SalvadorLeal.com

La vida irreal de Salvador Leal

Nunca más

with 2 comments


“I want to take a look one more time. I’m not going to see this again”

Written by Salvador Leal

enero 22nd, 2013 at 1:21 pm

Posted in política

La solución

with 5 comments

La sala de juntas de la Asociación Americana de Productores de Pollo (o la Asociación Norteamericanas de Granjas Avícolas, o la Confederación de Avicultores Americanos, da igual) se encuentra en el piso 22 del edificio más grande de Little Rock, Arkansas. El ventanal, de donde en un día sin nubes se puede ver la ribera del río Arkansas por más de 10 kilómetros, está justo frente a una mesa de juntas descomunal alrededor de la cual están sentados los principales productores de pollo de Estados Unidos que, al mismo tiempo y gracias a la globalización y el capitalismo descarnado, son también los principales productores de pollo del mundo.

Un aplauso de todos los asistentes cierra la presentación de los resultados del ahora lejano 1976.

– “Gracias, amigos, gracias. Como ven, el 76 fue un año magnífico y el 77 no tiene por qué ser diferente.”

De nuevo, la mesa se vuelca en aplausos para el expositor. Todos aplauden. Todos menos uno, el productor de mayor edad que, enojado, ve a los asistentes con una mezcla de desprecio y asco. Finalmente, estalla:

– “Me sorprende que gente que considero inteligente y ambiciosa esté conforme con lo que acabamos de escuchar. ¡Me parece la peor presentación que he escuchado en años!”

– “Pero Barry”, dice el productor que se sienta a su lado izquierdo, “no hubieron sino utilidades y más utilidades”

– “PERO SI SON ESTÚPIDOS, ¿QUÉ NO LO VEN?”

Toda la mesa veía en silencio al añejo productor sin saber a qué se refería.

– “Las cifras que se mantienen no son buenas cifras, son solamente cifras que se mantienen. Para seguir en el negocio necesitamos crecer. ¿¡CRECER, ME OYEN!?. El resto de la industria de alimentos está invirtiendo de manera agresiva para ganarnos terrero: la res, el puerco, hasta el pescado está intentando arrebatarnos el paladar norteamericano y poco a poco lo han conseguido. Este año nos mantuvimos de milagro, pero si no conseguimos que nuestros consumidores compren más pollo, los próximos 10 años serán desastrosos para la industria.”

El Presidente de la Asociación, molesto porque le arrebataron su momento de éxito pero con franca preocupación se sentó mientras veía a Barry a los ojos:

– “Barry, nuestros intentos porque los norteamericanos consuman más pollo en un año han fracasado estrepitosamente. Lo más que logramos fue consolidar el pavo en Thanksgiving y Navidad, pero poco más. La gente ya no quiere comer más pollo.”

– “ERROR”, grito Barry. “ERROR. ERROR. ERROR”.
– “Durante los últimos 80 años los norteamericanos han consumido pollo de manera creciente. PECHUGA de pollo. Ahí está la clave. En la PECHUGA de pollo. Necesitamos EXPRIMIR el consumo de cada ave, que la gente consuma otra cosa ADEMÁS de pechuga de pollo.”

– “En Latinoamérica consumen las patas del pollo”, dijo un productor sentado al final de la mesa. “Podríamos intentarlo”

La sugerencia sólo vino acompañada de caras de asco.

– “Asia utiliza una buena cantidad de pescuezos de pollo a lo largo del año”, comentó otro productor.

De nuevo, la mesa recibió la sugerencia con frialdad.

– “¿Qué les parecería usar las alas?”, dijo Barry.

Esa es la única razón por la cual me explico el surgimiento y boom del negocio de alitas en el mundo. Esa y Hooters (esa fue OTRA reunión). Piénsenlo bien: tienen poca carne, son incómodas de comer y seguramente es considerado como un subproducto barato y desechable del pollo.

En fin, todo este choro surgió en una conversación del fin de semana en donde argumenté que las alitas son la peor variante de fast food que existe actualmente.

Eso y tenía ganas de escribir un rato.

Written by Salvador Leal

enero 14th, 2013 at 6:15 pm

Posted in pointless a secas

No debería

with 5 comments

(este texto fue escrito de corridito, sin edición, ni revisión, ni nada)

Yo no debería estar escribiendo en estos momentos.
Pero así pasa cuando tienes un deadline brutal que debes cumplir: todo se vuelve más atractivo que regresar al trabajo que te ha exprimido durante los últimos días, semanas.

Regresar a escribir ha sido más difícil de lo que hubiera pensado. Después de dos años de pararme muy ocasionalmente por aquí, me encontré abriendo el WordPress para dejarlo abierto durante horas sin que ninguna idea medianamente original pasara de mi mente al teclado. Así sucede.
Hoy, ahorita, escribo de corridito, casi como si alguien me dictara lo que debo decir (supongo que un día de estos algún neurólogo descubrirá cómo se genera esa voz interna que habla mientras uno escribe, o que dice “no hagas eso” o “haz esto otro”…) y trato de no detener los dedos para evitar ediciones finales.

Con la misma dificultad con la que regreso a escribir, regresé a leer en mi Google Reader. Hace años era lectura indispensable antes de comenzar mi día de trabajo y hoy, aunque he tenido más tiempo que antes, nomás no me puedo hacer al hábito.
Hablando de hábitos, ese es justamente uno de los posts que tengo pendientes, hablar de mi hábito más saludable: correr. También quisiera hablar de lo que pasó durante estos 2 años pero me temo que me da mucha pereza cuidar todos los detalles de los cuales no quiero/puedo hablar. Sépanse que después de un buen rato tengo toda la intención de regresar a leer, a escribir, a pensar.

Escribir sobre Santiago (mi hijo nacido en enero de este año) es el más grande de los pendientes. Pero el tema es tan grande y tan importante que he decidido reservármelo para mi consumo personal. Si acaso contar alguna anécdota divertida o tips para los papás primerizos que comienzan a poblar mi cohorte (en el sentido demográfico de la palabra).

Quisiera hablar de los libros que estoy leyendo, a pedazos como siempre. Así que ese post también está pendiente. Y tantas y tantas cosas: los amigos, las pérdidas, las historias. Lo mucho que puede pasar en un día y cómo, realmente, nuestra vida puede estar concentrada en un instante definitorio que cambia por siempre el resto de nuestros momentos.

¿Podré continuar escribiendo en este medio (el blog) que parece ya tan arcaico? ¿Qué diría si en lugar de en un blog escribiera en una revista o en un periódico? ¿Me sentiría más actual publicando esto en un medio destinado a desaparecer? ¿Qué pasa con esos pensamientos, tan largos para Twitter y tan cortos para un post? ¿Tendré que abrir un Tumblr para encontrar un punto medio entre la imagen y el texto inconexo? ¿Me conformaré con escribir de nuevo en una libreta acerca de lo que pasa a mi alrededor? ¿Aprovecharé más mi tiempo en vivir mi vida que en contarla aquí?

Supongo que tendrán que revisar, de nuevo, periódicamente, este espacio para averiguarlo.

Written by Salvador Leal

octubre 18th, 2012 at 2:26 pm

Posted in personal struggle

Dientes

without comments

Estos somos nosotros… ahora.
(vía Thatababy)

Written by Salvador Leal

septiembre 20th, 2012 at 7:13 pm

Posted in Santiago

Vision

with 3 comments

I love all things that pass : their briefness is
Music that fades on transient silences.
Winds, birds, and glittering leaves that flare and fall-
They fling delight across the world ; they call
To rhythmic-flashing limbs that rove and race
A moment in the dawn for Youth’s lit face ;
A moment’spassion, closing on the cry-
“O Beauty, born of lovely things that die!”

Este poema, llamado “Vision” es de Siegfried Sasoon, lo escribió en 1918 y lo encontré perdido en las páginas de un libro viejísimo cuyo nombre no guardé. El poema, como muchas otras cosas, lo traigo a este blog para que no se me olvide.

Written by Salvador Leal

junio 13th, 2012 at 5:58 pm

Soy Papá Novato

with one comment

Es una frase sencilla pero muy exacta…
Primero pido perdón por ni siquiera haberme dado una vuelta por aquí en casi un año pero de verdad que mi vida ya no da para más. Escribir en este espacio se ha convertido en un lujo que ya no me puedo dar.

Así que vengo rápidamente a ver este blog polvoso y olvidado, escribirles rápidamente que fui papá, que nunca pensé que mi cuota de felicidad pudiera aumentar tan exponencialmente y que me invitaron a contar mis anécdotas en un nuevo blog: Soy Papá Novato.

Seguiremos reportando…

Written by Salvador Leal

abril 19th, 2012 at 10:44 am

Posted in vida diaria

Queso Cottage

without comments

Mi aportación a la ciencia…

(inspirado, desde luego en This is Indexed)

Written by Salvador Leal

julio 24th, 2011 at 3:46 pm

Trabajo

without comments

(vía Eileenede)

Written by Salvador Leal

julio 17th, 2011 at 9:04 pm

Enemigos

without comments

Triste cosa es no tener amigos, pero más triste debe ser no tener enemigos, porque quien enemigos no tenga, señal de que no tiene: ni talento que haga sombra; ni valor que le teman; ni honra que le murmuren; ni bienes que le codicien; ni cosa buena que le envidien.

Baltasar Gracián (1601-1658), escritor español
(vía LarsNCo)

Written by Salvador Leal

julio 17th, 2011 at 1:52 am

Participando

with 3 comments

Pues estoy en la recta final de mi tesis y en un par de semanas debo estar presentando la versión final. ¿Saben lo que eso significa?

¡Exacto! Eso significa que hoy que fui a una revisión con mi asesor de tesis salí de ahí con un documento atiborrado de comentarios en rojo que son la prueba fehaciente de que a mi tesis todavía le hace faltan 3 meses de trabajo…

Una vez recuperado del shock y de hacerme a la idea de que no dormiré durante los siguiente quince días, me dispuse a hacer una encuesta que, les ruego, me ayuden a contestar. El único detalle es que deben ser servidores públicos para que tenga validez y la pueda usar en mi tesis. Si no es su caso, por favor, avísenle a sus amigos que trabajan en el Gobierno (no importa si es estatal, federal o municipal) para que respondan mi súper encuesta.

Son sólo 20 preguntas y juro que no tardan más de 5 minutos. Hasta eso me quedo rebonita. ¿No me creen? ¡Ah, pues denle clic aquí para verla!

Written by Salvador Leal

mayo 18th, 2011 at 9:36 pm

Posted in tesis