SalvadorLeal.com

La vida irreal de Salvador Leal

Necaxa

with 8 comments

A mediados de la década de los noventa, yo, un Puma de corazón, comencé a ir a los partidos del Necaxa.

Era 1996 y el Necaxa vivía una de las contradicciones más increíbles que me ha tocado ver: era uno de los equipos más exitosos de esos tiempos, pero nadie iba al estadio a verlos jugar. Y era raro, porque había sido campeón en el 95 y en el 96, además de ganar en la Concacaf. Pero eso no era suficiente como para que la gente fuera a verlos jugar al Azteca.

Cuando digo ‘nadie’, no exagero. Yo estaba ahí, y puedo firmar que en el Estadio Azteca no habremos llegado a las 50 personas viendo un partido. Y estaba ahí porque un cuate me invitaba, casi semana a semana, junto con otros amigos, a echar las chelas en el Azteca. Ahora que lo pienso, era un plan genial: entrar al estadio era prácticamente gratis debido a que no iba nadie, las chelas eran baratas, nadie te pedía identificación y si agarrábamos el lado del sol, el calorcito hacía más disfrutables las cervezas.
Este cuate era de esas personas extrañas que invitaba a cuanto se dejara. Cuando estás en la prepa, tus planes generalmente incluyen sólo a tus amigos o amigos de tus amigos… así que cuando alguien, a quien no conoces del todo, te invitaba a algún lugar, no podías dejar de pensar que esa persona era bastante fuera de lo común. Ese era Rodrigo. Claro, en la prepa todos nos hablábamos por nuestros apellidos, así que yo no era ‘Salvador’, si no ‘Leal’; y él no era ‘Rodrigo’, sino ‘Zavala’.

Zavala era totalmente fuera de lo común. Era fresa y tenía coche, pero escuchaba rock mexicano y le gustaba chelear en el estadio Azteca vacío. No discriminaba, cosa extremadamente rara en una escuela donde discriminar por cualquier cosa (lana, calificaciones, papás, coche, físico), era un deporte muy practicado. Y si mal no recuerdo, tenía buenas calificaciones sin ser nada matado y hasta hacía deporte. Raro, pues.
En una anotación al margen, el profesor de inglés, ‘el Arañita’, le decía ‘zabullet’, que es uno de los peores apodos que se nos podrían haber ocurrido a cualquiera.

En fin. Pasamos a sexto de prepa y lo dejé de ver. Él se fue a área IV y yo estaba en área I, y como en el CUM fomentaban bastante la integración dentro de tu misma área y la competencia contra las demás, pues poco a poco dejamos de frecuentarnos. Supe que entró a Derecho a la Ibero porque una amiga era compañera de su generación. Hace unos cuantos días platicamos de si alguno de los dos había vuelto a saber del buen Rodrigo Zavala; los dos coincidimos en que habría que buscarlo y saber qué era de su vida.

Hoy por la mañana, por el Facebook, me enteré que Rodrigo había muerto. Leí, asqueado, los reportes de prensa que decían que lo habían asesinado. No sé ni cómo poner en palabras lo mucho que me pegó la noticia; la mezcla de indignación, tristeza y desencanto sólo atinaron a tratar de recordarlo toda la mañana como el buen amigo que conocí en 5° de prepa y que me invitaba a tomar chelas al estadio Azteca.

Written by Salvador Leal

octubre 13th, 2008 at 4:40 pm

8 Responses to 'Necaxa'

Subscribe to comments with RSS or TrackBack to 'Necaxa'.

  1. Buen pedo “Leal”. Estoy seguro que así es justo como a “Zavala” le gustaría que lo recordaran.
    Te mando un afectuoso abrazo.
    “Carlos” Escoto

    "Escoto"

    13 Oct 08 at 4:48 pm

  2. Por un lado que bien que recuerdes a tu amigo como era pero por otro lamentable que cuando te hayas pensado en buscarlo haya muerto y màs siendo de esa manera.

    Me gustò el post aunque no deja de ser triste el como te diste cuenta y como murio tu amigo.

    Saludos!

    Taker

    13 Oct 08 at 8:34 pm

  3. tengo sin sabes de un buen amigo algo asi como 9 años, y tu post me pego cabron.

    portero

    14 Oct 08 at 10:55 am

  4. Me lleva la chingada con este pinche país. Es como una mala novia de la que estás enamorado. Empiezas a encariñarte, a verle el lado bonito, y pronto hace algo para que te desencantes… aunque seguirás enamorado. Maldita violencia que nos empapa por todos lados.

    chanfle II

    14 Oct 08 at 1:12 pm

  5. Que terrible.
    Aunque es difícil sacar algo bueno de estos golpes, Zavala dejó en el poco tiempo que coincidió contigo buenas ondas y buenas memorias.
    Un abrazo.

    Aníbal

    14 Oct 08 at 7:16 pm

  6. Un abrazo.

    DonArturo

    14 Oct 08 at 10:53 pm

  7. Ni un abrazo es suficiente para expresar mi pesar por lo que pasó con tu amigo Salvador.

    Qué coraje.

    Hugo Oscar

    15 Oct 08 at 10:01 pm

  8. […] libros de Inglés en la clase del profesor conocido como ‘El Arañita’ (más de eso, acá). Eran simplemente geniales. Si puedo, un día de estos se los escaneo y pongo aquí. Aunque, como […]

Leave a Reply