SalvadorLeal.com

La vida irreal de Salvador Leal

Archive for enero, 2009

Back 2 School

with 10 comments

1. Si yo tuviera dos rayitas menos de hiperactividad, me cae que me gustaría estar en la escuela el resto de mi vida. Después de la maestría, hacer un doctorado, dar clases, hacer investigación, estudiar un post-doctorado y luego ser profesor emérito para morir frente a la máquina de café en la sala común de maestros. Las escuelas son la mejor barrera contra la realidad que puede existir.

2. Regresar a la escuela ha traido a mi memoria lo mejor y lo peor de ser estudiante. Hay casos en lo que lo mejor, justamente también es lo peor. Escribir a tres tintas, por ejemplo… ya se me había olvidado lo fan que soy de tomar apuntes con pluma negra, roja y lápiz.

3. Mis compañeritos de maestría se dividen básicamente en dos: los que trabajamos y los que acaban de salir de la universidad y decidieron seguir la maestría en lugar de pelearse a muerte por un sitio en el mercado laboral. Con todo el dolor de mi corazón (y de mi ‘niño interno’) debo decir que las clases más entretenidas son en donde la mayoría trabajamos y tenemos más experiencia en La Vida®. Las más chafitas son las que están llenas de personas que no han tenido que vérselas con el Sr. Gutiérrez de Contabilidad que no quiere cambiar el número de una factura.

4. Me pregunto cómo sería si yo estudiara la maestría de tiempo completo. Seguro iría de jeans y playera (contrario al traje y corbata que caracteriza a quienes corremos de la oficina al salón de clases), comería en la escuela y buscaría el mejor pretexto para no entrar a la clase de 7. Supongo también, que viviría con menos estrés tomando en cuenta que no tendría que resolver los problemas de mi oficina Y leer las lecturas Y hacer el trabajo de investigación Y estudiar Y hacer la tarea. La verdad veo mis opciones y creo que elegí bien, hasta eso me gusta trabajar. Nomás me gustaría poder trabajar de jeans y playera.

5. La gran diferencia entre mi última experiencia escolar (la licenciatura) y ésta (la maestría) es, desde luego el papel de las computadoras en el salón de clases. Sigo pensando que es medio mamila tomar apuntes en una laptop; y no sólo mamila, creo que también rompe con la lógica de “los apuntes”, esos garabatos que distingues porque son tuyos y que pueden ser tan crípticos como: PP -> mejorar sociedad, fines / NO Schopenhauer. Y a eso aderezarlo con flechitas, correcciones a lápiz, adiciones y hasta dibujitos didácticos que ayudan a completar la idea. Reto a cualquiera a que pueda hacer eso en Word.

6. Hablando de los monitos, recuerdo con mucho cariño los dibujos que Pato y Villamil, compañeros de la prepa, ponían en sus respectivos libros de Inglés en la clase del profesor conocido como ‘El Arañita’ (más de eso, acá). Eran simplemente geniales. Si puedo, un día de estos se los escaneo y pongo aquí. Aunque, como todos sabemos, no hay nada como vivirlo: un chiste siempre será mejor si al reirte arriesgas tu calificación mensual.

7. Estudiar una maestría me ha confirmado que hay una enorme necesidad que no ha sido resuelta aún en esta ciudad. Y eso consiste en la enorme demanda de servicios comunes y corrientes a horas no tan comunes ni corrientes. Si antes no tenía tiempo de irme a cortar el pelo, ¿por qué no existe un servicio de peluquería que abra a las 10 de la noche? ¿o el dentista? ¿o el taller mecánico? Las papelerías de 24 horas ya están muy demodé; creo que lo de hoy debería ser poder ir al gimnasio de 2 a 4 de la mañana justo después de ir con el doctor a que te revise esa carraspera que no te deja en paz desde hace dos semanas.

9. Hay un detalle que se me escapa. Soy un antisocial de closet; siempre lo he sido y creo que siempre lo seré. Y un salón de clases suele ser perfecto para aquellos que, como yo, preferimos llegar a un lugar, escuchar, aprender y largarnos sin dirigirle la palaba a nadie. La gente y yo simplemente no estamos hechos para convivir… Hasta hace un par de clases, me habían obligado a interactuar con mis compañeritos (“hagan grupos”, “traigan un trabajo en equipo”…), pero ayer que tuve que llevar la laptop para hacer ejercicios en clase, encontré la excusa perfecta para no tener que hablar con nadie más durante el receso: Google Reader.

10. Caí en cuenta que esta es la cuarta universidad de la que soy alumno. Igual y en una de esas, me podría convertir en ‘catador de Universidades’.

Written by Salvador Leal

enero 28th, 2009 at 2:51 pm

Elecciones

without comments

Unos dicen que la política es un juego de niños.
Otros confirman eso y le agregan que muchas veces los políticos se comportan como niños.
¿Qué hay detrás de la política?

Muero por ver este documental. Se llama Please, vote for me y es parte del proyecto Why Democracy?

Written by Salvador Leal

enero 28th, 2009 at 1:54 pm

Posted in medios,política

Poema

with one comment

Se me hizo la cosa más maravillosa (y política-mercadológicamente bien pensado) que el evento de Toma de Protesta de Barack Obama tuviera una parte musical y la lectura de un poema. Aplausos al mastermind detrás de la Ceremonia. Y aplausos, también, al poema que transcribo aquí, nomás porque me gustó mucho mucho. Y este es un lugar justamente en donde me gusta guartar ese tipo de cosas.

“Praise Song for the Day”
Elizabeth Alexander

Each day we go about our business,
walking past each other, catching each other’s
eyes or not, about to speak or speaking.

All about us is noise. All about us is
noise and bramble, thorn and din, each
one of our ancestors on our tongues.

Someone is stitching up a hem, darning
a hole in a uniform, patching a tire,
repairing the things in need of repair.

Someone is trying to make music somewhere,
with a pair of wooden spoons on an oil drum,
with cello, boom box, harmonica, voice.

A woman and her son wait for the bus.
A farmer considers the changing sky.
A teacher says, Take out your pencils. Begin.

We encounter each other in words, words
spiny or smooth, whispered or declaimed,
words to consider, reconsider.

We cross dirt roads and highways that mark
the will of some one and then others, who said
I need to see what’s on the other side.

I know there’s something better down the road.
We need to find a place where we are safe.
We walk into that which we cannot yet see.

Say it plain: that many have died for this day.
Sing the names of the dead who brought us here,
who laid the train tracks, raised the bridges,

picked the cotton and the lettuce, built
brick by brick the glittering edifices
they would then keep clean and work inside of.

Praise song for struggle, praise song for the day.
Praise song for every hand-lettered sign,
the figuring-it-out at kitchen tables.

Some live by love thy neighbor as thyself,
others by first do no harm or take no more
than you need. What if the mightiest word is love?

Love beyond marital, filial, national,
love that casts a widening pool of light,
love with no need to pre-empt grievance.

In today’s sharp sparkle, this winter air,
any thing can be made, any sentence begun.
On the brink, on the brim, on the cusp,

praise song for walking forward in that light.

Written by Salvador Leal

enero 26th, 2009 at 3:09 pm

Dos botones

with 2 comments

No me gusta generalizar. No me gusta caer en la trampa de autoconfirmar mis creencias o prejuicios con base en un par de argumentos que los sustentan.

Pero hay ocasiones en las que, como dicen, ‘para muestra basta un botón’. Sean entonces dos botones para ubicar un poco la sintonía de dos líderes mundiales.

A
El nuevo sitio de internet de La Casa Blanca tiene un blog y usa Creative Commons.
Fuente: Alt1040

B
El Papa Benedicto XVI pidió en un telegrama enviado a Obama que “promueva la comprensión, la cooperación y la paz entre las naciones”.
Fuente: Publimetro

*PLOP*

Written by Salvador Leal

enero 21st, 2009 at 11:57 am

Posted in política,religión

Cuenta regresiva

with 4 comments

Este año cumplo 30 años.

(pausa dramática)
(más pausa dramática)

Otros amigos, cuando han cumplido 30 años se han aventado de paracaídas, así que creo que ya está muy visto.

Me pregunto cuánto tiempo tendría que entrenarme para esto:


wingsuit base jumping from Ali on Vimeo.

Written by Salvador Leal

enero 20th, 2009 at 4:05 pm

Posted in cumpleaños

Día 1

without comments

Barack Obama: ¿Y bien, qué es lo primero en la agenda?
Jefe de Gabinete: Bueno, hay esta urgencia…
BO: ¿Qué? ¿Irak? ¿Israel?
JG: No, señor Presidente, más bien…
BO: ¡AH! Ya sé, la economía, claaaaro, cómo se me podría haber olvi…
JG: Esteee, no señor, la verdad es que tenemos que hacer esto con la mayor urgencia pues…
BO: No creo que me estés hablando de problemas de inmigrantes, ¿o sí?
JG: No señor, uhmmm, más bien… lo que pasa es que la gente de Disney está sobre nosotros.
BO: ¿Disney? ¿Los de los parques y las películas?
JG: Sí, señor.
BO: ¿Y qué de ellos puede ser tan urgente?
JG: Bueno… es que ellos… pues necesitan urgentemente que les grabe algo que usted tiene pendiente…
BO: ¿Uh?

Link

Written by Salvador Leal

enero 20th, 2009 at 1:23 pm

Posted in pointless a secas

Y ahora…

with one comment

… para los tiempos de crisis económica. Si vendiera el afiche, lo compraba para ponerlo en la oficina, arriba de mi escritorio.

De Olly Moss, vía Alt1040.

Written by Salvador Leal

enero 16th, 2009 at 1:04 pm

Cero y va una

with 11 comments

No soy fan de Marcelo Ebrard.
Podría serlo. Digo, soy como cualquier votante que con una buena dosis de publicidad y golpes mediáticos corre hacia el primer señor que le vende espejitos (sí, carajo, yo voté por Vicente Fox… damn). Pero ahorita no lo soy; no ha hecho nada que tenga valor en mi muy complicada escala de calificación de políticos.

Ahora, tampoco había sacado puntos menos en esa misma escala. Digo, la pista de hielo y las playas son anzuelos tan obviamente populistas que hasta se le pasan por alto. Esos sí, parece que el señor se levanta todas las mañanas cantando esa canción de Letters to Cleo, “I want you to want me“.

Hace un par de días, sin embargo, algo con tufo de insensatez económica salió de sus labios: su plan anticrisis incluye una disminución en el salario de los funcionarios del gobierno de la Ciudad de México. Creo que es un terrible error. Primero, porque es un bonito incentivo para que todos aquellos profesionales capaces y estudiados que andan buscando un empleo bien remunerado y que pague las desveladas y los préstamos escolares, van a irse a cualquier otro lado MENOS al gobierno del D.F. Magnífico. ¿Qué más queremos los ciudadanos que profesionales incapaces e idiotas al frente de nuestras instituciones?

El segundo error va más por el lado de lo que me ha gustado denominar como “Economía Profunda”. Esa Economía que es contraintuitiva y que uno debe pensarle varias veces para ver qué es lo que ha debajo. Me explico.
Si ustedes han leído un poquito acerca de los planes anticrisis a nivel mundial, todas las estrategias son keynesianas (“keynesiano”, política en donde el gobierno gasta y gasta y gasta y gasta para reactivar la economía). Cuando dicen que se va a invertir en ‘infraestructura’, lo que se dice básicamente es que el gobierno va a agarrar la chequera y va a comenzar a gastar en obras; unas serán buenas (carreteras, puentes, puertos) y otras no tanto, pero lo importante es que va a gastar.

Lo importante del gasto es su mágico efecto multiplicador. Porque el hecho de construir una carretera no sólo termina en la lana que va a parar a las manos del contratista que se echó la obra. No señor. Es la lana que el contratista gasta en su restaurante de lujo y el salario de los meseros que puede pagar el restaurante de lujo gracias a que el contratista fue a celebrar el final de la obra ahí. O, viéndolo del otro lado, es la tortillería que ha estado surtiendo de tortillas a los trabajadores de la obra durante los meses que duró; y hasta el repartidor de cerveza que recibe un sueldo gracias a que los trabajadores de la obra hicieron la Fiesta de la Santa Cruz mientras estaban haciendo la carretera. El dinero, a mayor o menor nivel, se mueve. Y eso es bueno. Eso sana a nuestra economía. Gastar.

¿Qué pasa si uno de los empleadores más importantes del mercado decide reducirle el salario a sus empleados con mayor poder adquisitivo? Independientemente de las mentadas de madre que más de uno ha de estar soltando por trabajar para un gobierno ‘de izquierda’, resulta que mientras menos lana tiene la gente, menos dinero se mueve, menos se consume y menos rápido se cura la economía. Porque la clave en este momento, es gastar.

Sí, así de trágico es el asunto: en un momento en donde la solución es gastar dinero, nadie quiere (por miedo) o nadie puede (porque perdió su trabajo o… porque le redujeron el sueldo).

Bonita medida.
Sé que no es tan fácil entenderlo. Es más, cualquier economista seguramente tendrá los argumentos encontra de este post, hasta con numeros y todo. Recordemos que en Economía, el ganador del premio Nobel de un año, puede haberlo ganado por decir exactamente lo contrario que el ganador del Nobel del año pasado. Así es esto.

Sin embargo, más allá de la Economía Profunda, apelo a su sentido común. ¿Quién trabaja mejor, un empleado bien pagado o uno mal pagado? Antes de contestar, por favor dejen a un lado la respuesta de que TODO el mundo que trabaja en El Gobierno® gana una millonada y es un corrupto. No, no es así. Ahora sí, ¿qué tipo de Gobierno queremos? ¿cuánto queremos que cuesten nuestros funcionarios públicos?

Para mí, la propuesta de Marcelo Ebrard sólo está logrando que, literalmente, el Gobierno de la Ciudad de México sea de tres pesos.

Written by Salvador Leal

enero 13th, 2009 at 11:29 am

Posted in economía,política

Mágico

with 2 comments

La siguiente idea está pensada específicamente para la Secretaría de Turismo de México. Debido a que no conozco a nadie que trabaje ahí, regalo esta idea para ver si la ponen en práctica; creo que tendría mucho pegue. Este post sigue la ya conocida fórmula 1+2=3

1. Si ustedes han estado un rato en internet, estarán familiarizados con los servicios de Google Maps. Si le han rascado un poquito más, seguro conocen la aplicación Street View. Si no, les explico rápido. Google ha trazado los mapas de las principales ciudades del mundo (varias de México incluidas) logrando ser algo así como un Guía Roji global. Los mapas no sólo están trazados sino que también se les puede sobreponer una capa que es una toma satelital del lugar.

(espacio en blanco para que vayan 2 minutos a Google Maps y jueguen con la imagen satelital de la Ciudad de México)

Pero como se podrán imaginar, uno ve un mapa y luego ve el satelite y se queda más o menos igual. Sobretodo en ciudades como el DF en donde las referencias no son “la esquina de Av. Coyoacán y Pilares” sino “a un ladito del Hostal de los Quesos, junto a una puerta pintada de azul”. Así que los cuatitos de Google pusieron a pasear un carrito por las calles de las ciudades que ya tenían en mapas para lograr una vista de 360° del lugar a donde uno quisiera llegar.

Veamos, por ejemplo, Times Square en Nueva York:

View Larger Map

(Un pequeño comentario al margen es que ya han habido avistamientos del cochecito de Google recorriendo las intrincadas calles del Distrito Federal!!)

¿Listo? ¿Ya todos conocen de qué va el Street View de Google? Súper, pasemos al número

2. Desde hace un par de años, la Secretaría de Turismo de México tiene un programa llamado “Pueblos Mágicos“. Estos ‘pueblos mágicos’ son localidades que, debido a su historia, leyendas, atributos simbólicos y conservación, se han ganado un lugar en el imaginario colectivo de México y que se ha tratado de apoyar turísticamente de una manera más activa.

Lugares como Valle de Bravo, Real del Monte, San Cristobal de las Casas, Cuetzalan, Real de Catorce, Todos Santos o Pátzcuaro, son sólo algunos de los lugares denominados como “Pueblos Mágicos”. Si conoce alguno de estos lugares estarán de acuerdo que son ciudades ‘bonitas’ con callejones únicos en los que a uno le encanta perderse y caminar, en los que uno disfruta tomar un café viendo la plaza del pueblo e imaginarse cómo sería vivir ahí hace muchos muchos años.

Justamente, estando en Pátzcuaro durante las pasadas vacaciones se me ocurrió

3. ¿Por qué SECTUR no firma un convenio con Google para mapear y, sobretodo, poner en Street View a todos los “Pueblos Mágicos”? Creo que sería una buena estrategia de difusión de los lugares tradicionales mexicanos que le permitiría a todos los turistas potenciales ver qué hay en estos lugares mágicos y generarles el deseo por ir. Me imagino incluso un espectacular con la clásica imagen de Street View pero con Valle de Bravo, por ejemplo, y un texto que dijera “Feel the Magic”, “Siente la Magia”, “Come to the Magic” o algo así.

¿Quiobo? ¿Les late?

Written by Salvador Leal

enero 9th, 2009 at 1:24 pm

Posted in ideas

Zen

with 2 comments

Mi momento zen del día:


Bars & Tones from André F. Chocron on Vimeo.

Written by Salvador Leal

enero 9th, 2009 at 10:52 am

Posted in pointless a secas