SalvadorLeal.com

La vida irreal de Salvador Leal

Busted

with one comment

Odio a Orsai.
Lo odio como odio pocas cosas. Lo odio por muchas razones.
Hoy leí una más:

La mentira tiene mala prensa porque en general se utiliza con mezquindad: para sacar provecho, para vengarse de otros, para obtener crédito espurio, para fingir o alardear. Esa es la mala mentira. La buena mentira, en cambio, es generosa: ahí reside la única virtud de la mentira y de las mujeres feas. Ese pequeño detalle es lo que convierte a la mentira en arte, lo que le da categoría de ficción.

La mentira es un alimento nutritivo, pero debe ser emitida para salvar a otros del aburrimiento, no para salvarse uno de su realidad o su frustración. La historia de Pinocho no es verdad, pero Collodi no escribió esa mentira para ostentar, ni para dejar de pagar la cuota del coche, ni para que los demás lo creyeran musculoso. Urdió esa mentira para entretener a la gente, como Comequechu aquella tarde. Fue generoso y tuvo su recompensa: no le creció la nariz.

Esos dos párrafos vienen de un post que se llama “Los dos Rulfos“. Y en esos dos párrafos, Orsai pone en letras lo que yo hago de a diario en este blog, en lo que creo firmemente a la hora de sentarme a escribir y lo que he practicado varias veces en muchas pláticas con amigos y familia. Yo lo llamo ‘mejorar la realidad’; él le dice ‘anécdota mejorada’. Yo nunca lo había sabido describir bien, él no lo puede decir mejor.

Lo peor de todo: en ese post, Orsai me pone al descubierto.

Maldito.
Lo odio.

P.D. El post de Orsai es de marzo de este año. Eso obedece a que lo odio tanto que lo leo cada tres meses. Maldito.

Written by Salvador Leal

mayo 16th, 2008 at 2:50 pm

Posted in blog,blogosfera

One Response to 'Busted'

Subscribe to comments with RSS or TrackBack to 'Busted'.

  1. Yo también lo odio. Recuerdo que lo pasé odiar cuando escribió la nota del accidente en el metro. Aquel donde la chava era atacada y un espectador no hacía nada al respecto. Me hizo cambiar de opinión. ¡Joder Casiari¡, ya tenía a mi malo II de la película y tu vienes, de un plumazo, a que me ponga de su lado.
    Es un delito escribir de esa manera.

    Sergio G.

    23 May 08 at 7:39 am

Leave a Reply