La Guerra de las Galaxias’ (que así se le tradujo en México) me encantan.

Muy personal y ñoñamente, creo que el principal mérito que tiene George Lucas no es el haber ideado un universo con monstruos y naves espaciales que tanto nos gustan del mundo de SW. Tampoco fue el haber llevado la tecnología y los efectos especiales a los límites para lograr que el guión y la película final estuvieran alineados. No. Para mí, el principal mérito que tuvo George Lucas fue el haber tomado un librito llamado The Hero with a Thousand Faces, de Joseph Campbell (pueden comprar el libro aquí en inglés y aquí en español), aprender de antropología, psicología e historia de los mitos humanos y adecuarlos a su momento y con la envoltura de su tiempo.
George Lucas es un especialista en la forma, pero lo maravilloso (lo REALMENTE maravilloso) es que el fondo de la historia es tan viejo como la necesidad del hombre de creer en algo. No importa que hayan pasado miles de años desde que fue escrita la Odisea o desde las historias de héroes medievales, los seres humanos se sienten atraídos por la travesía que tiene que recorrer un héroe para lograr ser lo que debe ser.
Lucas se da cuenta que todos los seres humanos han tenido la necesidad de creer en algo (o alguien) y por eso han creado mitos, historias, religiones y dioses; él logra adecuar la misma historia pero con un lenguaje (visual, musical, tecnológico) más acorde con su tiempo… y le da al clavo espectacularmente.

Ser fan de Star Wars es mucho más que saberse los diálogos de la película, la biografía de todos los que participaron en ella o creer en La Fuerza. Ser fan de Star Wars significa estar en contacto con una vena milenaria que ha estado ahí desde el principio de la humanidad; significa vivir lo mismo que vivieron nuestros antepasados con los Cantares de Gesta o con las leyendas aztecas. Y todo eso, es gracias a George Lucas.

En fin, después de mi rollo apologético de la Guerra de las Galaxias, pasemos a Las Cinco del Viernes, dedicadas en esta ocasión al fenómeno de SW.

1. ¿Cuál es tu momento favorito de la trilogía original de SW?
Mi momento favorito es cuando Luke está afuera de su casa y ve un atardecer con dos soles. Esa escena simplemente me cautivó. Es un detallito que me hace pensar un millón de cosas.

2. ¿Cuál es tu personaje favorito de la trilogía original de SW?
Siempre he dudado. Mi primera reacción es Obi-Wan Kenobi. Pero después lo pienso de nuevo y creo que me quedo con Darth Vader. No sólo es malo y usa La Fuerza de una manera grandiosa… el tipo tiene la voz más cool del cine. Y punto.

3. ¿Le cambiarías algo a las películas? ¿Qué?
En 1999, a George Lucas se le ocurrió volver a sacar sus películas y hacerles modificaciones pues en la época en la que filmó la trilogía original no había la tecnología suficiente para hacer lo que él hubiera querido hacer. Uno de los cambios fuertes que hizo, fue el inicio de The Return of the Jedi, en donde originalmente había un número musical cantado por una gorda encadenada a Jabba the Hut.
Lo que Lucas hizo fue mandar a hacer una nueva canción, crear a una criatura generada por computadora y cambiar por completo el número musical. ESO le cambiaría. Y lo regresaría a como era antes. El número musical original era boooooooenísimo.

4. ¿Hubo algún juguete de SW que siempre quisiste y que nunca tuviste?
El Halcón Milenario. Tuve muchísimos monitos, pero casi no tuve navecitas.
También la nave de Darth Vader. (inserte aquí una frustración infantil)

5. Frase favorita de la trilogía original de SW
‘Luke, I am your father’ todo el tiempo, toda la vida. Hace que se te caiga la quijada big time.

Written by Salvador Leal

septiembre 24th, 2004 at 11:38 am

Todos somos DJ’s

without comments

… así es, así como en alguna ocasión todos fuimos Marcos (para referencias, aquí), ahora todos somos DJ’s.
Todos tenemos una colección de discos o de música que creemos que podemos mezclar y prender a la gente mejor que nadie… o por lo menos eso ocurre con mis amistades de WFM. Recuerdo aquellas comidas de Navidad o las fiestas que organizaba la estación en las que una buena parte de los locutores hacía filita para ir poniendo poco a poco la música. Como todos teníamos gustos distintos, media hora había psycho super denso para luego tener quince minutos de jazz experimental y luego otra media hora de house latino. Al final, siempre terminábamos poniendo discos de José José.

Algunos la prendían bien, otros más bien eran DJ’s Wannabe… mis eclécticos gustos musicales siempre me impidieron hacer el ridículo en otro lugar que no fuera con la mezcladora en la intimidad de mi cuarto y con audífonos puestos.
Pero en fin, ese no es el objetivo del post, sino decirles que Pada DJ se presentará por primera vez en un antro de la ciudad de México para hacer sudar las tornamesas y lograr que quienes estemos en tan histórica presentación, nos paremos a saltar y bailotear al ritmo de sus mezclas.
Pada DJ no es otro que mi cuate Pada (su blog, aquí) y estará en el Bar Altavista (Av. Altavista 154, en San Angel al sur de la gran Ciudad de México) a partir de las 9 de la noche. Para que se animen, habrá 2×1 y no cover…

Que la comunidad bloggera del DF no lo dude. Si no tienen plan para hoy en la noche, vénganse a ver a Pada. Si no lo hace bien, por lo menos será divertido aventarle jitomates y ver cómo los esquiva con gracia.

P.D. ey!! y no sólo la comunidad bloggera del DF, todos los lectores de este blog están más que invitados, eh!

Written by Salvador Leal

septiembre 23rd, 2004 at 11:16 am

Magnifique!

without comments

Hace poco leía un artículo en el New York Times acerca de una Teoría de la Conspiración™ que involucraba a la función de shuffle en la Ipod.
Palabras más, palabras menos, el artículo hablaba de las raras coincidencias que tiene este aparatito para tocar cosas del mismo artista en varias ocasiones casi seguidas aunque hubiera 4,000 canciones más de las cuales escoger; el artículo también exponía varios osos que los usuarios del Ipod habían pasado cuando, de repente, desde el fondo de su memoria, el shuffle encontraba y reproducía melosas canciones de Elton John en un reventón universitario o cuando en pleno cachondeo entre una pareja suena una rola de los Beastie Boys.

Creo que el artículo habla acerca del difícil arte de domesticar tu entorno. Uno tiene que aprender a domesticar su computadora (todos los que realmente convivimos con una sabemos qué botón presionar en qué momento y cual simplemente no tocar, o qué hacer cuando la pantalla se pone de tal o cual manera), su auto, a sus papás y (aquí iba a decir que a las mujeres, pero me tacharían de machista… así que mejor no lo pongo).
Uno sabe que el artículo en cuestión está domesticado cuando hace exactamente lo que tú harías, i.e. tu coche da el volantazo ‘solito’ para evitar el choque con otro automóvil o tu computadora salva ‘solita’ cosas que jamás pensaste que podrías encontrar todavía en su disco duro.

Y uno sabe que su Ipod se está librando del matrimonio con Apple para aceptarte como amante cuando pone las canciones justas en el momento adecuado. Hoy, por ejemplo, necesitaba que mi mañana fuera de lo más tranquila/cool/chilloutera posible… y he aquí lo que recibí:

A Cor Do Som – Abri a Porta
Mouse on Mars – X-Flies
Smoke City – Underwater Love
Savath + Savalas – Sigue Tu Camino (No Sabes Amar…)
Caetano Veloso – Oba La La/Bim Bom
Radiohead – Like Spinning Plates
Olga Ramón – Esta Boca es Mía
Bent – Good Bloke

y aquí voy… a ver si poquito a poquito me va levantando el mood; si no, en lugar de relajarme con la música voy a comenzar a buscar un barranco en donde aventarme!

Glosario:
En el Distrito Federal (no sé si en la provincia mexicana también se use), existe la frase “hacer un oso” que significa “hacer el ridículo”. También existe ‘Qué oso!’ que sería algo así como ‘Qué papelón!’ o ‘Qué vergüenza!’

Written by Salvador Leal

septiembre 21st, 2004 at 11:08 am

DOF

without comments

Una de mis muchas responsabilidades (por favor por favor por favor, por lo que más quieras, Señor… mándame un becario PERO YA!), -ejem-, una de mis muchas responsabilidades consiste en leer a conciencia la publicación más aburrida de todo México.
¡Más aburrido que los libros de texto de la primaria!
¡Más aburrido que los instructivos de los aparatos electrónicos!
¡Más aburrido que el inalterable blog del Joe!
¡Más aburrido que el canal 22 a las 3 de la mañana!
¡Más aburrido que La Hora Nacional!

Sí, señoras y señores… esa publicación es…
¡¡EL DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACIÓN!!

Para quienes no lo sepan, el Diario Oficial (como se le dice en los pasillos de la burocracia mexicana) es, de acuerdo con la ley que lo reglamenta, “el órgano del Gobierno Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, de carácter permanente e interés público, cuya función consiste en publicar en el territorio nacional, las leyes, decretos, reglamentos, acuerdos, circulares, órdenes y demás actos, expedidos por los Poderes de la Federación en sus respectivos ámbitos de competencia, a fin de que éstos sean aplicados y observados debidamente”

Como se podrán dar cuenta, el nivel literario que alcanza semejante publicación es elevadísimo. Uno llega, abre el diario y se encuentra con emocionantes e interesantísimos párrafos que comienzan con un:

Acuerdo por el que se reforman los párrafos primero y segundo del artículo 7o. del Reglamento Orgánico del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros, Sociedad Nacional de Crédito, Institución de Banca de Desarrollo.

o

Decreto por el que se concede permiso a las ciudadanas Gabriela Corona Berruecos y Laura Olivia Brieño Martínez, para prestar sus servicios en la Embajada de Canadá en México, Distrito Federal.

Para estas alturas, uno comienza a babear de una manera pocas veces vista, los párpados se van cerrando poco a poco logrando que, en las noches de insomnio, no haya mejor lectura que dos o tres números del Diario Oficial.

Pero como en mi trabajo lo último que necesito es un factor más que me facilite el sueño, para hacerme la vida un poco más sencilla, tengo que poner a trabajar mi imaginación y ponerle más sabor a lo que leo. Por ejemplo, si lo que publican es algo así como:

Acuerdo por el que se otorga al Excelentísimo señor Embajador Gyula Németh, la Condecoración de la Orden Mexicana del Aguila Azteca en el grado de Banda 2

Pues entonces me traslado inmediatamente a una fiesta de smoking en donde todos beben champaña, comen canapés de cangrejo y toman chocolates Ferrero Rocher de postre (ya saben eso de tener muy bien posicionado a los chocolates Ferrero Rocher en ‘las recepciones del Embajador’). Las mujeres visten sus mejores galas y tienen gargantillas de zafiros, una pequeña orquesta toca algún oscuro éxito de Mozart y en el balcón se toman decisiones que cambiarán el rumbo de la historia. Afuera, los Mercedes Benz con placas diplomáticas, duermen en las cocheras de la fastuosa mansión donde se lleva a cabo la ceremonia. Poco antes de la media noche, el Excelentísimo Señor Embajador Gyula Németh es condecorado por su similar mexicano en una breve pero muy significativa ceremonia al final de la cual, todos aplauden gozosos.

Si, por el contrario, lo que se publica en el DOF es algo como

Circular por la que se comunica a las dependencias, Procuraduría General de la República y entidades de la Administración Pública Federal, así como a las entidades federativas, que deberán abstenerse de aceptar propuestas o celebrar contratos con Desitep, S.A. de C.V.

Entonces uno se imagina disparos de uzis sonando a todo lo que da mientras una camioneta de Desitep, S.A. de C.V. es peligrosamente perseguida por una patrulla de la PGR al borde de un barranco. La camioneta perseguida, que desde luego tiene escrito en las puertas “Propiedad de Desitep, S.A. de C.V.”, tendrá que decidir entre detenerse y entregarse a la justicia mexicana por haber aparecido en el Diario Oficial… o escoger el camino difícil y lanzarse al vacío custodiado por dos helicópteros de la PGR que están esperando al final del camino.
El chofer duda unos segundos y, en lugar de permitirles acceso a los comprometedores documentos de Desitep que mantiene guardados en un portafolio negro que se encuentra en el asiento trasero de la camioneta, se lanza al vacío mientras activa un mecanismo de auto-destrucción.

… Como pueden ver, uno tiene que llegar a niveles de imaginación altamente alterados para poder sobrevivir a la lectura constante del Diario Oficial. Sin embargo, hay días en los que se publican algunas cosas que te pueden regalar una buena sonrisa al imaginarte todo el contexto que podría haber detrás de lo publicado. Ese es el ejemplo del diario del día de hoy, en donde se publica

12. Presuntas prácticas monopólicas relativas en el mercado de exhibición de películas para adultos clasificación “D” en la población de Cuernavaca, Morelos
Denuncia
El 22 de agosto de 2003, una persona física presentó una denuncia en contra del Municipio y del Director de Licencias de Funcionamiento y Supervisión de Espectáculos del Ayuntamiento de Cuernavaca, Morelos, por la presunta comisión de prácticas monopólicas. Estás consisten en la negativa de las autoridades para otorgar la autorización para exhibir en su local comercial películas clasificación “D” en licencia para la ampliación de giro de su negocio.
Resolución
El Pleno de la Comisión Federal de Competencia, en su sesión del 4 de diciembre de 2003, resolvió decretar el cierre del expediente al no existir elementos suficientes para sustentar la presunta responsabilidad de agente económico alguno respecto de los asuntos denunciados.

Me encanta. En lugar de revisar las prácticas monopólicas que pudieran estar cometiendo Telmex, Cemex, Televisa o los Hielos Fiesta e Iglú, la Comisión Federal de Competencia dictamina acerca de quién ejerce el monopolio de las películas porno en Cuernavaca. Me imagino los detalles que pudieron haber obligado a alguien a interponer una denuncia en contra del dueño del local y hacen que la labor de leer el DOF todos los días, cobre sentido.

Written by Salvador Leal

septiembre 20th, 2004 at 1:44 pm

Aprenda Mexicano en Fáciles Lecciones III

without comments

Muy bien amiguitos, ya hemos llegado hasta la leson nomber tri.
Durante las pasadas lecciones aprendimos las maravillas de la letra ‘che’ y de los indigenismos que hemos asimilado como parte de la cultura mexicana.

Hoy dedicaremos una lección entera a la que es la palabra más importante para un mexicano. El solo uso y dominio de esa palabra, les puede dar a nuestros amigos extranjeros el título de ‘mexicano básico’ (no pun intended) y los compañeros mexicanos que nos acompañan en estas lecciones estarán de acuerdo en que el nivel de manejo de esta palabra logra no sólo la confirmación de la mexicanidad, sino también su supervivencia como persona dentro de nuestro país.

Esa palabra es ‘sexenio’.

El país entero se ve cubierto y envuelto por esta palabra. Todas las decisiones, importantes y triviales, indispensables y ligeras son alteradas, modificadas, apresuradas, canceladas o generadas por esa hermosa palabra: sexenio.
En nuestro país, TODO se mide en sexenios. Cuando llegan los novios frente al altar (sobretodo si alguno de los novios pertenece a la clase política) los asistentes saben que cuando dicen ‘para toda la vida’ en realidad están diciendo ‘por el próximo sexenio’. Cuando un personaje público dice ‘he sido honesto desde siempre’ lo que en realidad quiere decir es que en este sexenio ha sido especialmente discreto. Si un padre de familia le dice a su esposa que ‘por ahora no hay que tener más hijos’, a lo que en realidad se refiere es que, durante este sexenio, sería mejor abstenerse de tener un mocoso más hasta no saber si su compadre va a quedar en algún buen puesto dentro del siguiente gobierno.

Me explico. En México, los Presidentes tienen un período de gobierno de seis largos (y a la vez cortos) años. Y todo lo que en ese lapso suceda es bueno para el país, indispensable para la sociedad y tiene tonalidades de reproche que gritan un ‘cómo es posible que no se hubiera hecho antes’. Ese sexenio es para ese presidente y su administración. Es el principio y el fin (Fukuyama dixit) de la historia.
Si, por ejemplo, el Presidente anterior tenía un programa llamado ‘Solidaridad’, el siguiente Presidente lo quita y pone algo que denomina ‘Progresa’ y el siguiente que tiene el nombre de ‘Oportunidades’. El programa podría ser básicamente el mismo, pero las personas al frente de los mismos, y por lo tanto, los beneficiados por el gobierno, cambian de sexenio en sexenio.

Dicen los expertos en management que en la vida no hay nada fijo y que lo único que no cambia es el cambio mismo.
Ese concepto seguramente fue pensado por un teórico que visitó México, analizó sus gobiernos y se dio cuenta que nada, NADA permanece. Un sexenio eres Director de Departamento, y al siguiente eres Secretario de Estado y al siguiente eres perseguido por la justicia. Un sexenio puedes comprar una casa y coche nuevos, al siguiente los hipotecas y al siguiente te vas a vivir con parientes o (si eres de los que fueron favorecidos con la nueva administración) compras tu segundo departamento en Miami. Un sexenio está prohibido criticar al gobierno y al siguiente puedes ver a todos los cómicos mofándose del Presidente en turno.

Quizás algunos de ustedes me dirán que desde que en México cambiamos de régimen y llegó un Presidente de oposición, la situación ya no es la que estoy describiendo en este post. Falso. El asunto es un problema de las personalidades de caudillo que tienen nuestros gobernantes. Creen que con ellos a la cabeza todo va a ser mejor y no se dan cuenta que lo único que podría quedar después de que ellos se vayan del poder, son las instituciones que conforman el Estado Mexicano.
Otros me podrán decir que eso sucede con el PRI y el PAN, pero que Andrés Manuel no se maneja en base a sexenios. Falso también. Él más que ningún otro político actual está manejando su gobierno en base a metas a corto plazo. No importa si la deuda de la Ciudad de México crece a niveles escalofriantes, él ya no estará cuando se tenga que pagar. No importa que se le regale dinero a los viejitos y que esa acción haya sido convertida en ley por sus camaradas de partido, cuando esa política ahorque las finanzas de una ciudad que cada vez tiene más personas mayores, él ya no estará al frente de este gobierno, sino que habrá utilizado esas medidas para (Dios no lo quiera) lograr un puesto más alto.

Como pueden ver, un sexenio cambia vidas. Lo que se hace en el sexenio de un Presidente (o Gobernador, porque también se aplica a nivel estatal) se deshace en el siguiente y se le cambia de nombre un sexenio después. Si no hay mal que dure cien años, en México no hay plan que dure más de seis. Supongo que si se pudiera volver un factor de una fórmula econométrica, el Sexenio sería una de las variables con mayor peso en el desarrollo (o subdesarrollo) económico de México.

Bueno, quizás he exagerado un poco en mi análisis. Sí hay algo que permanece en nuestro país: la pobreza. Si un sexenio eres pobre, al siguiente sigues siendo pobre. Claro que, si viene algún genio macroeconómico que modifique los programas de asistencia social o cambie la estabilidad del país, al siguiente sexenio puedes tener la seguridad de que no serás pobre. Serás miserable.

Written by Salvador Leal

septiembre 15th, 2004 at 11:07 am

ID 15

without comments

Me encanta.
De acuerdo con una encuesta del periódico Reforma, 54% de los encuestados no sabe de qué país nos independizamos y 57% no sabe en qué año inició la Independencia.

Viva México!

Written by Salvador Leal

septiembre 15th, 2004 at 10:13 am

Perdón

without comments

No he tenido tiempo ni de sentarme a escribir varias ideas que tengo en mente. Prometo darme tiempo pronto. Con eso de que aún no tengo esclavo y/o achichincle, hay semanas en las que de verdad tengo que hacer el trabajo de 4 personas. Está bien que me hayan diagnosticado personalidad múltiple en otras ocasiones… pero eso no es excusa para cargarme la mano de esa forma!!

Nota Mental 1: Salvador necesita unas vacaciones URGENTES.
Nota Mental 2: Ja-Ja, el puente te va a servir para todo menos para descansar.

Written by Salvador Leal

septiembre 14th, 2004 at 7:12 pm

Las Cinco del Viernes

without comments

Hacía mucho que Las Cinco del Viernes no venían a invadir este espacio. Así que a petición popular…

1) ¿Hace cuánto que tienes tu licencia de conducir?
El sueño de todo adolescente en el Distrito Federal era ir a sacar su ‘permiso’ de manejo en el Estado de México pues ahí la edad mínima era de 16 años. DIECISÉIS AÑOS!!! Obvio cuando estabas cerca de cumplir esa edad, todas las noches fantaseabas -entre otras cosas- con tener tu permiso, tomar el coche y salir con tus cuates a recorrer las calles de la ciudad de noche y a toda velocidad.
El clímax de la fantasía era si te ibas a Acapulco con tus cuates, tú manejando, la música a todo volumen y tus amigos sacando la cabeza por las ventanas de auto mientras salían por la caseta rumbo a un fin de semana de diversión. Si la fantasía incluía un coche descapotable, el mundo simplemente era perfecto.

¿Ustedes creen que cuando cumplí los 16 tuve mi permiso? Nooooo! Tuve que cumplir 18 para poder sacar mi licencia!!! Y tuve que esperar un año más para poder usar el coche de fijo! (inserte aquí una frustración adolescente)

2) ¿Cuántas veces te examinaste antes de poder tenerlo? ¿Te suspendieron o suspendiste?
Este será tema de otro ‘Aprenda Mexicano en Fáciles Lecciones’, pero si algo tenemos en México, a parte de Tequila, Mariachis y Pobreza, es Corrupción.
Cuando yo saqué mi licencia, uno llegaba a la delegación en donde se hacía ese trámite y te preguntaban ‘el trámite de licencia cuesta X; pero sin examen cuesta Y’. Obvio, Y era un poco más caro que X, pero no tanto como para que dejara de ser tentador.
Aquí su amigo el ñoño, OOOOBVIAMENTE les dijo ‘con examen, por favor’. Así que hice un examen super chafa (si se lo preguntan, sí, estudié el Reglamento de Conducir) que obviamente pasé a la primera.

Las cosas, como dicen los políticos, han cambiado. Ahora ya no te dicen ‘¿con examen o sin examen? Lo que sucede ahora es que, para evitar la corrupción, el procedimiento sólo es uno: llegas, llenas tu solicitud y firmas una declaración de que conoces y has estudiado el Reglamento de Tránsito… aunque en el 90% de los casos eso no suceda. ¿A poco no adoran a los políticos mexicanos y sus magníficas soluciones?

3)¿Cuál fue el primer coche que tuviste? ¿Era heredado, de segunda mano, prestado, nuevo…?
El primer coche que tuve fue un Ford Topaz Blanco del 93 que tenía el cariñoso y famosísimo nombre de ‘El Palomo’ (originalmente era ‘El Halcón Milenario’, pero la verdad es que el color no le ayudaba mucho así que cambió a ‘El Palomo Milenario’ y el uso corriente del nombre terminó quitándole la autoridad de ‘milenario’ y dejándolo solamente como ‘palomo’) Me fue heredado por mi papá cuando a él le dieron otro en el trabajo y la verdad es que lo recuerdo con mucho cariño; nunca me dejó parado en ningún lado, tenía sus trucos y sus maneras pero la verdad es que era tremendamente fiel. Palomo, te quiero!!

4)¿Dónde es lo más lejos que has llegado conduciendo? ¿Qué fuiste a hacer allí?
Ajajajajaja. Creo que lo más lejos que YO he llegado manejando, fue la vez que fui a Zacatepec (el post, aquí). La verdad es que no sé qué esté más lejos, si Zacatepec o Pachuca.

5)¿Te gusta conducir, o la licencia es una simple y útil herramienta?
Me encanta manejar (en México es ‘manejar’ no ‘conducir’; ‘conducir’ sólo si eres un conductor de programas de televisión). Me gusta el tráfico de la ciudad de México siempre y cuando tenga música que me acompañe. Me gusta conocer las calles y avenidas y perderme de vez en cuando. Dato de trivia: Adoro cantar mientras voy manejando.

Written by Salvador Leal

septiembre 10th, 2004 at 10:12 am