SalvadorLeal.com

La vida irreal de Salvador Leal

Cero y va una

with 11 comments

No soy fan de Marcelo Ebrard.
Podría serlo. Digo, soy como cualquier votante que con una buena dosis de publicidad y golpes mediáticos corre hacia el primer señor que le vende espejitos (sí, carajo, yo voté por Vicente Fox… damn). Pero ahorita no lo soy; no ha hecho nada que tenga valor en mi muy complicada escala de calificación de políticos.

Ahora, tampoco había sacado puntos menos en esa misma escala. Digo, la pista de hielo y las playas son anzuelos tan obviamente populistas que hasta se le pasan por alto. Esos sí, parece que el señor se levanta todas las mañanas cantando esa canción de Letters to Cleo, “I want you to want me“.

Hace un par de días, sin embargo, algo con tufo de insensatez económica salió de sus labios: su plan anticrisis incluye una disminución en el salario de los funcionarios del gobierno de la Ciudad de México. Creo que es un terrible error. Primero, porque es un bonito incentivo para que todos aquellos profesionales capaces y estudiados que andan buscando un empleo bien remunerado y que pague las desveladas y los préstamos escolares, van a irse a cualquier otro lado MENOS al gobierno del D.F. Magnífico. ¿Qué más queremos los ciudadanos que profesionales incapaces e idiotas al frente de nuestras instituciones?

El segundo error va más por el lado de lo que me ha gustado denominar como “Economía Profunda”. Esa Economía que es contraintuitiva y que uno debe pensarle varias veces para ver qué es lo que ha debajo. Me explico.
Si ustedes han leído un poquito acerca de los planes anticrisis a nivel mundial, todas las estrategias son keynesianas (“keynesiano”, política en donde el gobierno gasta y gasta y gasta y gasta para reactivar la economía). Cuando dicen que se va a invertir en ‘infraestructura’, lo que se dice básicamente es que el gobierno va a agarrar la chequera y va a comenzar a gastar en obras; unas serán buenas (carreteras, puentes, puertos) y otras no tanto, pero lo importante es que va a gastar.

Lo importante del gasto es su mágico efecto multiplicador. Porque el hecho de construir una carretera no sólo termina en la lana que va a parar a las manos del contratista que se echó la obra. No señor. Es la lana que el contratista gasta en su restaurante de lujo y el salario de los meseros que puede pagar el restaurante de lujo gracias a que el contratista fue a celebrar el final de la obra ahí. O, viéndolo del otro lado, es la tortillería que ha estado surtiendo de tortillas a los trabajadores de la obra durante los meses que duró; y hasta el repartidor de cerveza que recibe un sueldo gracias a que los trabajadores de la obra hicieron la Fiesta de la Santa Cruz mientras estaban haciendo la carretera. El dinero, a mayor o menor nivel, se mueve. Y eso es bueno. Eso sana a nuestra economía. Gastar.

¿Qué pasa si uno de los empleadores más importantes del mercado decide reducirle el salario a sus empleados con mayor poder adquisitivo? Independientemente de las mentadas de madre que más de uno ha de estar soltando por trabajar para un gobierno ‘de izquierda’, resulta que mientras menos lana tiene la gente, menos dinero se mueve, menos se consume y menos rápido se cura la economía. Porque la clave en este momento, es gastar.

Sí, así de trágico es el asunto: en un momento en donde la solución es gastar dinero, nadie quiere (por miedo) o nadie puede (porque perdió su trabajo o… porque le redujeron el sueldo).

Bonita medida.
Sé que no es tan fácil entenderlo. Es más, cualquier economista seguramente tendrá los argumentos encontra de este post, hasta con numeros y todo. Recordemos que en Economía, el ganador del premio Nobel de un año, puede haberlo ganado por decir exactamente lo contrario que el ganador del Nobel del año pasado. Así es esto.

Sin embargo, más allá de la Economía Profunda, apelo a su sentido común. ¿Quién trabaja mejor, un empleado bien pagado o uno mal pagado? Antes de contestar, por favor dejen a un lado la respuesta de que TODO el mundo que trabaja en El Gobierno® gana una millonada y es un corrupto. No, no es así. Ahora sí, ¿qué tipo de Gobierno queremos? ¿cuánto queremos que cuesten nuestros funcionarios públicos?

Para mí, la propuesta de Marcelo Ebrard sólo está logrando que, literalmente, el Gobierno de la Ciudad de México sea de tres pesos.

Written by Salvador Leal

enero 13th, 2009 at 11:29 am

Posted in economía,política

11 Responses to 'Cero y va una'

Subscribe to comments with RSS or TrackBack to 'Cero y va una'.

  1. Habrá que revisar el plan de Marcelo.

    Y sin pretender justificarlo, podría apostar que el “recorte de salarios”, está pensado en dos aspectos:

    A) Que los salarios recortados sean aquellos que son tan altos que para un burócrata que le “sirve” a una sociedad donde la miseria reina, que resulta insultante, y

    B) Que ese ahorro no se lo guarde en un cajón, y lo saque y lo gaste de una manera más “exponencial” de lo que en forma de salarios se podía estar reactivando la economía.

    Sin que los gobiernos se conviertan en “gobiernos de tres pesos”, sí creo que tampoco sea justo que los mismos profesionistas, que trabajan en el gobierno ganen MUCHO más que los que trabajamos en la iniciativa privada… El gobierno, federal o local, no tendrá capacidad de darnos chamba a todos… debería de ser una fuente de empleo como cualquier otra.

    Salud!

    Alexb

    13 Ene 09 at 11:50 am

  2. A ver, dos cosas.

    1. If you pay peanuts you get monkeys, asi que de acuerdo.

    2. Yo también vote por Fox y no me arrepiento.

    alice

    13 Ene 09 at 2:24 pm

  3. Yo no voté por Fox y la verdad es que me gusta reirme de los que sí lo hicieron.

    DF

    13 Ene 09 at 2:53 pm

  4. Siempre es un gusto leerte, que bueno que regresaste después de la sequía de principio de año.
    Obras es la segunda área a la que se le destinará recursos en el 2009, como se indica en el presupuesto del 2009 para el DF.
    http://www.radiotrece.com.mx/2008/12/15/aprueban-ley-de-ingresos-del-df/
    Entre esas obras está la línea 12 del Metro.
    No se cuántos empleos por obras se generarán este año, pero casi puedo apostar, por la cantidad de proyectos que se tienen preparados, que serán más que el año pasado. Esto cuenta como gasto multiplicador ¿no?
    ¿A Calderón no le toca crítica? Él se redujo el salario y a su gabinete como una medida de “austeridad”.
    http://www.eluniversal.com.mx/notas/391822.html
    Que en realidad no me parace mal. No lo veo como populismo sino sensibilidad. No solamente política, sino humana. Como Obama viajando en tren a su toma de protesta. No es la consecuencia de la acción, sino el mensaje que se manda.

    – De acuerdo con lo de Calderón. No sé si lo dije en el momento, pero aplica la misma crítica.
    – No estoy de acuerdo con la sensibilidad. Sensibilidad no puede matar inteligencia. El asunto no es que todos ganemos como si fuéramos pobres, sino lograr que los pobres ganen más. Y eso sólo se logra con más empresarios, no con menos lana en salarios de mandos altos y medios.
    – El detalle con la Línea 12 es que acaban de anunciar que se cancelaron tres estaciones por ‘la crisis económica’. Creo que ahí hay gato encerrado…

    SL

    Anibal

    13 Ene 09 at 6:30 pm

  5. Pensé otra cosa, el problema con reducir los sueldos es que el presupuesto de gastos tiene esa lana etiquetada dentro de lo que llaman el capítulo 1000, pero las economías (lo que no se usa de lo que se presupuestó) no se puede usar en otro capítulo, o sea, que lo que te ahorras sólo puedes usarlo en gente, o bien, se pierde. Y además gente de base, nada de terceros porque eso es del capítulo 3mil así que es una pésima medida de austeridad.

    En cuanto a Calderón, más que una medida de austeridad fue como una medida de restricción, así como el mensaje de que aunque pueden ponerse sus sueldos no se mancharían con la cifra.

    alice

    14 Ene 09 at 6:59 pm

  6. Claro, no se va a solucionar el problema de la pobreza bajándose el sueldo. Creo que es un gesto que demuestra una política, o que debería de. No lo anuncia como la solución ni mucho menos, por eso no estoy de acuerdo con una condena tan severa.
    No sabía lo de la Línea 12 del Metro, que mal si sí las cencelaron. Estoy de acuerdo con que sigan las obras, el gasto, que pararlo no ayuda a nadie, y menos al gobierno.
    Salud.

    Aníbal

    14 Ene 09 at 9:11 pm

  7. 1. Si un funcionario del DF (como cualquier otro empleado) hace bien su trabajo, es una injusticia que le bajen el sueldo nomás por complacer al pueblo. Es decir, es tan populista como las playas y las pistas.

    2. Si un funcionario del DF es un pinche haragán, y no es productivo, y no pela un pinche chango, entonces no sólo merece que le bajen el sueldo, sino que lo corran y supriman su plaza para eficientar la oficina. O bien, que contraten a alguien que realmente trabaje.

    3. Ergo, meter en un costal a todos los “funcionarios del DF”, como si todos fueran granos de maíz igualitos y amarillitos, es un error colosal, más allá de que sea keynesiano o no keynesiano. Es una cuestión de justicia elemental.

    chanfle II

    14 Ene 09 at 9:43 pm

  8. Sospecho a mas de uno lo engañaron en la universidad….

    Veamos:

    1. Aunque usted no lo crea pagar buenos sueldos no es garantia de que tendras buenos empleados. Nomas fijese lo que le paso a los bancos en EU. O Enron..

    2. Administrativamente usted tiene 3 tipos de empleados:
    directivos, ejecutivos y empleados(aka gatos, obreros etc). Obviamente usted paga mas por buenos directivos, Pero definitivamente algo anda muy mal cuando las diferencias entre directivos, ejecutivos y gatos son muy marcadas. Y peor tantito si comparamos los sueldos de los funcionarios de otros paises. En terminos brutos, un gobernador puede ganar mas que un presidente de un pais andino.
    Asi que la disminucion de sueldos entre los funcionarios de primer nivel (que son elegidos a dedo por Marcelo, no porque sean los idoneos al puesto y si tiene dudas consulte el punto 1) me parece una medida razonable.
    Ni le pongo el ejemplo de Steve Jobs que se puso a chambear por un dolar simbolico para levantar Apple. Se le vendria abajo su sistema de creencias itamita.

    Por otro lado recuerde que el unico que puede implentar medidas keynesianas es….(suena musica macabra de la dimension desconocida)…..el gobierno.
    Las empresas cuando ven crisis no le pagan mas a nadie.

    En resumen:
    La bajada de salarios esta muy bien si solo se la aplica Ebrand a el mismo y a sus cuates. El sempiterno burocrata de la torta de tamal no deberia -y de hecho asi parece ser- recibir su descuentazo de sueldo. O Salvador Leal volveria a usar el metro para evadir el planton del sindicato de burocratas.

    ¿Gobiernos de 3 pesos? En un mundo ideal, si con dinero se pudiera comprar todo, tendriamos el mejor gobierno del mundo. En el mundo real tenemos neoliberalosos miopes gobernandonos que se asustan con Keynes que se fusilan las ideas de cierto malevolo perredista. Triste pero cierto.

    Besitos.

    En fin,

    Los recuerdos del porvenir

    15 Ene 09 at 5:10 pm

  9. Uhmmm…

    y usar ese dinero que se “ahorran” en pagarle losempleados lo destinan a otras cosas.. igual se está moviendo el dinero…

    Roko

    16 Ene 09 at 12:58 pm

  10. […] Tan sólo en una semana, ya llevamos más de cinco proyectos, lo cual es demasiado. Sin embargo, recordé el post de Salvador Leal. De cinco proyectos, tres son de gobierno. Gastar también incluye publicidad. La publicidad, […]

  11. […] Tan sólo en una semana, ya llevamos más de cinco proyectos, lo cual es demasiado. Sin embargo, recordé el post de Salvador Leal. De cinco proyectos, tres son de gobierno. Gastar también incluye publicidad. La publicidad, […]

Leave a Reply