SalvadorLeal.com

La vida irreal de Salvador Leal

Archive for agosto, 2006

Karma II

without comments

Como ustedes se han de imaginar, yo hago playlists y soundtracks casi casi para cualquier ocasión (algunos ejemplos, aquí y aquí), así que no podían esperar que no hubiera una bonita lista de canciones preparadas para mis vacaciones.

Comparto aquí, como una manera de luchar contra la venganza kármica que me persigue, la primera rola del The Leal Sessions Vol. 3: Baja

Escuchar la rola

Y pues… allá voy!

Written by Salvador Leal

agosto 31st, 2006 at 8:09 am

Posted in vacaciones

Karma

with 10 comments

Salvador Leal es una persona trabajadora. Hace su trabajo con eficiencia y pulcritud, tiene varias actividades extra-curriculares y se las arregla para tener vida social y ser feliz. Debido a sus múltiples actividades, Salvador desea -más que cualquier otra cosa- unas vacaciones. Después de dos años trabajando sin parar es, como dicen los clásicos, justo y necesario. Y Salvador comienza a buscar.

Encuentra a un buen amigo que lo invita a visitar su ciudad. Es una ciudad con playa, sol y palmeras, justo lo que Salvador anda buscando: buena compañía, cervezas heladas, mar y noches rebosantes de estrellas. Compra su boleto de avión y ajusta todos los preparativos en su agenda para desaparecerse durante unos días. Parece que todo está listo.

Hoy, Salvador sabe que no llegará solo. Justo después de que él aterrice, llegará John. ¿Quién es John?

Eso es lo que yo llamo venganza kármica. Gracias Dios, tus carcajadas se escuchan hasta acá.

Y a pesar de todo, Salvador nunca le ha dicho ‘no’ a una aventura. John, I’ll see you there!

Written by Salvador Leal

agosto 30th, 2006 at 1:51 pm

Posted in vacaciones

Salvador Leal vs. AMLO V

with 7 comments

En el año 2000 tuve la oportunidad de entrevistar a los candidatos a la Presidencia de la República de manera exclusiva para la estación de radio de la universidad en donde estudiaba. Después de eso, en varias conversaciones salía a colación el tema y siempre me preguntaban cuál había sido mi entrevista favorita. Por supuesto, todas tuvieron algo de especial.

La de Labastida, por ejemplo, incluyó la exhaustiva inspección de la cabina (de 4×4 mts.) del Estado Mayor Presidencial así como una invitación ‘voluntaria’ de su jefe de prensa a hacerle ciertas preguntas al candidato, mientras que la de Fox fue la muestra más clara del increíble equipo humano y técnico del Circuito de Radio y Televisión del ITAM. Además de que entrevistar al futuro presidente no era algo de todos los días, claro.
Sin embargo, mi entrevista favorita no fue ni la de Labastida, ni la de Fox ni la de los candidatos al Gobierno del D.F. (sip, también conocí a Creel y a Silva Herzog) sino la entrevista que tuve con Porfirio Muñoz Ledo.

Y fue mi favorita porque Muñoz Ledo, este inteligentísimo político, con una experiencia y un colmillo insuperables me dijo, al terminar la entrevista, que nunca le habían hecho una pregunta tan difícil como la que yo le había hecho y que por ello pedía perdón por haber dado tantas vueltas y no haber contestado de una manera más directa.

Yo, por supuesto, estaba impactado/extasiado. La neta es de las estrellitas en la frente que más atesoro por venir de quien venía y en la circunstancia en la que estábamos.

Lo que le pregunté a Muñoz Ledo aquél día del 2000 estaba relacionado con su labor como líder del PRD durante los años del salinismo. Primero puse la situación en contexto diciendo que, de acuerdo con cifras del PRD, durante ese sexenio habían tenido la mayor cantidad de militantes asesinados. Después hablaba de los logros como movimiento político y de sus victorias electorales en varias partes del país, incluida la del D.F. en el 97. Y luego, venía mi pregunta: “Mirando en retrospectiva todo lo que se ha logrado y el nivel de importancia política que ha alcanzado el PRD… ¿valieron la pena todos esos militantes asesinados durante aquellos años?”

La respuesta, después de varios minutos de andar por las ramas (en una técnica que sirve muy bien para pensar una respuesta digna cuando uno no sabe la respuesta) fue igual de directa pero con un toque muy especial de sinceridad. Muñoz Ledo me dijo: “No lo sé”.

Lograr que Porfirio Muñoz Ledo le diga a alguien “no lo sé” ya es un reto en sí mismo, pero despúes comenzó a platicarme de los momentos realmente difíciles que vivió el perredismo como fuerza política. Y pude entender a fondo su conflicto al realmente no saber si valía la pena morir por lograr todo lo que habían logrado hasta ese momento.

Hace dos días me terminó de caer una idea que había estado rondado apenas por un par de días sobre mi cabeza. Como ya lo había explicado antes, el conflicto post-electoral en mi país no me preocupaba… hasta antier por la noche.

Hoy pienso que estamos más cerca de lo que hemos estado en mucho tiempo de un verdadero conflicto violento organizado. Y aunque aún no llego al estado de tener miedo, sí creo tener una idea muy cercana de los objetivos reales que tiene Andrés Manuel López Obrador con su último llamado. Creo que el tipo ya no está bloffeando, ni jugando a las bravatas, ni calculando su capital político; claro, tampoco le quiero dar el crédito de ser un gran caudillo que con su magnífica mente purificará a este país y lo llevará a buen puerto. No le concedo ni siquiera la capacidad de organizar un movimiento armado que convierta a nuestro país en el lugar en el que todos quisiéramos vivir; lo creo capaz, eso sí (y ahora sí) de destruir todo lo que pueda ser destruido con la excusa de que eso es bueno para el “pueblo”.

Vientos extraños corren por las calles y veredas de nuestro país. Cosas que antes no eran tan importantes comienzan a ser motivos de separación entre amigos y familiares; la radicalización de las ideas y las opiniones sólo refleja lo enormemente enojados que estamos con nosotros mismos. Lo más sencillo en estos momentos es buscar a un culpable de nuestras miserias. Yo sólo espero que en las mentes de los políticos que se encuentran ahora con los hilos entre las manos, quepa la reflexión que conflictuaba a Muñoz Ledo. ¿Valdrá la pena? ¿Vale la pena morir? ¿Vale la pena matar?
Yo propongo dos cosas. La primera es que nos vayamos todos a leer ‘La Rebelión de Atlas‘ de Ayn Rand. La segunda, que apoyemos la idea de Mau que es, por mucho, la mejor idea que he escuchado en estas semanas.

Written by Salvador Leal

agosto 29th, 2006 at 11:18 am

Amistad

with 2 comments

Esto y más sucede en Sonar

Guadalajara: Martes y Jueves, 8.30pm – 100.3fm [www.rmx1003.com]

Toluca: Sábados 12am, Martes 7pm – 102.1fm [www.neurotica.fm]

una producción de Básico FM [www.basico.fm]

(gracias Agus!)

Written by Salvador Leal

agosto 29th, 2006 at 1:12 am

Conociéndonos II

with 6 comments

En el México de nuestros días, cuando uno llega a una reunión hay tres cosas fundamentales que tiene que hacer justo después de saludar, a saber: a) hablar de las lluvias, b) quejarse del plantón de Reforma y c) decir si uno es de Derecha™ o Izquierda® (aquí cabe aclarar que el inciso b) se da sin importar si se es derechoso o izquierdoso).

Con a) y b) no tengo ningún problema, tengo varias anécdotas en la manga para librarme de esa nueva convención social. Sin embargo con c) ya van varias veces que, al tratar de explicarme, los que son de derecha me tachan de socialista y los que son de izquierda me tachan de neoliberal. Y sí, resulta que el movimiento político en el que yo me encuentro es, como dijera mi abue, demasiado negro para huevo y demasiado redondo para aguacate.

Teniendo esto en mente, hice el siguiente test que le recomiendo y me salió lo siguiente:

Como pueden ver, no soy ni de derecha ni de izquierda. Más de centro no puedo ser. Sin embargo, lo que realmente me interesa que vean es el eje de las Y’s. En la parte de arriba está una corriente que no necesita definición… creo que toooodos saben qué diablos es un autoritario. Pero… ¿y qué significa ser libertarian?

Un libertarian también es conocido como ‘liberal clásico’, ‘liberal en el sentido europeo’ o seguidor de la ‘filosofía de la libertad’. ¡Ojo! No me vayan a confundir con un liberal a secas, pues la definición que se le da nuestro país es tan amplia que incluye a los autodenominados libre-pensadores, perredistas, pro-aborto y hasta los que no usan brassiere se proclaman como liberales. Call me libertarian.

Veamos algunas definiciones de libertarian:

1. One who advocates maximizing individual rights and minimizing the role of the state.

2. While libertarians are a diverse group of people with many philosophical starting points, they share a defining belief: that everyone should be free to do as they choose, so long as they don’t infringe upon the equal freedom of others.

3. Libertarianism is the view that each person has the right to live his life in any way he chooses so long as he respects the equal rights of others. Libertarians defend each person’s right to life, liberty, and property-rights that people have naturally, before governments are created. In the libertarian view, all human relationships should be voluntary; the only actions that should be forbidden by law are those that involve the initiation of force against those who have not themselves used force-actions like murder, rape, robbery, kidnapping, and fraud.

Pero en contexto, creo que la siguiente explicación es muy clarificadora:

Liberals favor government action to promote equality, whereas conservatives favor government action to promote order. Libertarians favor freedom and oppose government action to promote either equality or order.

En pocas palabras, yo valoro la libertad (mi libertad) más que otra cosa. Y creo firmemente que mientras más grande es un gobierno, nos queda menos espacio libre para los individuos. Es decir, mientras más recursos e importancia obtenga el gobierno (que, generalmente, actúa en favor de La Sociedad™ whatever that means), menos recursos e importancia obtenemos los individuos en lo particular.

Así pues, dentro de la serie ‘Conociéndonos’, aquí les dejo mis fundamentos ideológicos para que, con base en ellos, lean todos los posts de política y me ahorren miles de explicaciones posteriores. Por otro lado, invito a varios blogamigis a que hagan el test y lo publiquen en su blog, de tal forma que sepamos con qué tipo de monstruo ideológico nos estamos enfrentando sus lectores.

WOMs
Eduardo Arcos
Elagus
Yosola
Ruy Feben
B3co
Verde

y claro, cualquier otro que se lo quiera agenciar…

P.D. Para saber más de la Filosofía de la Libertad, Wikipedia tiene un muy completo artículo aquí.

Written by Salvador Leal

agosto 27th, 2006 at 1:22 am

Salvador Leal vs. AMLO IV

with one comment

Gracias a don Andrés Manuel, el Maratón de la Ciudad de México tuvo que ser cambiado de ruta y, si antes este evento se realizaba por el centenario Paseo de la Reforma y el Centro Histórico, en esta ocasión lo que los corredores verán durante su recorrido serán calles tan llenas de personalidad como Río Churubusco y Av. Cuauhtémoc (!)

No sólo sucederá eso (que quizás le de un toque más citadino/decadente/auténticamente chilando al evento) sino que, gracias a las maravillosas mentes logísticas, el día de mañana la Colonia del Valle quedará atrapada por calles que serán cerradas para que pasen los corredores.

Veamos el siguiente esquema:

Si uno vive, digamos, en el perímetro del círculo verde, no podrá salir de la maldita colonia durante toda la mañana!! Puedo imaginarme mañana (porque, obviamente, mañana tengo cosas que hacer fuera de esa zona) llendo a una calle y ver cómo la cierran justo antes de que yo pase, regresarme por donde vine, llegar a otra que suceda lo mismo una y otra y otra y otra vez.

Por eso y muchas cosas más… gracias Andrés Manuel!

Written by Salvador Leal

agosto 26th, 2006 at 10:59 pm

Conociéndonos I

with 5 comments

Pues yo sé que muchos son viejos conocidos de éste, su blog de confianza, pero la verdad es que nunca está de más darle una repasada al wey que escribe, ¿no?

Sé que a muchos (as) les molesta eso de nomás dedicarse a responder preguntas ya hechas en lugar de producir contenidos originales… pero pus nomás aguántense tantito mientras vamos calentando motores.

1.- ¿Cuánto tiempo llevas blogueando?
El primer post registrado en blogstpot es del 28 de diciembre del año del Señor del 2003. Eso significa que, hasta el día de hoy llevo 2 años 8 meses escribiendo una bitácora en línea.

2.- ¿Cómo te enteraste de la existencia de los blogs y por qué te animaste a participar?
Ja! Esa pregunta ya la contesté en un post y está aquí.

3.- Cinco blogs que sigas a diario o con mucha frecuencia:
La sección que pueden ver a la derecha y que tiene por nombre ‘New Kids on the Blog’ contiene justamente a todos los blogs que reviso al menos una vez al día. Sí… todos. Antes de ser un escritor de blogs soy un ferviente cuasi-adicto lector de blogs.

4.- ¿Eres lector anónimo de algún blog?
Sip. Y planeo seguirlo siendo, así que si no me pidan que les diga a quién leo de manera anónima. Son casi tantos como los de la pregunta anterior (y de hecho, este cuestionario lo saqué de un blog que leo de manera anónima).

5.- Y sobre los autores, nombra 5 que te despierten especial simpatía.
Uchas!! Pues la verdad es que nombrar sólo cinco está muy difícil, ya que hasta nos hemos ido de reventón juntos. Es más, mejor doy alguna numeralia: De los integrantes del ‘New Kids on the Blog’, conozco en persona al 76%; de esos, me llevo particularmente bien con el 95%. De aquellos que conozco en persona, sólo al 28% lo conocía antes de que tuvieran un blog.

6.- Vamos, se honesto, nadie te va a pegar ¿Que blogs consideras con mayor calidad? (Máximo 5)
Pues si no los considerara de buena calidad, nomás no estarían linkeados aquí, eh! Pero bueh, le doy la vuelt al jueguito y te digo cuáles son los blogs que leo primero diariamente:

Semidios
Armando Sámano
Gonzalópolis
Ruy Feben
Lulú Marina

7.- ¿Con qué blogueros/as te irías de borrachera? (mínimo tres/máximo cinco)
Si se llevaran bien todos entre ellos, me cae que haría una blog party nomás con mis ‘New Kids on the Blog’. Todos tienen algo que me invita a echarme unos vodkas con ellos.

8.- ¿Con que tres blogueros/as pasarías una noche de locura sexual?
No pus no, eh. Los blogs que leo son cero sexosos.

9.- ¿Te has enamorado alguna vez de un/a bloguero/a?

Nope. Should I?

10.- ¿Conociste a alguno/a más allá del teclado? ¿a cuáles?

Puf, he conocido a muchos. Ver pregunta no. 5.

11.- ¿Te consideras satisfecho con tu blog? ¿Qué cambiarías?
Ahorita sí me considero satisfecho con mi blog. Si me hubieras preguntado eso hace un par de semanas te diría que le cambiaría el template. Y pus ya ves!

12.- Pasa estas preguntitas a un mínimo de tres personas y un máximo de cinco.
Mmmm… está totalmente abierto para quien lo quiera tomar. Sed libres!

13.- Y por último que “neteen” los lectores y digan una virtud y un defecto de este blog.

La mayor virtud y el mayor defecto de este blog es que, detrás de todas las letras escritas aquí, la bitácora es monotemática: sólo habla de Salvador Leal.

Written by Salvador Leal

agosto 24th, 2006 at 12:43 am

Bienvenidos/Welcome

with 12 comments

Pues creo que ya le hacía falta, ¿no? Un cambio de template, la utilización real del dominio salvadorleal.com, un cambio de servidor… algo más organizado, vaya.

Estamos comenzando nueva temporada de la bonita serie “La Vida Irreal de Salvador Leal” y dentro de los cambios de escenografía y elenco, el blog tenía que renovarse un poquito. Así que, con el pretexto de celebrar los primeros 500 posts, pues aquí tienen esta nueva casita rechinando de limpia.

Váyanse acostumbrando, si quieren ir modificando sus links a salvadorleal.com se los agradecería muchísimo; esta nueva etapa fusiona el blog con mi página de internet personal así que, en teoría, es mucho más que un blog (ja! ya me gustó para slogan: salvadorleal.com, mucho más que un blog).

Sea como sea, bienvenidos sean. Again.

Written by Salvador Leal

agosto 22nd, 2006 at 12:15 pm

Posted in blog

SL.com 501

with 5 comments

¿Alguien puede creer que este el post No. 501 del blog?

Los anteriores 500 están aquí.

Written by arboltsef

agosto 14th, 2006 at 6:17 pm

Posted in blog

Caja 8

with 5 comments

Mis amigos dicen que aparte de ser obsesivo-compulsivo, soy algo paranoico. Creo que la gente conspira en mi contra o que todo el mundo trata de decirme algo de cierta forma oculta o misteriosa. Aquí ya he platicado los conflictos que me causa recibir tratos preferenciales por parte de algunos servidores públicos, particularmente miembros del género masculino. En pocas palabras, siento o que el personaje en cuestión está cometiéndo un ilícito para darme un servicio porque le caí bien o que el tipo me está tratando de ligar y por lo tanto está cometiendo un ilícito para ver si yo caigo.

Sí, llámenme loco, pero hoy tengo pruebas contundentes de que esto SÍ sucede. La historia, a continuación.

Resulta que por razones de comodidad, visito con cierta regularidad cierto Banamex ubicado en la zona de Polanco. Voy con tanta frecuencia que ya es mi ‘Banamex de cabecera’. Eso, debo decirlo, no significa que tenga buen servicio o que yo esté feliz de ir al banco. Para nada. Odio a Banamex. Odio su forma de tratar a los clientes y odio su servicio, tanto el de ventanilla como el de Bancanet. Pero bueh, tengo que visitar el banco y qué le vamos a hacer.

En dicho banco hay un cajero que siempre que voy está en la caja 8 y al que ya van varias veces que el azar lo ubica como el cajero que me atiende. La primera vez noté que me miró raro y lo dejé pasar; la segunda vez lo volvió a hacer y me hizo algún tipo de conversación sencilla mientras me atendía… eso provocó que una operación que toma 20 segundos se alargara a una conversación de más de 4 minutos. Yo no sólo estaba sacado de onda sino que no sabía cómo diablos terminar la conversación de una forma amable y educada.

Pero a partir de la tercera ocasión el asunto comenzó a volverse una pesadilla. En aquella ocasión me tocó ir a comprar unos dólares y el tipo, después de hacerme conversación, no sé qué tipo de movimientos hizo pero me dio un tipo de cambio preferencial. No recuerdo de cuánto fue, pero sí recuerdo que hice el cálculo y que me vendió mucho más baratos los dólares que compré de lo que decía el precio oficial en los pizarrones que ponen en el banco.

No hay nada peor para un paranoico que ir juntando evidencias y yo, visita tras visita, me convencía cada vez más de que o yo le caía maravillosamente bien al tipo y que un día de estos me pediría que fuera el padrino de su primogénito o el wey me estaba ligando y de la manera más baja: con dólares baratos.

Le platiqué la situación a varios amigos que se rieron de mí. Creo que en algún momento saqué esa situación en este blog o en Big Blogger, la cosa es que realmente nadie me creía o nadie le daba importancia al asunto. Pero hoy… hoy fue la gota que derramó el vaso.

Hoy llegué y me atendió el wey de la caja 8 ooootra vez. Y como ya estoy cansado o de que realice actividades que caigan en la frontera de la legalidad o que ande tras mis huesitos, le di el cheque que iba a depositar y como que me puse a revisar otros papeles mostrándole muy explícitamente que no lo iba a pelar.

Hizo mi depósito, me dio mi comprobante y salí rápidamente del banco. ¡Pero cuál es mi sorpresa cuando veo el comprobante de la operación! ¿Han visto que los cajeros firman con un rayón todos los comprobantes antes de dárselos a los clientes? Pues vean su nueva “firma”.

No sé que me gane más, si la indignación o el miedo…

Written by Salvador Leal

agosto 9th, 2006 at 10:24 am

Posted in vida diaria