SalvadorLeal.com

La vida irreal de Salvador Leal

Archive for the ‘de todo un poco’ Category

Y siguen las buenas noticias…

with 2 comments

Starbucks Coffee México aumenta sus precios, los incrementos serán de entre 2 y 3 pesos

Starbucks Coffee México, la cadena de cafeterías propiedad de Alsea y Starbucks Coffee International, decidió aumentar algunos precios de sus bebidas y alimentos ante el aumento en los costos de sus materias primas. Los aumentos variarán por producto y serán de entre dos y tres pesos, dijo la empresa mediante la agencia de relaciones públicas Guerra Castellanos y Asociados. Starbucks Coffee México, que tiene 165 tiendas en el país, estima que en promedio los aumentos no serán superiores a 5%, aunque en ciertos casos podrían superar ese porcentaje dependiendo del tamaño de la bebida. El Te Chai Latte tamaño Alto, por ejemplo, subió 6.6% al pasar de 30 a 32 pesos. Los aumentos que anunció Starbucks Coffee Mexico son los primero que implementa la empresa en el país de manera generalizada desde que comenzó operaciones en 2002. “Un capuchino había costado lo mismo desde” entonces, escribió Cynthia Llanos encargada de la cuenta Starbucks Coffee México para Guerra Castellanos, en un correo electrónico. Hasta ahora, la empresa, en la que Alsea tiene una participación de 82%, sólo había incrementado los precios de algunos productos de manera aislada. Los aumentos en los precios aplicaron a partir del 5 de noviembre. Fuente: Sentido Común.

Written by Salvador Leal

noviembre 12th, 2007 at 12:24 pm

Posted in de todo un poco

De todo un poco

with 3 comments

1. Después de que no pude hacerlo el fin de semana, ayer lunes me compré el libro de Harry Potter. Tip: en Costco sale en 239 pesitos (shame on you, Gandhi!). Estaba tan metido en el rollo de ‘a ver quién se muere en este libro’ que se me había olvidado que era realmente el último libro de la serie. Afortunadamente J.K. Rowling se encarga de recordárnoslo de una manera muy bonita. Insisto… estaba tan metido en el hype del libro que se me había olvidado lo divertido que es leerlo. Snif.

2. Tip No. 2: No lean el título de los capítulos. Me lo dijo Quack y creo que tiene mucha razón. No hay nada como ir de sorpresa en sorpresa.

3. Leer a Mau es increíble, soy fan de su manera de ver las cosas. Será porque muchas de ellas las comparto pero nunca me había puesto a racionalizarlas de la forma en la que él lo hace. Y ya que estamos en el momento del neteo, desde aquí lo digo: Mau, tenerte en la blogosfera es un lujo. De veras que sí.

4. Okey, me voy a pasar de ñoño clavado pero debo decir que sí me ha puesto a reflexionar eso del libro de Harry Potter. Cuando comencé a leer los libros yo estaba en la universidad y, literalmente, era otra persona. Me siento, como dice Rowling “like remembering a younger brother whom I had lost”.

5. Soy fan declarado de la lluvia.

Written by Salvador Leal

julio 24th, 2007 at 12:57 pm

Posted in de todo un poco

Fontanarrosa

with 4 comments

El jueves pasado murió Roberto Fontanarrosa. Escritor y dibujante argentino, Fontanarrosa alcanzó la fama gracias a dos personajes de historietas: Inodoro Pereyra y Boogie ‘el Aceitoso’. Como buen mexicano (que, por definición, es un chafísima argentino), Pereyra me es bastante equis, pero Boogie fue de esos viejos acompañantes que, durante toda mi infancia y domingo a domingo, leía en la revista Proceso que recibíamos en casa.

Si con el humor ácido, ultraviolento y machista de Boogie Fontanarrosa se ganó mis simpatías, al saberlo escritor de las locuras de Les Luthiers se ganó mi absoluto respeto. Sirva la transcripción de su participación en el Congreso de la Lengua del 2004 como un pequeño homenaje de este blog para ‘el Negro’ Fontanarrosa.

Defensa de las malas palabras ante la Academia
Roberto Fontanarrosa

(…)
Un Congreso de la Lengua es, más que todo, para plantearse preguntas. Yo, como casi siempre hablo desde el desconocimiento, me pregunto por qué son malas las malas palabras, quién las define como tal. ¿Quién y por qué? ¿Quién dice qué tienen las malas palabras? ¿O es que acaso les pegan las malas palabras a las buenas? ¿Son malas porque son de mala calidad? ¿O sea que cuando uno las pronuncia se deterioran? ¿O, cuando uno las utiliza, tienen actitudes reñidas con la moral?

Obviamente, no se quién las define como malas palabras. Tal vez sean (ellas) como esos villanos de viejas películas —como las que nosotros veíamos—, que en un principio eran buenos, pero que al final la sociedad los hizo malos. Tal vez nosotros, al marginarlas, las hemos derivado en palabras malas. Lo que yo pienso es que brindan otros matices, muchas de ellas. Yo soy fundamentalmente dibujante, con lo que uno se preguntará: ¿qué hace ese muchacho arriba del escenario? Manejo muy mal el color, por ejemplo, pero a través de eso sé que cuanto más matices tenga uno, más puede defenderse, para expresarse, para transmitir, para graficar algo; entonces: hay palabras, palabras de las denominadas malas palabras que son irremplazables, por sonoridad, por fuerza, algunas incluso por contextura física de la palabra. No es lo mismo decir que una persona es tonta o zonza que decir que es un pelotudo. Tonto puede incluso incluir un problema de disminución neurológica realmente agresivo.

El secreto de la palabra pelotudo, ya universalizada —no sé si está en el diccionario de dudas—, está en que también puede hacer referencia a algo que tiene pelotas. Puede hacer referencia a algo que tiene pelotas, que puede ser un utilero de fútbol que es un pelotudo porque traslada las pelotas; pero lo que digo, el secreto, la fuerza, está en la letra t. Analicémoslo —anoten las maestras—: está en la letra t, puesto que no es lo mismo decir zonzo que decir peloTudo.

Otra cosa, hay una palabra maravillosa que en otros países está exenta de culpa —esa es otra particularidad, porque todos los países tienen malas palabras pero se ve que las leyes de algunos países protegen y en otros no—, hay una palabra maravillosa, decía, que es carajo. Yo tendría que recurrir a mi amigo y conocedor, Arturo Pérez Reverte, conocedor en cuanto a la navegación, porque tengo entendido que el carajo era el lugar donde se colocaba el vigía, en lo alto de los mástiles de los barcos para divisar tierra o lo que fuere; entonces mandar a una persona al carajo era estrictamente eso, mandarlo ahí arriba.

Amigos mexicanos con los que estuve cenando anoche me estuvieron enseñando una cantidad de malas palabras mexicanas. Ahora que lo pienso creo que me estaban insultando porque se suscitó un problema con la cuenta a la hora de pagar. Me explicaban que las islas Carajo son unas islas que están en el océano Indico.

En España, el carajillo es el café con coñac y acá apareció como mala palabra, al punto que se llega a los eufemismos, se decía caracho; es de una debilidad absoluta y de una hipocresía… ¿no?

A veces hay periódicos que ponen: “El senador Fulano de Tal envío a la m… a su par”. La triste función de esos puntos suspensivos, realmente el papel absurdo que están haciendo ahí, merecería también una discusión acá, en el Congreso de la Lengua.

Voy a ir cerrando. Hay otra palabra que quiero apuntar que creo es fundamental en el idioma castellano, que es la palabra “mierda”, que también es irremplazable. El secreto de la contextura física está en la r —anoten las docentes—, porque es mucho más débil como la dicen los cubanos: mieLda, que suena a chino, y eso —yo creo que ahí está la base de los problemas que ha tenido la Revolución cubana—, le quita posibilidades de expresividad.

Voy cerrando, después de este aporte medular que he hecho al lenguaje y al Congreso. Lo que yo pido es que atendamos a esta condición terapéutica de las malas palabras. Mi psicoanalista dice que es imprescindible para descargarse, para dejar de lado el estrés y todo ese tipo de cosas. Lo único que yo pediría (no quiero hacer una teoría) es reconsiderar la situación de estas palabras. Pido una amnistía para la mayoría de ellas. Vivamos una Navidad sin malas palabras e integrémoslas al lenguaje, que las vamos a necesitar.

Fuente: El Clarín

Written by Salvador Leal

julio 22nd, 2007 at 3:10 am

NY 070707 (VI)

with 4 comments

Estar en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (el famosísimo MoMA) te inspira. Te empuja. Te impulsa a crear arte moderno. Así sea en los sillones fuera de los baños del tercer piso.

Written by Salvador Leal

julio 14th, 2007 at 12:44 am

Otra idea

with 4 comments

Después de un par de novelas y varios cuentos cortos, mi carrera como escritor tendrá más solidez y podré dedicarme a esos proyectos ‘especiales’ que siempre he querido hacer. Quisiera, por ejemplo, escribir una nueva versión de La Divina Comedia. Sí, lo sé, suena a un fusil herético de dimensiones escalofriantes. Pero la única razón por la que quiero hacerla es por la parte del Infierno.

En la nueva versión (mi versión) de la Divina Comedia, Dante bajará a un bar de mala muerte instalado en el sótano de un callejón en Londres. Humo, oscuridad y un calor sofocante lo cubren. Camina por las escaleras tocando los muros de ladrillo y escuchando el murmullo de voces más abajo. De repente, llega. La oscuridad se rompe por una pequeña luz que ilumina un escenario rodeado de miles de almas que no lograron la gracia; arriba, el vocalista se quita la chamarra y la deja a un lado. Comienzan a sonar los primeros acordes de una canción y Dante sabe, con certeza, que está entrando al Infierno.

Cancel my subscription to the Resurrection…

Written by Salvador Leal

mayo 27th, 2007 at 2:32 pm

Cinco y Uno

with 6 comments

Robo la idea vilmente de Doña Socorro y Rojo/Mon: Cinco odios y un agrado.

1. ODIO los lápices. El sonido desquiciante que hacen cuando uno escribe me puede arruinar la mañana. Y lo peor es que pareciera que el 70% del presupuesto de mi oficina se va en la compra de lápices.

2. ODIO las tapas del pan Bimbo. No me des un sandwich de tapas, mejor miéntame la madre.

3. ODIO a las personas que SIEMPRE tienen que opinar. No importa si es un tema clavadísimo de mecánica de suelos o la última idiotez de Britney Spears, hay gente que tiene que opinar de absolutamente todo. Lo peor, es que generalmente son personas con una estrechez de pensamiento espeluznante.

4. ODIO las tareas repetitivas yet necesarias de la vida. Léase: lavar el coche, bolearse los zapatos, tender la cama… Siento que pierdo valiosos minutos de mi vida que nunca nadie me va a regresar.

5. ODIO que me digan que algo “no se puede”.

Y ahora, el gusto.

1. Me ENCANTA el sabor del limón concentrado con cerveza en ese último sorbo que se le da a las micheladas.

Paso este batón a:
Semidios
Arbol Fest
Ruy Feben
Ecoroberto
DC Miguel
y el pilón: W.J. Porter

Written by Salvador Leal

abril 26th, 2007 at 6:51 pm

La Caja de Petri

with 4 comments

1. Si yo tuviera una columna en un periódico de circulación nacional -y no en este blog de 3 varos que tiene circulación quesque global- así se llamaría: ‘La Caja de Petri’. O ‘El Buey en la Barranca’, as in “sacaremos a ese buey de la barranca…”. O ‘Glissando’, que es un término musical con el que me identifico mucho y que me gusta bastante.

2. Estoy enfermo desde el lunes por la mañana. Ayer de plano ya no pude más y tuve que faltar a la chamba. Para un ñoño de mis dimensiones eso es casi inconcebible… Estuve delirando y todo el rollo.

En uno de mis sueños/delirios, yo estaba en una reunión súper seria de mi oficina en donde, después de que cada uno de los asistentes se echaba un rollo mega clavado, un tipo al fondo se paraba y decía “¿y cuándo entra Jack Bauer?”. Pocas veces mis sueños/delirios habían tenido tanta coherencia, hasta que terminaba la ponencia del asistente a la reunión y saltaba la frase. Y vuelta a la clavadez económica y financiera. ¿De dónde saqué la frase? Misterio.

3. Durante mi enfermedad, me di cuenta que, para toda enfermedad, existen ventanas de 20-30 minutos en donde ya no te sientes tan mal, el mundo se ve de otro color y crees que realmente vas a poder hacer muchas de las cosas que tienes pendientes. Te bañas, te medio arreglas y te dispones a poner manos a la obra… pero a eso del minuto 18-19, tómela, te vuelves a sentir del nabo y adiós a toda la buena voluntad. Al tercer intento, decides mandar todo al demonio y aventarte de lleno a la sensación miserable de la enfermedad.

4. Hoy no estoy mejor. Me sigo sintiendo mal y con náuseas. Tengo una rara mezcla de gripe-tos-dolor de cabeza-cuerpo cortado-pesadez corporal-mareos. Supongo que es lo más cercano que voy a estar de un embarazo. Dios bendiga al cromosoma Y; si tuviera que sentirme así durante 9 meses me cae que no tendría descendencia.

5. Aunque me he sentido mal el día de hoy, ha habido algo que me ha animado. En todas las reuniones a las que voy, en todas las conversaciones laborales que he tenido, por los pasillos de la oficina y en las salas de juntas, me imagino a mí mismo deteniendo la conversación o el caminar de las secretarias con una simple pero desconcertante pregunta…

“¿Y cuándo entra Jack Bauer?”

… y luego regresar como si nada al Excel.

Written by Salvador Leal

abril 12th, 2007 at 2:07 pm

Nota de la Semana

with 4 comments

O del mes. O, por lo menos, de lo que va del año. Sacada de aquí. Las cursivas son mías.

Eligen palabra chocolate como la más querida del español
Celebran en “congresito” de niños, realizado en el marco del XIII Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española, la proclamación del manifiesto

EFE
Medellín
Jueves 22 de marzo de 2007

La palabra “chocolate” -de origen mexicano; xocoatl, de xoco, amargo, y atl, agua- fue escogida como la más querida del idioma español por un “congresito” de niños escolares que deliberó en Medellín, en coincidencia con el XIII Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española.

El resultado de la tarea de estos pequeños académicos aparece en un manifiesto que fue divulgado hoy en acto público en el Palacio de exposiciones de esta ciudad del noroeste colombiano.

Unos mil 500 menores concurrieron a la proclamación del documento, en medio de un espectáculo artístico de música, teatro y danza, a cargo de nueve músicos y ochenta vocalistas del coro de la Corporación Cantoalegre, en ambos casos conformados por pequeños.

Después de chocolate, los niños y niñas acordaron que, en su orden, las otras nueve palabras que más quieren de la lengua española son música, crispeta -lo que nosotros conocemos como “palomitas de maíz”-, carcajada, soñar, fútbol, mágico, amigo, montaña y mamá.

La selección fue realizada por 52 escolares de 9 a 13 años de edad, todos ellos de las zonas urbana o rural de esta ciudad del noroeste colombiano, tras cinco días de sesiones en La Montaña Mágica, reserva forestal en una aldea campesina al este de Medellín.

Los menores alcanzaron el consenso “después de comer y beber palabras, de pensar y discutir”, según el llamado Manifiesto Los Niños y las Niñas Tienen la Palabra.

En el documento, los pequeños académicos también llegaron al acuerdo de que las diez palabras que deben ser “desempolvadas” , por haber entrado en desuso, son, en orden de importancia, ágape, cántaro, chéchere, embeleco, embrollo, menjurge, modorra, pipiolo, pañolón y güete.

Asimismo, el manifiesto recoge las diez mejores palabras inventadas por los miembros del “congresito” para incorporarlas al lenguaje.

La primera de ellas es “flapigozo” , que estos menores definieron como “expresión de felicidad, explosión de gozo” , seguida de “murmulencio” , que para ellos es “murmullo que se oye en el silencio”.

Luego están “tristesinra”, que es la “tristeza que se siente como un huequito en la barriga y que no tiene razón definida” ; “pionilla”, que significa “peinilla que se usa para sacar piojos” , y “lunor”, cuya única acepción es la de “luz de la luna”.-Borges ya había sacado algo parecido, creo que en Tlön, Uqbar, Orbis Tertius donde hablaba del verbo “lunecer”-

La selección la completan “hormonado”, que es el “muchacho que come mucho” -chafísima… “hormonado” debería ser aquél que está chipil sin razón alguna-; “fruspiro”, que significa “suspiro ahogado y repetido que se produce al bañarse con agua helada” -¡genial acepción!-; “pinochada”, que es la “mentira que va creciendo cada vez más” -magnífica también-; “japisteza”, cuyo significado es el de “cuando se siente tristeza y alegría a la vez” -y demostrando que los niños pueden conjuntar perfectamente dos idiomas sin problemas-, y “lumpereza”, que es la “pereza que da los lunes de ir al colegio o a trabajar”.

El manifiesto fue entregado al ex gobernante colombiano Belisario Betancur (1982-1986) , presidente del Comité de Honor de los congresos de la Asociación de Academias e Internacional de la Lengua Española.

El primero reúne en Medellín desde el miércoles y hasta el sábado próximo a 160 miembros de las 22 academias de la lengua española que existen en igual número de países, convocados para aprobar una nueva gramática.

El otro, al que asistirán unos mil 200 expertos, será acogido entre los próximos días 26 y 29 por Cartagena.

La portavoz del “congresito” de los escolares, Diana Marcela Mosquera, dijo a Efe que la iniciativa se correspondió con la necesidad de darles voz a los niños y niñas, desatar su imaginación y sensibilizar a la población sobre la importancia de la lectura.

¿Y nosotros? ¿Cuándo?
¿Cuáles serían nuestras mejores palabras? ¿Cuáles las que deberíamos desempolvar? ¿Cuáles las nuevas palabras que definieran esas cosas que sólo nosotros sentimos?

Maldita sea… necesito organizar ese congreso!!

Written by Salvador Leal

marzo 22nd, 2007 at 8:27 pm

Usted está aquí

with 11 comments

No sé si resulte demasiado ñoño mi comentario, pero yo adoro los mapas. Lugar al que voy, lugar en donde lo primero que hago es conseguir un mapa para saber cómo moverme, qué hay cerca, qué ruta es más corta o cuál es la manera más rápida de salir en caso de tsunami. Londres es una de las ciudades que más amamos quienes gustamos de los mapas; es una ciudad con calles, callejones y avenidas interesantemente trazadas (no como las gringas que son a-bu-rri-dí-si-mas) pero que consiguen tener cierto orden y armonía en lo general. En contraste, las ciudades mexicanas son, generalmente, la pesadilla de cualquier urbanista. Algunos lugares son perfectos para perderse (Guanajuato y Zacatecas, por ejemplo) pero hay otras en donde es un verdadero milagro encontrar la salida, la entrada y los pasos intermedios entre esas dos. Yo, por ejemplo, a pesar de mi amplia experiencia como chilango, no consigo entenderle a la colonia Roma o a los ‘circuitos’ de Ciudad Satélite.

Como podrán imaginarse, los Google Maps y el Google Earth son los juguetitos más disfrutables de este ñoño insufrible. Pero bueh, el asunto es que con eso de que me gustan los mapas, pues la verdad es que soy un asiduo usuario de la conocidísima Guía Roji.

Uno sabe que un extranjero comienza a mexicanizarse en el momento en el que sabe conjugar el verbo ‘chingar’ correctamente, cuando sabe distinguir entre ‘ahora’, ‘ahorita’ y ‘al rato’, y cuando sabe usar y querer como a su mejor amiga a la Guía Roji. Pues bien, este dato no lo he encontrado en ninguno de los denominados blogs de [comillas]tecnología[comillas], la cosa es que la versión en línea de la Guía Roji acaba de sacar su nueva versión que verdaderamente está para ponerse de pie y aplaudir.

Aquellos que consultamos la Guía Roji en línea, sabíamos que a lo más que aspirábamos era a los conocidos mapas y cuadrantes de toda la vida, acompañados de un pequeño buscador de calles y colonias. Al final, nos terminábamos enfrentando al clásico error de las publicaciones ‘tradicionales’: creer que la versión en línea de su producto es lo mismo pero con hipertexto incluido.

A lo que la Guía Roji nos tenía acostumbrados era a esto:

O sea, una versión digitalizada del mapa que toooodos conocemos. De hecho, creo que en algún momento nos salió con algo así que, por supuesto, a nadie le gustó:

Pero el asunto es que desde hace un par de semanas, tienen un impactante sistema de calles y avenidas que te dice hasta dónde hay gasolineras, agencias automotrices y si la calle va para un lado o para el otro. Con la nueva página puedes hacer zoom, irte al cuadro anterior, medir distancias entre dos puntos y, por supuesto, buscar calles y colonias… y no sólo de la Ciudad de México sino también de Guadalajara y Monterrey (hasta donde he investigado). De hecho, el sistema es tan novedoso que ya incluye varias de las carreteras más importantes del país (!) y no dudo que en algún momento llegue a tener un buen mapeo de todo México. Yo, la verdad, estoy encantado. Así se ve más o menos la nueva página de la Guía Roji:

Corran hacia allá. Dénle una visitada. El link está aquí.

P.D. Mientras realizaba este post, me di cuenta que el servicio de la página oficial de Guía Roji es bastante más chafa que el de su versión hosteada en el periódico Reforma. No lo duden, usen este último.

Written by Salvador Leal

marzo 15th, 2007 at 1:06 am

Hortographiá

with 10 comments

Algunos roban posts para parecer más creativos de lo que son. Otros roban ideas para hacerse de dinero y fama. Yo me robo posts cuando tienen información tan útil (para mí y la gente que me rodea), que no deseo tenerla encerrada oxidándose en ‘Mis Favoritos’.

Este post me lo robé vilmente de Qbitácora y lo transcribo aquí casi íntegramente (los cambios que hice fue para que nuestros amigos mexicanos lo entiendan mejor). Porfa, léanlo mucho. Y luego háganle caso. De veras.

 

1. Introducción.

El objetivo de este texto es doble:

* Resumir brevemente y de manera práctica los conceptos más importantes, habituales y útiles de ortografía.
* Exponer, también brevemente y de manera clara, los errores más frecuentes y/o llamativos que suelo encontrar habitualmente en Internet, y que he podido recordar según lo escribía. Posiblemente se me hayan olvidado algunos, que añadiré en cuanto sea consciente de ellos.

Mi texto inicial no contenía todas las ideas que me habría gustado escribir, pues siempre se olvidan algunas, pero en mi ayuda he usado la “Ortografía de la Lengua Española” de la Real Academia, la cual además me ha servido de utilidad para aclarar algunas dudas que tenía y aprender otras cosas.

Seguramente se podrá mejorar, pero no mucho sin hacerlo excesivamente largo, pesado e impráctico, por lo que he quedado bastante satisfecho del resultado final. :D

2. Tildes.

* Palabras agudas: Llevan acento solamente las terminadas en vocal, “n” o “s”:

– N: Comunicación, asociación, visión, fijación, luxación, tensión, …
– S: Tendrás, mirarás, irás, vendrás, …
– Vocal: Tendrá, mirará, irá, vendrá, …

* Palabras graves: Es el caso inverso del anterior. Llevan acento solamente las NO terminadas en vocal, “n” o “s”:

Árbol, ídem, césped, fútil, débil, …

* Palabras esdrújulas y sobreesdrújulas: Llevan todas tilde.

Las reglas anteriores tienen excepciones, debido a palabras que se escriben igual pero que tienen distinto significado según el contexto, por lo que para facilitar su distinción, unas llevan acento y otras no:

* Interrogaciones, exclamaciones y afirmaciones: El acento lo llevan las palabras que expresan la interrogación o exclamación, estén en frases interrogativas, exclamativas o afirmativas:

¿Cómo se llega ahí? – ¡Cómo ganamos! – No sabe cómo hacerlo – Parece como desanimado
¿Cuál es el camino? – Le preguntó cuál era el camino – Tal para cual
¿Cuándo empieza? – Pensó cuándo se iría – Cuando tenga que ser
¿Cuánto cuesta? – ¡Cuánta mala leche! – Explicó cuánto bien le haría solucionarlo cuanto antes
¿Dónde vas? – Preguntó dónde iba – En donde lo dejó
¿Por qué pasó? – El porqué del problema – Porque era inevitable
¿Qué dices? – ¡Qué bien! – Qué cosa más fea – Lo que digo – ¿Que no sabes la respuesta?
¿Quién es? – Mira quién habla – Le presentó a quien ya conoces

* Pronombres (tú, mí, él) y adjetivos posesivos (tu, mi) / artículo (el): Los pronombres llevan acento, mientras que los adjetivos posesivos y artículos no:

eres mexicano – Tu casa
Es para Mi coche
Él fue a Veracruz – El día de mañana

* Pronombres (éste, ése, aquél) y adjetivos demostrativos (este, ese aquel): Los pronombres llevan acento, (excepto el género neutro: esto, eso y aquello):

Mi equipo es éste / Este día es lluvioso
Ése es el dueño / Ese día tal como hoy
Aquéllas no hacen más que cuchichear / El dueño de aquella casa
Esto
lo he escrito yo / Eso es para ti / Nada de aquello era verdad

* Conjunciones (mas, si) y adverbios (más, sí) / pronombre (sí): Los adverbios y el pronombre llevan acento:

Lo intentó, mas no lo consiguió – Cuatro millones más
Si vas, no vuelvas – quiero – Lo hizo por mismo

* Pronombres (se / te) y verbos (ser, saber) / sustantivo (té): Los verbos y sustantivos llevan acento:

Se dice que se perdió – algo de provecho – Yo lo
Te lo digo y te lo repito – Beber

* Preposición (de) y verbo (dar): De nuevo, es el verbo el que lleva acento:

De buena gana – gracias

* Adjetivo (solo) y adverbio (sólo): Solo significa aislado, mientras que sólo significa solamente

Está soloSólo lo dijo una vez

* Para distinguir la letra o del número cero, (cuando dicha letra está situada entre números), lleva acento:

7 ó 5

* Aun / aún: Con acento significa todavía, y sin tilde, hasta, incluso, también (o siquiera, con negación):

Aún tiene tiempo / Aun los más torpes lo pueden hacer

3. Otras confusiones habituales.

* Exclamación (ay), verbo (haber) y adverbio (ahí):

¡Ay qué daño! – Hay dos ovejas – Ahí estás

* Verbo (haber) y expresión (a ver):

Haberlo dicho antes / A ver si me dices…

* Verbos hacer y echar:

He hecho el trabajo / Le echo de aquí

* Verbo (haber), verbo (hallar) y sustantivo (haya):

Cuando se haya equivocado / ¿Puedes hallar la solución? / Un bosque de hayas

* Signos de exclamación y de interrogación: Hay una tendencia, causada en parte por la influencia del inglés, y en parte por pereza y despreocupación, a no escribir los signos de apertura de exclamación y de interrogación, que a mí me resulta especialmente molesta:

¡Eso hay que corregirlo!
¿Quién hace eso?

* Reglas de capitalización en títulos: Debido a la influencia de las reglas de capitalización de títulos de obras literarias, cinematográficas y artísticas en general en inglés, hay una tendencia a imitarlo en español. Mal hecho. En español es mucho más fácil que en inglés, y los títulos se escriben como cualquier otra frase: La primera letra en mayúscula y el resto de letras de todas las palabras en minúsculas, excepto la inicial de los nombres propios (personas, mascotas, lugares, festividades):

La visita de Santa Claus
La Venus de Milo
La rendición de Breda
Liberad a Willy
El puente sobre el río Kwai
De la Tierra a la Luna
Pesadilla antes de Navidad

* Signos de puntuación (punto, coma, punto y coma, dos puntos, puntos suspensivos) y espacios en blanco: No llevan espacio en blanco de separación con la letra anterior, pero sí con la siguiente:

El blanco, el verde, el amarillo y el azul…
La consecuencia: Inflación

* Signos de puntuación (signos de interrogación y exclamación, comillas, paréntesis, corchetes, raya): Se escriben encerrando una o varias palabras sin dejar espacios en blanco de separación entre ellos:

Mañana o pasado mañana -un día de estos- lo llevaré a reparar
Mañana o pasado mañana (un día de estos) lo llevaré a reparar
Bonito refrán: “Más vale pájaro en mano…”

**Este post llegó a ustedes por cortesía del Fideicomiso Salvador Leal para la Cultura y las Artes**

Written by Salvador Leal

marzo 12th, 2007 at 7:42 pm