SalvadorLeal.com

La vida irreal de Salvador Leal

Ch…ch…ch…changes

with one comment

Cambio No. 1: Cinemex vs. Cinépolis
A mí todavía me tocó la antigua experiencia de ir al cine. Salas gigantescas, palomitas saladísimas y vendidas en pequeñas bolsitas de papel, pisos pegajosos por el refresco tirado, butacas incómodas y permanencia voluntaria. Así eran los cines antes. En cines de ese estilo fui a ver Trainspotting, Pulp Fiction y Seven, por lo que supongo que el boom de ‘los nuevos cines’ se dio por ahí de 1996-1997.
Desde entonces fui siempre (SIEMPRE) a Cinemex. Tenía todo lo que yo quería y hasta un poquito más. De hecho, lo único que le faltaba para que fuera mi Cine de Cabecera™ era un programa de cliente frecuente y cuando salió hace como tres años, me di por bien servido.
La competencia de Cinemex se llamaba Cinépolis y nunca me gustó.
La decoración era bastante más chafa que la de Cinemex y nunca perdía el toque ‘a provincia’ que no existía en Cinemex (lo siento, amigos de provincia, pero saben que es cierto). Además, y eso era lo más importante, la gente que iba a Cinépolis no era la misma que asistía a Cinemex. Cinemex era como el cine en donde todos los y las fresas iban, mientras que los clientes de Cinépolis eran bastante más raspitas. Cinemex era Sony Entertainment Televisión y Cinépolis era TV Azteca. Cinemex era El Palacio de Hierro y Cinépolis era Elektra. Así de plano.

Pero en estos últimos dos años algo sucedió. Todo comenzó con que Cinemex cambió sus productos Coca-Cola por Pepsi. Y a partir de ese momento, Cinemex ha caído bastante. Los nachos saben horribles, las palomitas son bastante X, los dulces no sólo son carísimos sino que las opciones dejan mucho que desear y sé de muchos que aún no perdonan que los de Cinemex aceptaran el negocio de Pepsi. Cinépolis, por otro lado, se quedó con Coca-Cola, mejoró sus alimentos al grado de que las palomitas de caramelo no tienen igual. También tienen palomitas light, los nachos son sabrosísimos y el programa de Cliente Frecuente está impactante.
Además comenzaron a abrir cines en zonas bien de la Ciudad, lo que ha mejorado su coctel de clientes… y hasta tienen salas V.I.P.!!!

Yo seguía medio (y sólo medio) aferrado a Cinemex porque la neta soy bastante fiel a las marcas y servicios que utilizo. Pero el viernes finalmente me decidí gracias al *nuevo* servicio de reservaciones por teléfono de Cinemex. Es como una sucursal del Infierno, pero por teléfono.
Primero te piden tu número de Cliente Frecuente. Si cometes la estupidez de darlo, te piden que lo confirmes; luego, eliges si quieres ver una película por zona o por tipo de película. Si eliges por zona, te dan norte, centro, sur, poniente y oriente. Una vez que les dices que quieres el sur, te dan tooooodo el listado de cines: “Si quiere Perisur… digite 1… si quiere Manacar… digite 2… si quiere Universidad… digite 3…” y así ad nauseam.
Pero el viacrusis no termina ahí, una vez que escoges el cine, te preguntan si quieres un boleto para la película de hoy, de mañana, de pasado mañana o para el siguiente sexenio. Una vez que le dices que quieres ver la película HOY (aunque no estás seguro de que el servicio de Cinemex te lo permita), te dan un listado de tooooooodas las películas que tienen. Obvio, si tu película es la última en la lista (“si su película es Closer… digite 23”) ya habrás perdido al menos diez minutos en el teléfono.

No quiero ni imaginarme haciendo la llamada por celular, reservando en el coche justo antes de ir al cine.

En fin, luego te piden el número de boletos que vas a comprar, si son para niños, adultos o adultos mayores y que ingreses las calificaciones que tuviste durante la secundaria y la preparatoria. Digamos que no he sido lo suficientemente paciente como para quedarme a reservar un boleto con Cinemex desde que cambiaron su sistema de reservación automática. En cambio, si llamo a Cinépolis (2122 6060), me piden que elija entre Reservar o Comprar con Tarjeta y justo después me contesta una operadora que me lleva rápidamente por todo el proceso.

¡Adiós Cinemex!
¡Hola Cinépolis!

Cambio No. 2: Mi Cumpleaños
Mi cumpleaños continúa perfilándose como ‘El Peor Cumpleaños de la Historia’. No sólo cae en el sábado antes de comenzar Semana Santa (19 de marzo), día para el cual la mitad de la Ciudad de México estará fuera y la otra mitad estará preparando sus maletas para largarse lo más pronto posible… ahora resulta que este año celebraré mi cumpleaños sin tres de mis grandes amigos; son grandes ya sea por el tamaño o por la calidad de nuestra amistad pero los tres están de viaje y no creo que regresen nomás pa’ mi cumple. Será la primera vez en muchos, muchos años que no estarán conmigo.
Uno de ellos (Joe) me envía esta foto desde Suecia, que es donde se encuentra en estos momentos. Es como foto de postal, pero el resto de las fotos no pueden ser publicadas en este blog que intenta ser PG13.
No se imaginan cómo los voy a extrañar.

Cambio No. 3: Prodigy
Yo comencé mis aventuras en internet cuando entré a la universidad (1997) y poco después, al darme cuenta del potencial que tenía (uy sí, qué perceptivo!), convencí a mis papás de que contratáramos internet para mi casa… específicamente, para mi cuarto. Y así fue. Desde 1998 yo era un feliz usuario de Terra.
A lo largo de los años, esa compañía ha sufrido bastante pero nunca ha perdido calidad; con orgullo puedo decir que más de la mitad de las canciones en mp3’s que tengo en mi haber fueron bajadas con el servicio dial-up de Terra.
Sin embargo, don Carlos Slim y sus huestes le han comenzado a comer a todo el mundo el mandado y han utilizado su poder de mercado para hacer de su servicio por internet (Prodigy) uno de los más competitivos y atractivos. Tanto que yo, fiel usuario Terra, he decidido cambiarme al servicio de Prodigy Infinitum y estoy en el proceso de recibir mi kit de instalación.

Para un consumidor fiel como yo, cambiar de Cine y de Servicio de Internet está a punto de mandarme al hospital por el estrés.

Cambio No 4: Ruy Feben
Finalmente, un cambio bueno!
Después de varios meses de silencio, Ruy Feben, sin lugar a dudas mi blogger favorito, ha regresado a las andadas.
Bienvenido de regreso!!

Written by Salvador Leal

febrero 21st, 2005 at 11:27 am

One Response to 'Ch…ch…ch…changes'

Subscribe to comments with RSS or TrackBack to 'Ch…ch…ch…changes'.

  1. […] Pues bien, el sábado fui al cine. Desde esta ocasión, mi primera opción cuando salgo al cine, es ir a Cinépolis. Pero resultó que los boletos estaban agotados en Perisur y pues lo más cercano era ir a Cinemex Cuicuilco. ¡Pero qué bruto, qué malo es! Y se nota, eh! Pues mientras que en Cinépolis no había boletos sino hasta las 11 de la noche, cuando llegué a Cinemex (7.20) todavía había lugar para las funciones de las 7.15. […]

Leave a Reply