SalvadorLeal.com

La vida irreal de Salvador Leal

Sincretismo

with 7 comments

Ustedes ya lo han de saber, pero yo tengo teorías para casi todo.
En lo que a la relación México-EE.UU. se refiere, yo creo firmemente que una integración económica entre estos dos países es prácticamente innevitable antes de los próximos 50 años. Y antes de cien años, creo que esa integración económica se traduciría en la creación de una misma entidad geo-política. Un mismo “país”, si así se le quisiera ver.

Mi teoría es absolutamente cuestionable, se aceptan opiniones y críticas, pero no me quiero clavar hoy en eso. En lo que me gusta pensar no es tanto si esa situación se va a dar o no (puesto que yo soy un convencido de que en 100 años seremos, como dijera Timbiriche, “uno mismo”), sino en las consecuencias -particularmente las culturales- a partir del hecho.

Y dentro de las consecuencias culturales que algo así traería, me encanta pensar en la competencia de Libre Mercado® que se daría entre las fiestas mexicanas y las fiestas norteamericanas. Digo, al final de cuentas, las celebraciones religiosas/sociales/históricas forman parte de una sociedad y esas celebraciones se encuentran -como todo- sujetas a leyes de oferta y demanda que les permiten ser exitosas y sobrevivir, o fracasar y terminar siendo una fiesta que nadie celebre.

Me explico un poquito.

El Día de los Inocentes es una ‘celebración’ con tintes religiosos pero que ha sobrevivido debido a que es divertida. Existe un incentivo (que no es económico, pero que existe) para que la celebración se mantenga y sobreviva aunque año tras año menos personas le sigan el chiste. Por otro lado tenemos a La Navidad®. Existen todos los incentivos para celebrar la Navidad: los económicos (a la economía en su conjunto le conviene el consumo de fin de año), los sociales (existen presiones sociales impresionantes alrededor de la celebración) y los lúdicos (aceptémoslo, todos estamos de un humor *especial* y nos encanta trabajar medio mes y salir de vacaciones). La Navidad es una celebración exitosa, con los mejores incentivos para continuar y perpetuarse per secula seculorum.

Pero aquí estamos comparando dos celebraciones que no compiten entre sí. Y este post trata, justamente, de qué pasaría si, estando México y Estados Unidos fusionados en una sola entidad, pusiéramos a competir dos celebraciones similares. Algo así como un ‘Celebrity Death Match’ pero entre el 4 de Julio y el 16 de Septiembre. ¿Quién ganaría y por qué?

En pocas palabras, y siguiendo con el ejemplo, ¿qué festejaremos en el 2108? ¿El 4 de Julio o el 16 de Septiembre y por qué? Y si encontramos el por qué, ¿podríamos generar las condiciones para que las celebraciones mexicanas le ganen, uno a uno, a las celebraciones gringas?

No voy a ahondar mucho en el tema (finalmente es una teoría que estoy desarrollando), pero creo que estoy en condición de decir que Santa Claus claramente le ganará a los Reyes Magos. Por mercadotecnia, por atracción, por desarrollo de los personajes y hasta por identificación (siempre es mejor echarle la culpa a UNA persona que repartir la responsabilidad entre TRES), el producto “6 de enero, Día de los Reyes Magos” está destinado a desaparecer.

Por otro lado, creo que el 16 de Septiembre tiene muchísimas posiblidades de ganarle al 4 de Julio, aunque no está fácil. Necesitaría retomar la fuerza que en EE.UU. tiene el “Cinco di Mayou” y generar alguna dinámica de democratización de fuegos artificiales para triunfar. La Semana Santa es una de esas festividades que serían fácilmente retomada por los gringos y medio mezclada con su tradicional Spring Break. Sería similar al caso del Thanksgiving, celebración que nosotros no tenemos pero que podríamos mutar de alguna forma.

Y todo este choro me lo eché porque, según yo, en un mano a mano, el Día de Muertos habría de desaparecer frente a la refinadísima máquina de vender que es el Halloween. Y era de esas batallas que tenía claras desde un inicio debido, justamente a todos los incentivos que hacen del Halloween una celebración más atractiva para el consumidor que el Día de Muertos.

Hasta que vi una foto tomada por Wil Wheaton en el epicentro mismo del entretenimiento estadounidense. Véanlo ustedes mismos: una ofrenda y unas calaveras en pleno Disneylandia

No cabe duda. Ese será un final de fotografía!!

Written by Salvador Leal

abril 24th, 2008 at 11:50 am

7 Responses to 'Sincretismo'

Subscribe to comments with RSS or TrackBack to 'Sincretismo'.

  1. Oye y qué pasaría con las celebraciones realmente contrapuestas? Ej. Los Niños Héroes (que si bien ya casi se nos muere pues sigue enseñándose en historia)

    O qué pasaría con el típico “Remember the Alamo”? Y con nuestras calles?

    Nacho

    24 Abr 08 at 2:26 pm

  2. no sería mas bonito imaginar a una américa toda unida como la unión europea, cada quien con su cultura y tradiciones, pero todos libres de viajar, conocer y comerciar.

    babik

    24 Abr 08 at 10:56 pm

  3. No, por supuesto que, si hay una celebración que tiene posibilidades, es el Día de Muertos!!! Y, obvio, el 16 de Septiembre está destinado a desaparecer, ofendería terriblemente a Tío Sam, además yo creo que nos la cambiarían por una celebración de el día que nos “conquistaron” (jajaja) o cómo sea que se diera la dichosa unió geopolítica, que igual y se hacía un cinco de mayo, para que encaje. Uno no sabe si para 2108 habrá más mexicanos allá que acá…

    OOYOna

    26 Abr 08 at 8:00 pm

  4. El problema es que los gabachos no aceptarían el 16 de septiembre, porque está muy cercano al 11, ya sabes que todo se lo repiten como oración o rezo o mantra… repiten y repiten y repiten… la gente no olvida… así que la veo difícil que aceptaran el 16 jejeje… además, la mayoría de los tíos éstos, piensan que el cinco de mayo es el día de la independencia mexicana! jajajaja así que primero estaría bueno darles unas clases de historia antes de empezar a combinar festivos y lo peor del asunto, es que aún así… hay todavía tíos nacidos en usa pero de familia cuya sangre es producto del nopal y al igual que el resto, piensan que el cinco de mayo es la independencia y no la batalla de Puebla jajajaja.

    Como dice Babik, estaría genial que fuera como la unión europea, pero para que eso suceda, los gabachos tendrían que evolucionar ya no tecnológicamente, dejemos la tecnología, desarrollo industrial, lana etc, por fuera… evolucionar como seres humanos, que es triste ver que todavía hay discriminación a pesar de que la hicieron “ilegal” y que sigan con mentalidad de invadir, erradicar o matar al prójimo por unos cuantos $$$ -claro que discriminación hay en todas partes y a diferentes grados, pero a lo que voy es que predican algo que no cumplen: son incongruentes-.

    Y aunque comentas sobre la relación México-Usa, tomando en consideración el comentario de OOOYOna sí… habrá más mexicanos… y además más latinoamericanos (no los olvidemos tampoco, que el resto del continente americano no es sólo México) para el 2108 como dice, estaría interesante ver qué otros festivos convendría incluir de otros países… y pues incluyendo además a Canadá imagínate qué pachangón -ésto último si se pensase en un bloque como la Unión Europea.

    Y bueno, no me hagas caso que hoy creo que amanecí con demasiadas palabras y una ansia loca de mover los dedos jejejeje…

    Nefer

    1 May 08 at 9:40 am

  5. […] en mi idea de integración México-EE.UU., estoy segurísimo de que las campañas políticas con sabor mexicano van a tener más pegue que […]

  6. […] Ver Sincretismo I […]

  7. […] 1. Sí, la integración económica de América del Norte no sólo es posible sino que, en la opinión del humilde (es un decir) economista que escribe este blog, es muy probable. ¿Cuándo? Seguro que ahorita, no. En diez años, quizás; en treinta, muy probablemente. Yo soy de los que piensa que tendremos una integración económica con EE.UU. antes de los próximos cincuenta años y una integración geopolítica antes de los próximos cien. Pero bueh, esas son mis propias suposiciones (más de mis debrayes sobre este tema, aquí). […]

Leave a Reply