SalvadorLeal.com

La vida irreal de Salvador Leal

Entrelíneas

with 11 comments

SalvadorLeal.com era el nombre. Como subtítulo tenía “Menos Crest y Más Zubrowka”.
Así era este blog en los inicios. Yo acaba de salir de Procter & Gamble (hence la referencia al Crest) y el subtítulo invitaba al consumo del que, a pesar de los años, continúa siendo mi vodka favorito: el Zubrowka.
El Zubrowka es un vodka de color amarillento que tiene una larga vara de pasto en la botella. Dice la leyenda que ese tipo de pasto tiene propiedades afrodisiacas y que dicha hierba es la causante de que en Polonia todavía haya bisontes vivos. De hecho, la etiqueta del vodka trae un bonito bisonte. La recomendación de los conocedores es que se toma frío, sin hielos y casi-casi de Hidalgo; yo lo prefiero en un vaso de whisky, con hielitos y con sorbos pequeños. Mezclarlo es una grosería. A pesar de que se toma frío, jamás me lo he tomado (ni me lo tomaré) en la playa o en alguna calurosa noche citadina; el Zubrowka es perfecto para las posadas y fiestas de fin de año.

Conocí el Zubrowka gracias a Joe y Peter, en aquel aciago año del 2001. Los tres somos fanáticos del vodka y del vino tinto. En aquellos nuestros años universitarios, tomábamos Zubrowka porque era bueno y barato. Ahora sólo es bueno. Desde siempre lo he comprado en el Palacio de Hierro, sólo que antes costaba $70 pesos y ahora sale en más del doble. Recuerdo que un amigo de WFM se sorprendió de saber que en El Palacio® vendían buen chupe barato. Del puro gusto compró una botella y me la regaló.

Cada vez que terminaba el semestre del verano, se celebraba (se celebra) en mi universidad un festejo denominado “Los Mariachis”. No hay mucha ciencia. La celebración consistía en conmemorar la tradicional salida de una generación más de alumnos acompañados de mariachi; el único detalle era que se hacían dentro de las instalaciones de la escuela, la noche de un jueves y con cantidades estúpidas de alcohol. Yo, como buen wallflower que era en la universidad ni quería ir ni quería celebrar ni nada de nada. Esa noche, un amigo, que ni siquiera estudiaba en mi universidad, pasó por mí con una botella de Zubrowka y me obligó a ir. Nunca le pude agradecer el detalle.

Hoy tomo más vino tinto que vodka. Antes tomaba puro vodka. Ron casi nunca. Tequila jamás. El Bacardí Limón con refresco de manzana me sigue gustando pero ahora me da un poco de flojera. En la prepa la bebida era el ‘Moradito’ (vodka [Absolut, obvio]) con jugo de uva.

Me quedé pensando en la expresión “de Hidalgo”. ¿Se entenderá en otras partes de Latinoamérica? ¿Tendrá alguna referencia al Padre de la Patria? ¿O se referirá a los antiguos hidalgos españoles (i.e. el Ingenioso _______ Don Quijote de la Mancha)? Si se refiere a Don Miguel, ¿a qué momento histórico homenajeará el tomarse un trago de un solo golpe? El Grito de Dolores no necesariamente fue tan intempestivo, y cuando llega a la Ciudad de México, justamente peca de conservador en lugar de ser arrojado, osado y valiente. Misterio.

Juro que me he tardado en escribir por una falta absoluta de tiempo, que no de ideas. El WordPress lo sabe mejor que yo: hay 70 borradores de posts con temas de todo tipo. Unos apenas son frases de recordatorio mientras que otros son posts con piernas bastante bien desarrolladas que sólo necesitan un empujoncito para comenzar a correr. “Closure”, por ejemplo, habla de las últimas películas que he visto (Batman y Wall-E, entre otras), mientras que “WorkOut” es acerca de mi nuevo acercamiento a los gimnasios. Por que sí, estoy yendo periódicamente -demasiado periódicamente- a un gimnasio. Y no a cualquier gimnasio. No, señor. Voy a El Califa de los Gimnasios, al lugar en donde te encuentras a medio mundo de la farándula, los famosos y la socialité. Con decirles que Pocholo y Javier Solórzano están entre mis compañeros de caminadora. Y jamás me había percatado de lo parecidos que son.

“Charlie” es un título provisional para recomendarles que vean, bajen o se pirateen la película de “Charlie Bartlett”. Desde “Rushmore”, ninguna película le había gustado tanto a mi alter-ego interior. “Monogamia” es un ensayo acerca de cómo la monogamia es lo de hoy, mañana y siempre. Surgió de un par de comentarios y de varios posts que he leído en contra de la monogamia y a los que decidí contestar evitando -como siempre- la mochez y el conservadurismo.
Los posts poco a poco se van haciendo más viejos y muchos de ellos pierden su valor original. “Querido Diego Luna:”, por ejemplo, era una carta al actor de “Y tu mamá también” en donde hablaba de lo complicado que es explicarle a personas que recién conoces el hecho de que tengas un blog. Por eso le pedía a él que abriera uno, de tal forma que se pusieran de moda y que así uno pudiera decir “escribo en internet como lo hace Diego Luna” en lugar de comenzar a hablarle a la gente de lenguajes HTML, feeds, posts y contadores de hits. ¡Hoy ese post ya perdió su encanto pues hasta López Dóriga tiene uno!

“El GPS de tu vida” lo escribí un poco antes de casarme, pero nunca me gustó su desarrollo. La idea, que es de W.J. Wallace, acerca de tener un GPS que te dijera en qué momento de tu vida estabas, me encantaba. Pero la verdad es que el tema de la incertidumbre ya no me atrae tanto como antes. El estrés de saber si estás en un McJob, preguntarte si tres años es demasiado tiempo sabático o si ya va siendo hora de tener un hijo, todo ello gracias a este GPS, me ha dejado de interesar.

Al igual que el Bacardí Limón con refresco de manzana, supongo.

Written by Salvador Leal

agosto 19th, 2008 at 5:36 pm

11 Responses to 'Entrelíneas'

Subscribe to comments with RSS or TrackBack to 'Entrelíneas'.

  1. Te sacaste un 10 con este post y el revamp del blog.

    ¡No dejes de rockear y de patear traseros!

    D.F.

    19 Ago 08 at 8:26 pm

  2. Cuánta nostalgia. A veces sucede. Yo estoy a punto de postear algo por el estilo, y no sé por qué. El moradito es muy nineties. (No me gusta tu nueva interfase, me tardé años en encontrar los comments, son como el postre: aunque te lo muestren desde el principio, te lo tienes que comer al final).

    chanfle II

    19 Ago 08 at 11:51 pm

  3. Últimamente que he conocido muchos polacos, ellos me enseñaron que, además de tomar el Zubrowka frío y sólo, allá lo toman casi siempre mezclado con jugo de manzana (no es considerado bebida de niña)…sabe sorprendentemente bien, aunque no espero convencerte de ello ja ja

    saludos

    Paola

    20 Ago 08 at 12:05 am

  4. se llama Hidalgo por uqe chingue a su madre el que deje algo

    emme

    20 Ago 08 at 4:35 am

  5. Felicidads, por cierto, porque el nuevo template es, después de Orsai (me vas a odiar), el mejor que he visto en un blog “de autor”

    Armando

    20 Ago 08 at 10:28 am

  6. Yo opino como U.N.I.C.O. El template cambio mucho y eso que solo vine aca a poner un comentario y me tarde como 5 minutos en contrarlos. Me gustaba mas el otro, pero bueno, si es por imitar a Orsai, se perdona.

    Por cierto, que buen post.

    yosola

    20 Ago 08 at 12:15 pm

  7. Me gusta la nueva apariencia

    alberto garcía

    20 Ago 08 at 12:15 pm

  8. “Tomémonos lo que queda de este vodka de ‘Hidalgo’: Chín-chín el que deje algo!”

    Fantástico post! Tan honesto, tan transparente… muy bueno, en verdad.

    Y por cierto, a mí también me gustó este cambio de imagen de tu blog… Felicidades.

    Saludos!

    A.

    Alexb

    20 Ago 08 at 1:09 pm

  9. El Zubrowka da unas crudas de miedo. Tal vez sea por el pastito.

    WJ Porter

    20 Ago 08 at 2:05 pm

  10. me gusta la neuva apariencia de tu spacio, me encanta leerte c0mo simpre y saber que apesar de los años a un sigues siendo ese salvador del que tanto degustaba escuchar… te djeo un beso cuidate

    paovaldivieso

    25 Ago 08 at 11:46 am

  11. […] Diciembre también marcó otra fecha de celebración: llevo seis meses yendo al gimnasio. Como en otra ocasión les platiqué, Martha y yo nos inscribimos en un ‘fitness club’ que más bien es el centro social […]

Leave a Reply