SalvadorLeal.com

La vida irreal de Salvador Leal

Di no a Indiana

with 6 comments

Lo siento en el alma. De verdad que sí.
Pero para un fan de hueso colorado de Indiana Jones, ver la nueva película ha sido una gran, gran, GRAN decepción.
Así que, si son fans de Indiana, es preferible que no vayan a verla. Y como sé que no me van a hacer caso, se acordarán de mí y una vez que salgan de la sala de cine, con el ánimo en el piso, harán todo lo posible por olvidar que la vieron.

Esa es mi reseña: no vayan.

A continuación, van mis opiniones. Pero antes, una advertencia:

**A partir de este punto, el post revela muchos (si no es que todos) los detalles de la película. No lo leas si no quieres saber partes básicas de la trama o el final**

Si uno le da una revisión al argumento de la película, te encuentras con las partes clásicas de una película de Indiana Jones: la aventura inicial, la primera persecusión, la explicación de la reliquia a buscar, la primera escena de acción, la segunda persecusión, los malos que van ganando, la segunda escena de acción, el traidor, la última escena y el final.
Eso, desde luego, no está a cuestionamiento: al contrario, se agradece que hayan respetado ALGO del personaje. Porque fuera del respeto a la fórmula clásica, todo lo demás desmerece absolutamente.

1. La aventura inicial es confusa. ¿Para qué ir al Área 51 por ‘algo’ por lo que vuelves a ir después pero a Perú? No entendí. La parte nuclear me encantó (es más, en mayúsculas, me ENCANTÓ) pero eso es por razones personales no relacionadas con el personaje de Indiana Jones. Claro, sobrevivir a una bomba atómica era lo único que le faltaba hacer a Indy.

2. Se agradece que te expliquen por qué no salen los dos personajes clave de la última película: su papá y su jefe. Sin embargo, se le ve totalmente abatido y es la primera vez que decimos: okey, el tipo realmente está viejo.

3. La explicación de quién es Ox es de lo más confuso de la película. Al personaje de Mutt se le ve a leguas que va a terminar siendo su hijo y la persecusión en motocicleta nos vuelve a decir: okey, el tipo está tan viejo que no puede manejar una motocicleta.

4. La primera parada en Perú es totalmente innecesaria. Las pistas son chafas y las palabras o símbolos que encuentran apenas tienen sentido para lo que viene. La explicación al encontrar la Calavera de Cristal también es muy confusa.

5. Cuando descubrimos que la Calavera de Cristal es de origen extraterrestre, es cuando nos damos cuenta que la película no va a mejorar, sino que al contrario: va al barranco. Sus poderes mentales son extremadamente chafas y te dejan con cara de what.

Para estas alturas tengo que hacer una pausa y recapitular. Sí, me gusta la serie. Sí, entiendo que es una “película de Indiana Jones” y que voy a ir a ver reliquias perdidas con poderes sobrenaturales. Sí. Pero también creo que si algo tenían las otras tres películas era que estaban bien fundamentadas y la trama resultaba “creíble” (por llamarlo de alguna manera). Aquí, George Lucas nos demuestra, una vez más, que hace mucho tiempo que perdió el foco.

6. La escena cuando Indiana se entera que tiene un hijo es predecible pero buena. La conversación en la camioneta también es bastante buena. Un sólo detalle: a los guionistas se les pasó el hecho de que, a partir de ese momento, la película deja de llamarse “Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal” para convertirse en “Encuentros Cercanos del Tercer Tipo con la Familia Jones”. Sí, el personaje de Indiana se diluye para convertise en una historia en donde Mamá Jones, Papá Jones y Jones Jr. se las ven contra el mundo.

7. Resulta triste que la mejor escena de persecusión de una saga que se caracterizaba por tener escenas de acción espectaculares, no se pueda comparar con una escena de acción de, digamos, Los Piratas del Caribe. Y es patético que la mejor escena de persecusión tenga como protagonista a Mutt/Henry Jones III y no a Indiana. Una vez más, nos restriegan en la cara que Indiana está más viejo que las reliquias que busca.

8. La escena de los insectos está buena pero es impactante que las serpientes (Indy I) o las ratas (Indy III) sean muchísimo más interesantes que millones de hormigas hechas por computadoras. Shame on you, George Lucas.

9. La llega a la Ciudad Perdida está bien (a secas) pero la entrada al Templo requería de más… de más… no sé… de más IndianaJonismo. O sea: trampas imposibles, acertijos, momentos de vida o muerte, etc. Aquí es cuando nos damos cuenta que el papel de Ox era originalmente para Sean Connery, y nos maravillamos ante la sabiduría del viejo Connery al no querer participar en este fiasco. ¿Se dan cuenta que si Sean Connery hubiera aceptado, entonces sí hubiera sido “Mamá Jones, Papá Jones, Abuelo Jones y Jones Jr.”?

10. Cuando aparece el alien, uno está plenamente convencido que la película se fue al carajo. La muerte del villano es chafa a más no poder. ¡Me gustó más al que se lo comen las hormigas! El platillo volador es la cereza en el pastel dentro de la serie de jaladas. La destrucción del templo está padre.

11. Y mi comentario final, que encierra la crítica a esta película. Cuando una película de Indiana Jones termina con una boda, sabes perfectamente que NO estás viendo una película de Indiana Jones. Si hubieran dejado que Mutt/Henry Jones III se pusiera el sombrero, habría sido el tiro de gracia. Es más, el hecho de que haya un Henry Jones III y que eso pudiera convertirse en una serie de películas de Indiana Jones Jr., me enferma.

Hasta aquí, mi veneno. Mi alma descansa ya.
Sin embargo, no dejo de preguntarme -como buena relación que termina- en dónde estuvo el error. Sabemos que George Lucas perdió la brújula desde el Episodio I, pero realmente pensé que Spielberg y Ford meterían su cuchara para mejorar la historia. ¿Es su culpa, pues ya están demasiado viejos y cansados? ¿Es mi culpa, que yo ya crecí y ahora me emociono menos y mi capacidad de asombro ha subido de nivel? ¿Tendría que verla a los 10 años para decir que es la mejor película de aventuras que he visto? ¿Es culpa del mercado de cine de acción que nos ha sobresaturado y ahora provoca que algo old fashioned no pegue como antes?

Me lo sigo preguntando: ¿quién o qué estuvo mal? Y sobretodo: ¿Dónde dejaron a mi Indiana Jones?

Written by Salvador Leal

mayo 22nd, 2008 at 1:36 pm

Posted in cine

6 Responses to 'Di no a Indiana'

Subscribe to comments with RSS or TrackBack to 'Di no a Indiana'.

  1. en respuesta a tu pregunta de donde dejaron a tu indy;
    en el paquete de dvds de las peliculas anteriores

    un saludo, la iré a ver pronto

  2. al final diste en un clavo interesante… es obvio que este par de weyes (lucas y ford) ya no son los jovenzuelos de los 80´s, pero a pesar de que ya estan rucos (aceptando que la pelicula es mala porque todo mundo lo ha dicho), creo que cabe bien decir que parte de esa “malez” es que ya no podemos ver a Indiana Jones con los mismos ojos de hace 20 años… Jones and Us are wearing out… snif

    semidios

    22 May 08 at 7:31 pm

  3. La reflexión puede clavarse un poco mas. A mi me decepciona que nuestra generación tenga un vacío creativo tan grande. ¿En serio no hay nada mejor que ponerse a hacer Speedracer, el reencuentro de Timbiriche, o ver a Ozzy osborne y a Gene simmons parodiarse a si mismos? en general es mala idea tratar de revivir “tan bonitos recuerdos” (Hay honrosas excepciones por supuesto).

    Y no creo que el argumento que “ya no lo vemos con ojos de niño” sea tan válido. No sorprendes con lo mismo a un niño de hoy que a uno de hace 20 años.
    De hecho me interesaría mucho saber que sorprende a un niño de 10 años hoy. ¿o será cíclico? ¿estaremos viendo refritos del pokemon y Dragonball en 15 o 20 años?

    Esta película (como las precuelas de Starwars y un largo etcetera) hay que verlas con ojos de “viejo nostalgico con repudio a lo nuevo” para disfrutarlas.

    Esta película de Indiana Jones es tan innecesaria como la Coca Cola transparente.

    En fin, sigue gozando…

    Mau

    23 May 08 at 12:22 am

  4. La neta no te hice caso, y cometí la estúpides de ir a ver Indiana. Afortunadamente no leí tu post antes de ir, para ver con mis propios y enfermos ojitos como la destrozaran.

    Indiana Jones casado ¿les cae? Osea preferiría que se hubiera muerto en una excavación o de un infarto en media clase por viejo que verlo casado. Toda mi vida de amor a los arqueologos & friends se basaba en las pelis de Indiana. Y ya con esto me remataron.

    Aliens, hijos, esposa… no, no, no así no quería verlo. Y si, como le dije con quién fui a verla, ese no es Indiana, y si, también me acorde del título de tu post cuando salí de la sala.

    Minerva o Atenea

    25 May 08 at 9:02 pm

  5. Dí sí al paso de tiempo y a vidas que ya lo vieron todo, que incluso experimentaron dos veces el poder de la fe judeocristiana. Di sí a la aceptación de la vejez. Di sí al amor en los tiempos del cólera, a la tercera generación, a perder el poder del músculo y conservar la experiencia. Di sí a parodiarte a ti mismo hablando, en tu última película, de todo lo malo que has hecho en el cine, que le has hecho al cine. Di sí a hacerte el reconocimiento de ti mismo al saber que después de la fe, la aventura ya no puede se mas en la Tierra. Di sí a Indiana siendo bisabuelo remotisimo de Han Solo. Di sí al aparente absurdo de la vejez, la edad en la que cualquier aventura es sinsentido. Di sí a Ithaca y a Penélope, a Ulises. Sobre todo, di sí a Indiana Jones y los seres que habitan los espacios entre los espacios.

    Armando

    31 May 08 at 9:41 pm

  6. Totalmente de acuerdo… La muerte de cate Blanchet, de lo más chafa que he visto, la unión de los aliens (aliens con Indiana Jones!!!)… el hijo, LA BODA!!! todo un desfile de golpes que terminaron con mi infantil y emocionante visión de Indy, el mismísimo Doctor Jones.

    Creo que aquí le sucedió a Lucas exactamente lo mismo que con Episodio I, después de 19 años desde el último Indiana Jones (como después de 16 años desde Episodio VI) su pequeña cabecita se fue llenando de ideas e ideas e ideas, lo cual es normal después de tanto tiempo, pero al parecer no hizo una depuración y el resultado fue un hermosísimo y barroco pastel de 10 pisos de fiesta de 15 años. Lleno de todo, sin orden, sin una misma idea, empalagoso… lleno y vacío. Que triste… descanse en paz Indiana Jones.

    juancarlos

    10 Jun 08 at 3:46 pm

Leave a Reply