SalvadorLeal.com

La vida irreal de Salvador Leal

Archive for octubre, 2006

Awkward

with 12 comments

Hace unos días fue el cumpleaños de mi jefe. Se celebró en forma con un pequeño convivio que duró no más de 30 minutos. Eso es un detalle que me gusta de mi chamba: todos entendemos que la cosa es venir a trabajar y no a socializar (arriba los antisociales!!) así que no convivimos más que el tiempo justo que nos toma dar un respiro y regresar a nuestras múltiples actividades.

En fin, ese mismo día, a la hora de la comida, salí al Mixup a comprarle un regalo de cumpleaños. Yo regalo discos porque así como hay personas que te regalan un suéter o unos calcetines, a mí me gusta regalar discos. Punto. Creo sinceramente que hay pocos regalos mejores que la música y quienes me conocen personalmente saben lo importante que es ésta en todos y cada uno de los instantes de mi vida.

Pues ahí va Salvador al Mixup por el disco para su jefe. Nótese que el asunto es delicado porque no le estoy regalando un disco a cualquier persona, sino a El Jefe®. Me pasé las dos horas que tengo para comer escogiendo el disco perfecto, tomando en cuenta la personalidad del festejado y lo que le podría gustar o no. Al finalizar, tenía dos opciones:

– La opción A era la opción fácil. He escuchado lo que mi jefe oye mientras trabaja y sabía perfectamente que ese disco le iba a gustar. El único riesgo era, de hecho, que mi Jefe ya tuviera el disco.

– La opción B era la opción “vamos a ampliar los horizones musicales de mi Jefe”. Y sí, como se pueden imaginar, era la opción arriesgada. Era un disco que tenía frontera con gustos convencionales, pero con un twist de modernidad.

Analicé algunos puntos más y decidí irme por el lado arriesgado. Total, no sé si ya se los he dicho, pero mi segundo nombre es Osado… así que compré la opción B. La envolví y se la dejé en su escritorio con una tarjeta.

Pasó el tiempo y, como bien dice el dicho, no news, good news; es decir, pensé que el disco había pasado sin problemas por el filtro musical de mi Jefe y listo. Pero no. Hoy llegué a una mini junta con él en donde aprovechó para agradecerme el disco y decirme que lo comenzaría a escuchar justo en ese momento. Mientras decía eso, rasgaba la envoltura del CD y lo ponía en su Mac. Yo, obviamente, quería correr.

Y la razón por la que quería correr es simple. No hay nada, NADA peor que ver la cara de alguien a quien no le ha gustado un regalo que le has dado. Vaya, ni siquiera la probabildiad de que le guste el regalo y salte de felicidad vale el encontrarse en una situación en donde todo podría salir exactamente al contrario. Y lo puso. Y creo que jamás voy a olvidar la expresión de su cara.

Bravo, Salvador Osado Leal. Sigue tratando de “ampliar los horizontes musicales” de tu jefe.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Gotan Project – Mi Confesión

Written by Salvador Leal

octubre 31st, 2006 at 1:46 pm

La Oficina

with one comment

Hoy me encontré con un post en The Guardian que tenía tal cantidad de sabiduría con respecto a la dinámica en la vida laboral que no sabía qué parte seleccionarles y cuáles no. Parece que es solamente un extracto de un libro mucho más grande. Unos destellos de genialidad, aquí:

A consultant is someone in business with an ego so large it takes more than one company to support it

It’s called an exchange of opinion because you go in with your opinion and leave with their opinion.

The difference between a boss and a high street bank is that a bank sometimes gives you credit for things.

Excessive drinking at work makes you feel sociable, light-headed and confident. In other words, it makes you feel like you work in sales.

Business suits are for doing business in. If you are wearing a welder’s helmet people expect rivets, if you are wearing a suit people expect business. But if you are wearing shorts and sandals, people expect you to be on your way to San Francisco with flowers in your hair. On the other hand, never look too businesslike. This marks you out as someone who works in organised crime or as an undertaker, if not both.

In business they still say it’s not what you know, it’s who you know, which is a bit depressing when you have just completed 15 years of formal education.

Reports are the office equivalent of cones in the road. They are not actually work themselves but they are a big, clear sign that real work might be done at some stage. In the meantime, they slow everything down and cause anger and annoyance all round.

The only reason people have so many meetings is that they are the one time you can get away from your work, your phone and your customers.

People say that the secret of a good meeting is preparation. But if people really prepared for meetings, the first thing they would realise is that most are unnecessary.

Yo no llevo mucho tiempo en esto de la Vida Laboral™, pero reconozco la veracidad de todos los comentarios de don Guy Browning aún sin haber vivido tanto la experiencia de una oficina. El artículo completo, aquí. (Vía alt1040)

Written by Salvador Leal

octubre 30th, 2006 at 6:39 pm

Viernes

with 4 comments

Finalmente terminó mi semana del terror. Todo salió bien a pesar de que hubieron momentos realmente complicados. Pero en un momento digno de capítulo de La Vida Irreal de Salvador Leal, todo salió justo en el último minuto (literal). Alguien allá arriba me quiere.

En otros tópicos, vagar por internet me causa sentimientos encontrados: me encanta o lo aborrezco. Me doy cuenta de la cantidad de creatividad que hay allá afuera y me gustaría poder hacer mil cosas que utilizaran diseños, ideas, imágenes, viviencias de los cientos y cientos de personas que exponen lo que piensan, sienten y crean.

Por ejemplo, encontré esta ilustración de Ani Castillo:

Y no sé si la quisiera para la invitación a una fiesta de cumpleaños (“!Que alguien me detenga antes de cumplir 28 años!”) o para aquella revista que siempre he querido hacer. La imagen ilustraría un número especial que hablara de Nietzche.

Ani Castillo también dibuja la sensacional tira Pupa y Lavinia, cuyo link ya se encuentra listado en mis ‘New Kids on the Blog’ de aquí a la derecha –>

… tantas y cosas y tan poco tiempo!

Written by Salvador Leal

octubre 27th, 2006 at 3:25 pm

Posted in blogosfera

044 55

with 12 comments

No entiendo por qué la gente, cuando da su número de celular, continúa diciendo 044-55 antes de dar el número. Simplemente no lo entiendo.

En mi ciudad, esa que es chinampa en un valle escondido, todos los números para marcar a celular comienzan con los números 0-4-4-5-5 (se pronuncia cero-cuarenta y cuatro, cincuenta y cinco). Y cuando digo TODOS es que son todos. A menos que sea Nextel (y justamente, un Nextel no es un celular).
¿Por qué la gente sigue diciendo 044-55? ¿Es acaso falta de seguridad en ellos mismos para convencerse de que realmente te están dando el número de su celular y no el de la casa de su abuelita? ¿No basta con decir “te doy mi número de celular” para que tanto la persona que da el número como la que lo recibe sepan que el celular comienza con 044-55?

Decir ‘te doy mi celular’ y luego dictarlo comenzando por el 044-55 creo que debería ser considerado como un pleonasmo, ¿no?. Es como presentarle a un grupo de personas a “Arturo, el mudo” y luego explicar que el pobre Arturo no puede hablar. Un pleonasmo hecho y derecho.

Lo único que logramos al repetir 044-55 cada vez que damos un número de celular es perder tiempo y parecer idiotas. Porque digo, ya si nos vamos al análisis discursivo del asunto, decir 044-55 en una situación en donde toooodo el mundo sabe que forzosament el celular debe comenzar con esos números, resulta tan arbitrario como decir ‘pistache’ antes de dar el número celular. Sí, sí… o ‘totopo’, ‘marea’ o ‘aserrín’.

Si todos nos pusiéramos de acuerdo para decir ‘totopo’ o ‘esquites’ antes de nuestro número celular, sería igual de ridículo que ahora que tooodos sabemos que los celulares comienzan con 044-55, nomás que por lo menos seríamos más creativos en el prefijo anterior a nuestro número telefónico.
El único problema es que nuestro gobierno, tan ocurrente como es, terminaría quitando una palabra como ‘aserrín’ al principio del número celular para poner en su lugar, un mensaje a la comunidad. Un “come frutas y verduras” por ejemplo.

Written by Salvador Leal

octubre 25th, 2006 at 5:58 pm

Posted in pointless a secas

Raro

with 12 comments

1. El daño que provocaron en mi psique tantos y tantos años de presentar exámenes en la escuela es muy probable que jamás termine de ser curado en terapia. Hoy soñé que estaba en un examen de dibujo. El profesor era el mismo que me tocó en 2° y 3° de secundaria, un arquitecto que disfrutaba hacerle la vida complicada a sus alumnos. Recuerdo que la clase me gustaba particularmente porque era de los pocos que entendía cómo hacer bien un ortogonal y un isométrico (mis amigos ingenieros y arquitectos me dicen que eso ya te lo hace una compu en tres patadas) y obviamente yo era su favorito justo por la misma razón.

En mi sueño estábamos en el examen final en donde él nos daba distintas figuras que teníamos que pasar en papel y hacer, justamente, una proyección ortogonal y un isométrico. Recuerdo que, al llegar al salón de clases, el tipo te daba la figura que te tocaba hacer y era loquísimo porque todos tenían figuras realmente complicadas ya no digas de poner en isométrico, sino siquiera de dibujar! Había un tipo con cara de franca decepción que tenía en sus manos un carrusel que giraba trepado en un cono. Yo llegaba tarde pero como era el consentido, me tocaba una hoja de papel con 8 dibujos y yo solo tenía que escoger uno de ellos para copiarlo en la hoja de mi examen.

A la mitad del examen me daba cuenta que parte del examen era que, después de todo el numerito ortogonal-e-isométrico, teníamos que pasarlo en código html y se tenía que ver exactamente igual en la pantalla de una computadora. Yo no me acordaba de ningún comando html y comenzaba a preguntarme cómo diablos le iba a hacer para pasar un examen tan estúpidamente sencillo cuando desperté.

2. ¿No les ha pasado que de repente se les queda pegada una tonadita o una canción y no se puede deshacer de ella? A mí me sucedió el sábado. Durante todo el día tuve pegada la canción -horror de los horrores- del Unicornio Azul de Silvio Rodríguez. Lo peor no fue eso, lo realmente malo sucedió cuando esa tonadita fue sustituida por una canción que escuché en el centro. Era cantada por una rondalla cristiana (sí… leyeron bien… no sólo era una RONDALLA, sino que además era de CRISTIANOS!) y su corito decía “Libertaaaad, libertaaaaad…” y luego otra parte de la canción que hablaba de la aceptación de Cristo y la felicidad.

Es hora que no se me quita la tonadita y estoy a punto de pegarme un tiro. Lamento decirlo pero entre la rondalla cristiana y Silvio Rodríguez prefieron -gulp- a Silvio.

3. Hoy salí de mi casa y se me olvidó la cartera en mi cuarto. Aparte de que no tengo un sólo centavo para salir a comer, dentro de mi cartera está mi licencia para manejar.

Lo que me ha sorprendido del hecho de no traer licencia es lo realmente vulnerable que me siento. Hasta el día de hoy no me había sentido nunca protegido por la Ley. Hoy me siento absolutamente desprotegido sin mi licencia. No es que me sienta cometiendo un delito al manejar sin permiso, pero siento que si me pasa algo, la Ley no sólo no estará de mi lado sino que me la dejarán caer con toda su fuerza. La sensación que traigo es rara de verdad y no sé si achacársela a que no me había dado cuenta de la verdadera institucionalidad de una Ley en la vida diaria o a que simplemente tengo hambre y no tengo lana ni para comprar unas papitas.

4. Inserte aquí un enorme suspiro porque el día de hoy cumplo un año de estar en una dieta baja en carbohidratos. De hecho, la última frase del punto anterior es absolutamente incorrecta pues justamente desde hace un año que no como papitas. De hecho, si hago un recuento, hace 12 meses que no como spaguetti, ni papitas, doritos o botanas por el estilo. Tampoco he vuelto a probar un refresco con azúcar (ahora todo lo que tomo es agua mineral o refresco light), ni un bolillo. Snif.

5. Hoy comienza, oficialmente, The Worst Week Of My Year™. No sé si eso provoquemás o menos posts. Sólo pido que, si en algún momento están desocupados, lo disfruten al máximo y brinden ese momento de ocio en honor del wey que escribe este blog y que muy probablemente no tenga tiempo ni para respirar esta semana.

6. Recuerdo la firma del correo electrónico de un viejo amigo, allá en los albores del internet que decía “Silvio Rodríguez es el único que ha tenido un unicornio azul… y lo pierde el imbécil!”. Extraño a ese viejo amigo.

Written by Salvador Leal

octubre 23rd, 2006 at 1:51 pm

Deja de leer este post

with 7 comments

Hacía mucho que no recomendaba una película en este espacio… sobretodo porque realmente hacía mucho tiempo que no veía una película digna de recomendar. Hasta hoy.

Ya vieron ‘El Laberinto del Fauno’. ¿No? Corran a verla.

A ver… creo que no me entendieron. Dejen todo lo que están haciendo -incluido leer este blog- y corran a ver la película. Pero ya! Se están tardando. Cada minuto que no hayan visto esa película se arrepentirán de no haberla visto más pronto.

La historia está increíble, el final es para irse hacia atrás y el diseño de los personajes es espectacular. Corran, de verdad. No se arrepentirán.

Written by Salvador Leal

octubre 20th, 2006 at 11:43 pm

Posted in cine

Esta noche se improvisa

with 8 comments

… o “Dígalo cantando”

Este batón me lo habían mandando desde hacía tiempo pero no había encontrado una buena excusa para publicarlo. Hoy que me entero que Morrissey visitará tierras mexicanas el próximo 16 de noviembre, creo que es una gran forma de contestarlo utilizando solamente canciones de los Smiths (y una que otra colada de Moz). Allá voy:

1. ¿Eres hombre o mujer?: This Charming Man

2. Descríbete: Sweet And Tender Hooligan

3. ¿Qué sienten las personas acerca de ti?: Bigmouth Strikes Again/Is It Really So Strange?

4. ¿Cómo te sientes tú mismo?: The Boy With The Thorn In His Side/Half A Person

5. Describe tu relación ideal: There’s a Light That Never Goes Out

6. Tu sueño más elaborado: Oscillate Wildly

7. ¿Dónde quisieras estar ahora?: London

8. ¿Qué pedirías si tuvieras sólo un deseo?: Please, Please, Please Let Me Get What I Want

9. ¿Qué piensas del amor?: These Things Take Time

10. ¿Cómo eres respecto a la soledad?: Accept Yourself

11. ¿Cómo es tu vida?: Everyday Is Like Sunday

12. Tu recuerdo más latente: This Night Has Opened My Eyes

13. Una imagen triste: Death Of A Disco Dancer

14. Una imagen del futuro: Panic

15. Escribe una cita o una frase sabia: Heaven Knows I’m Miserable Now

16. Ahora despídete: Shoplifters Of The World, Unite!

La primera rola de los Smiths que conocí es la que sigue siendo mi gran favorita. Sé que es prácticamente imposible que la toque en el concierto, así que aquí se las dejo nomás. Morrissey rulea!

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

The Smiths – This Charming Man

Written by Salvador Leal

octubre 16th, 2006 at 5:58 pm

Posted in música

Perpetual identity crisis

with 3 comments

Ya lo había dicho Orsai, de repente uno cree que está solo en el mundo. Que es el único que sufre de alguna fobia o filia, pero gracias a internet hemos descubierto que no estamos tan solos.

A continuación, un texto que sólo publico porque sé que el link a la página se perderá en la inmensa lista de páginas de internet guardadas en mi navegador. El link me lo pasó, justamente, un cuate que me conoce mucho antes de convertirme en economista/locutor/creativo… y que desde entonces me hizo ver que estar en una crisis vocacional permanente no es tan malo.

(…) As the conversation unfolded, we started talking about interdisciplinarity being the key to the next intellectual shift. The problem with disciplines is that they’re too narrow and all you can do is improve in one little niche arena. The key to intellectual shifts is the key to creativity. Ronald Burt talks about how social network bridges are super creative because they draw on ideas from disparate parts of the network. Of course, this is why i love the idea of apophenia – making connections where none previously existed. It’s all about building synaptic connections between things that were otherwise unconnected.

I think that it’s hard to be interdisciplinary. I think everyone *wants* to be interdisciplinary but that seems to mean draw haphazardly from different disciplines, throw into the blender, add a few spices and voila interdisciplinary gazpacho. I want a chemical reaction dammit.

The problem with being interdisciplinary is it that means staying in a state of perpetual identity crisis. I think that this is fundamentally hard for academics. Many of us grew up as ostracized freaks and geeks and felt such glory in fitting in. There’s something desperately comforting about fitting it, about being amongst peers. Staying in-between, outside and perpetually bridging any dichotomous definitions is exhausting. I think about how many people i know who identify as someone in-between (fe)male but eventually chose to identify as one or the other. Alternatively, i think about inter-racial identities and how some of my friends happily proclaim the identity of hapa. When no identity out there works, you end up developing a new one. Of course, this happens in academia all the time. There are new interdisciplinary departments popping up daily in academia.

(…)

I think that i relish staying in a perpetual state of identity crisis. Well, i go back and forth. Sometimes, i desperately want a cohort, a community. But every time a journalist asks me how to label me, i laugh.

El texto, aquí.

Written by Salvador Leal

octubre 12th, 2006 at 1:13 pm

Posted in personal struggle

Acaparando

with 2 comments

Hoy, ahorita, justo hace 10 segundos, me di cuenta que la palabra ‘acaparador’ es una palabra realmente complicada para alguien que no sabe español.

Digo, yo sé qué significa ‘acaparar’… pero si fuera gringo o francés o alemán, creo que me costaría mucho trabajo aprenderme un verbo que representa una acción tan específica. Vaya, probablemente me tendría que aprender las ocasiones en donde se puede ocupar el verbo y esas ocasiones, además, no son muchas.

Creo que si tuviera que aprender español, me las vería negras.

… esos fueron mis 2 minutos de descanso el día de hoy. *sigh*

Written by Salvador Leal

octubre 12th, 2006 at 10:02 am

Posted in pointless a secas

El correo

with 5 comments

El correo electrónico ya es generador (indirecto) de buenas y malas noticias, de fotos de fiestas y comunicaciones de personas que creeríamos (o querríamos) jamás ver de nuevo.

Pero algunas veces, sólo algunas, si estamos en un día de suerte y las estrellas están alineadas, nos puede llegar un correo… como este:

Caray, este cuate es más poderoso que Carlos Slim! Ahí me avisan si funciona, ¿va?

Written by Salvador Leal

octubre 10th, 2006 at 7:29 pm